AmbigúMartha Elba Torres Martínez

Ambigú

1.034 Vistas

El voto duro de Amlo y Morena, versión Sosa Cordero

+ Nómina educativa; si el Presidente dice: va, no se discute: Frutis

+ Prensa, cada vez más insensible ante la muerte trágica

Martha Elba Torres Martínez

En la visita de este mes, del presidente López Obrador a Michoacán, el gobernador Silvano Aureoles terminó convenciéndolo de los enormes beneficios para el estado que traerá la federalización total de la nómina magisterial. Y dijo: va. Pero al bajar a la instancia correspondiente –la SEP-, resulta que no hay dinero. ¿No hay, cuando se estima que cerrará este año el Gobierno Federal con un subejercicio presupuestal de 200 mil millones de pesos?

No pude resistirme y se lo pregunté a Alberto Frutis, secretario de Educación del estado, en literal, entrevista banquetera.

-¿Quién te dijo eso?

Un pajarito.

-¡Pero cómo te enteras!

Pues ya ves.

Enmudece por unos momentos y suelta:

-¿En un país quién manda?

Pues el Presidente.

-Ahí tienes. Entonces, nosotros estamos en esa tónica. ¿Qué tenemos que hacer los funcionarios que estamos debajo de quien manda? Hacer operativo lo que ellos indican. Si el gobernador dice: hay que abrir escuela, no hay que decir si hay o no presupuesto, se abre la escuela. Hacer la sinergia, la gestión y abrirla. Yo no tengo esos datos de que Esteban Moctezuma…

Se puso remilgoso.

-Pues tiene que hacer su chamba ¿no? Tiene que buscar los recursos, las posibilidades. Obviamente en este momento, y quiero entenderlo así, el proceso presupuestal (del año) va muy avanzado. Pero habrá recursos extraordinarios que estamos gestionando con él, para que en lo que se da el proceso completo de federalización de la nómina, haya recursos para Michoacán. Estamos en la firma de un nuevo convenio, en tanto no se da lo otro, y donde se establezca qué montos puede aportar el estado y qué la Federación, para darle viabilidad al sistema educativo. ¿Qué se espera en septiembre? Que tanto los diputados locales como los federales, se pongan guapos, y determinen: esto va para Michoacán en función de su servicio educativo y la Federación lo mismo.

El gobernador habla de 3,750 millones de pesos para este cierre.

-Lo que se ocupe. Mi presupuesto anual es de 26 mil millones de pesos. Me están otorgando al año aquí, ya en la mezcla Federación-estado, 22 mil, así que traemos un déficit de 4 mil que hay que cubrir y de eso se trata. De acuerdo a las indicaciones del Presidente, que el Congreso federal, todo este déficit, lo contemple en el presupuesto para federalizar la nómina con recursos concurrentes y ya definitivos. Entonces esa es la ruta. Ya estamos revisando los borradores del convenio y la semana que entra, sentarnos con Esteban Moctezuma y ya aterrizar.

“¿Qué hizo el Presidente ahora que vino? Entendió muy bien el tema. El gobernador lo explicó con mucha claridad. Mira. Los procesos de revisión a que fuimos sometidos por parte de la Auditoría Superior de la Federación ayudó mucho, por esos malos dichos que traían algunos, se confirmó que no era así. Y lo entendió el Presidente. Ya tiene muy bien ubicadas las áreas de oportunidades y nosotros estamos puestos para hacer lo que corresponda. Ya no habrá aviadores, ni tampoco bonos, ya lo dijo el presidente. Él vio que tenemos superávit de maestros, y son datos de la propia ASF. Vamos por buen camino. Me preguntan que para cuándo. A muchos les quema el tiempo, pero a nosotros no. Esto lo estamos preparando desde hace 2 años y ya se podrá consolidar pagos muy pronto…

                                                                                              ***

Alberto Frutis García fue el representante del gobernador en la instalación, en Palacio Municipal, de la Junta Patriótica que organizará las fiestas septiembrinas en Morelia. Parecía solo una “presencia”, pero el alcalde morenista Raúl Morón, lo sorprendió cediéndole la declaratoria de tan significativo ritual.

Te sorprendió Morón con la lectura de la declaratoria, ¿verdad? ¿Desde cuándo se conocen?

-(Suelta la carcajada) ¡Uyyy!… Los que estamos en el gremio nos conocemos muy bien. Él en su ámbito magisterial ha trabajado toda la vida. Lo conozco desde el Movimiento de Bases, y fui de los que apoyamos su movimiento para que fuera secretario general de la Sección 18 del SNTE, con muchos problemas y procesos muy complejos, pero mira lo que nos ha tocado vivir, cada uno desde nuestros ámbitos.

¿Tú marchabas?

-¡Claro que sí!

¿Gritabas gobierno corrupto y prensa vendida?

-No. Siempre he sido partidario del diálogo, porque se construye más con propuestas en los espacios de decisión. Esto lo aprendí en el camino. Cuando uno es joven es muy idealista. Y yo sigo marchando, en contra de los feminicidios, contra la violencia, por los derechos de las mujeres, por el medio ambiente y hasta por el respeto a las mascotas. Marcho por mis ideales y hoy mi ideal es dar resultados a Michoacán en materia educativa.

Solo progresa quien deja las posiciones radicales.

-Totalmente de acuerdo. El radicalismo no te lleva a nada. Tienes que construir. Acuérdate que tenemos que generar una izquierda progresista sin los reductos tradicionales que terminan pesando. Lo que tu contrincante pierde, tu ganas, lo que tu contrincante gana, tu pierdes. Pero siempre debe haber un bien común. Y creo que todos los partidos, si tu revisas sus principios, todos pugnan por una sociedad igualitaria, donde todos vivamos felices, bien, pero luego los enfoques es lo que nos confronta.

El diálogo se interrumpió porque una camioneta militar se había quedado sin batería y movió su vehículo para pasarle corriente. Si el Ejército siempre apoya a los civiles en desgracia, ¿por qué los civiles no, a nuestros soldados?…

                                                                              ***

Un o una columnista, en el afán de crecer y construir, siempre lee a los buenos columnistas. Lástima que Federico Arreola ya perdió la cordura: le gana el hígado al cerebro, y deja de ser de interés. Pero en el camino se descubren plumas enriquecedoras. Esta ocasión, Rodolfo Sosa Cordero, y su cálculo –solo eso- de los 20 millones de votos duros, por los que trabaja López Obrador para perpetuarse en el poder o tras el poder.

Dice Sosa Cordero que todos los movimientos presupuestarios, todos los «ahorros» de la «austeridad republicana», son en realidad hacerse de dinero, y más dinero, para regalárselo a sus «mascotas», porque es lo que quiere y está obteniendo gente leal porque es mantenida por su gobierno”.

Pero me centro en su estimación, a ojo de buen cubero, de 20 millones de votos duros.

En su festejo del primer aniversario de su triunfo electoral, López Obrador anunció que a junio de 2019, ya eran 14 millones de personas las que reciben apoyo directo a través de sus programas sociales. Este dato, hipotéticamente podría ser el piso potencial del voto duro, siguiendo el análisis de Sosa Cordero, en cuanto se beneficia preferentemente a quienes sufragaron por Morena. Pero es un supuesto que tendría que confirmarse.

Pero ¿por qué no, por lo menos, los mismos 30 millones de votos que obtuvo el 1 de julio de 2018?

López Obrador dijo en la mañanera del 17 de este mes, que ya no son 30, sino 50 o 60 millones de ciudadanos más, que están a favor de sus políticas de gobierno. Como siempre, nunca da la fuente de sus “datos” para evitar la verificación de sus dichos y quedó una más de sus estrafalarias declaraciones cotidianas.

Así las cosas, la cuenta de votos duros que Amlo quiere nutrir, no resulta descabellado tasarlos en 20 millones, como lo hizo Sosa Cordero. Purítito sentido común:

¿A poco, todos esos burócratas federales que votaron por López Obrador y Morena, están bien felices de que los echaran a la calle, y lo peor de todo: sin liquidación conforme a la ley?

¿Y los policías federales, y los productores del campo, y las madres que perdieron las instancias infantiles de sus hijos, y los adultos mayores de 65 y 67 años que los bajaron de la pensión, y los médicos y residentes que se quedaron sin chamba; los enfermos que ya no reciben sus medicamentos? Vamos, todas y todos esos reporteros y enlaces de prensa, también ya cansados del Prian que pusieron su esperanza en el “cambio verdadero”, ¿a poco siguen adorando a López Obrador y su 4T?

Yo no sé. Por eso creo más en el cálculo de Rodolfo Sosa, que en los “datos” sin fuente del Presidente. Y 20 millones de votos duros, sí, suenan y son muchos. Pero el padrón electoral para el 2021 estará superando los 90 millones de electores. Así que, mis queridas y queridos lectores, saquen sus conclusiones…

                                                                              ***

La lamentable tragedia donde perdieron la vida cuatro servidores públicos de Michoacán mostró ese lado perverso e insensible de un sector del gremio periodístico, con el tratamiento en redes sociales, específicamente con quien fuera el secretario de Seguridad Pública, José Martínez Godoy Castro.

Al margen de las conjeturas sobre las causas del percance aéreo, que eso en su momento se sabrá,  la narrativa que se centró en torno a este funcionario, fue en el cómo llegó a Michoacán en 2014, dejando de lado el gran servicio que desde la Procuraduría de Justicia, prestó al estado: atrapar a los malosos y que puede contabilizar por decenas, lo que contribuyó a contener esa criminalidad que nos tenía asfixiados. Si hoy repunta la violencia, no es un tema exclusivo de la entidad sino del país y entonces hay que hacer la pregunta a la esfera que corresponde.

Insisto: pudo ser muy polémico por cómo llegó, pero dio resultados y eso es lo importante. Que sepa, no socializaba con la prensa; era retraído, más bien distante. Pero hacía su trabajo.

Una tarde coincidí con él, en el mostrador de una farmacia. Compraba unos analgésicos y yo placebos para mi lucha contra el cáncer. Estaba solo, como yo, cada quien con sus dolencias y sus males.

Honro, que haya sido un magnifico servidor público y no un lastre como tantos politiquillos que vemos por todos lados. Me conduele su familia, sus hijos, ante una pérdida tan inesperada, igual por el doctor Germán Ortega y los pilotos del helicóptero.

Ahora, el gobernador se encuentra en una difícil situación. ¿Quién a la Secretaría de Seguridad Pública? Juan Bernardo Corona, el antecesor en esa dependencia, ya está en la dirigencia estatal del PRD haciendo trabajo político y Carlos Gómez Arrieta fuera de la cancha, mientras se aclara su presunta participación en un acto de tortura a un criminal cuando trabajaba en la Policía Federal.

Aureoles y su gabinete de seguridad, junto con las fuerzas federales, armaron tan buen equipo, que la seguridad en el estado mejoró y eso es indiscutible. La oleada de violencia que vivimos y está extendida prácticamente en todo el país, tiene sus causas y al que hay que preguntarle es al Presidente de México que sigue sin reconocer los 20 mil muertos que ya tiene en su cuenta, por sus malas decisiones.

Por eso, defiendo el trabajo de Godoy y lamento estas muertes…

Comment here

Accesibilidad