AmbigúMartha Elba Torres Martínez

Ambigú

636 Vistas

Los conflictos de Amlo con la libertad de expresión, el derecho a la información y la réplica

Por Martha Elba Torres Martínez

SemMéxico. 16 de julio 2020.- El poder es una relación en la cual una persona, un grupo, una fuerza, una institución o una norma condicionan el comportamiento de otra u otras, con independencia de su voluntad y de su resistencia. Existen diversas clases de poder: el originario, el político, el paternal, el económico, el ideológico y el asociativo. Ellos se encuentran vinculados o estrechamente relacionados entre sí, aunque de manera jerárquica o piramidal, dependiendo de las circunstancias de tiempo y lugar.

El poder ideológico se manifiesta primordialmente a través de: a) las religiones, b) las escuelas, c) los medios de comunicación masiva y d) los escritores, intelectuales y científicos.

Estas ideas forman parte del ensayo “Los Medios de Comunicación Masiva y el Estado de Derecho, la Democracia, la Política y la Ética”, que en 1999 publicó el difuntito Jorge Carpizo McGregor en la Revista Jurídicas de la UNAM, para aludir indirectamente al libelo “Escándalos” que editó ese mismo año, Rafael Loret de Mola, donde hace escarnio de su homosexualidad con “la cofradía de la mano caída”.

Sin duda, otros tiempos. Carpizo puso una reverenda chinga a medios y periodistas de entonces y cierto, con sobrada razón, pero fue parejo. No cabían excepciones. ¿Por qué nunca demandó a Loret por su bodrio? Murió 13 años después.

¿A qué viene esto? Al grave conflicto que el presidente López Obrador tiene con tres derechos fundamentales consagrados en la Constitución: la libertad de expresión, el de informar sobre los asuntos públicos, y la réplica.

Desde el pináculo del poder público, solo él y nadie más puede ejercer la crítica y censura; informa como quiere y de lo que quiere, sin mayor posibilidad de verificación sus famosos “otros datos” que jamás dice de dónde diablos los saca.

La interpretación, como todo, a su manera, de la Réplica.

Es el derecho de toda persona a que sean publicadas o difundidas las aclaraciones que resulten pertinentes, respecto de datos o informaciones transmitidas o publicadas por los sujetos obligados (medios de comunicación, entre otros), relacionados con hechos que le aludan, que sean inexactos o falsos, cuya divulgación le cause un agravio, ya sea político, económico, en su honor, vida privada y/o imagen.

Artículo 5. La crítica periodística será sujeta al derecho de réplica en los términos previstos en esta Ley, siempre y cuando esté sustentada en información falsa o inexacta cuya divulgación le cause un agravio a la persona que lo solicite, ya sea político, económico, en su honor, imagen, reputación o, vida privada; y Artículo 6. La publicación, transmisión o difusión de la rectificación o respuesta formulada en el ejercicio del derecho de réplica, deberá publicarse o transmitirse por los sujetos obligados de manera gratuita. (fuente: http://www.diputados.gob.mx/LeyesBiblio/pdf/LRArt6_MDR_300518.pdf

Aquí hay un problema que en algún momento se debe subsanar ante el uso y abuso de toda la fuerza del Estado, por parte del Presidente, partiendo de que no es una persona común. Se puede amparar en que es ciudadano en pleno ejercicio de sus derechos, pero desde el 1 de diciembre de 2018 es el primer servidor público del país y es sujeto de obligaciones. Se supone.

El tema, es que para sus réplicas consuetudinarias, hace uso de los recursos y aparatos del Estado para confrontar, no aclarar, información falsa o inexacta, sino crítica. Beneficio que no tiene ningún otro ciudadano de este país. En todo caso, como sujeto obligado, por ser servidor público, debe proporcionar información clara, transparente y veraz, y además, garantizar el derecho de réplica a todos los que destaza en las mañaneras.

Pero miente empedernidamente. Muchos le creen sin chistar así se los esté cargando la chin, pero muchos otros no. Es el pensamiento, el razonamiento crítico. El mismo que lo llevó al poder en 2018. ¿Quién puede refutar que elementos del poder ideológico, como son los medios de comunicación masiva y los escritores, intelectuales y científicos estuvieron de su lado en momentos distintos?

La prensa crítica la trae entre cejas, año y medio, y no deja de desacreditarla; le brincó la BOA y a pisotearla. Ayer, los intelectuales y escritores con su desplegado, llamando a la conformación de una gran alianza ciudadana, que junto con los partidos de oposición, pueda rescatar el contrapeso en la Cámara de Diputados que detenga la demolición de todas las instituciones del país para cimentar el poder único, omnipotente y plenipotenciario del Presidente.

¿Qué no la Cuarta luchó precisamente contra el presidencialismo exacerbado de la hegemonía del PRI?

En el desplegado publicado anteayer, «Contra la deriva autoritaria y por la defensa de la democracia», 30 académicos y escritores sostienen que la única manera de “corregir el rumbo” del país será mediante este bloque. “Es imperativo corregir el rumbo y recuperar el pluralismo político y el equilibrio de poderes que caracterizan a la democracia constitucional”.

Lo firman, entre otros, Héctor Aguilar Camín, Roger Bartra, Enrique Krauze, Soledad Loeza, Ángeles Mastretta, Jean Meyer, Jesús Reyes Heroles, Enrique Serna, Guillermo Sheridan, Agustín Basave y José Woldenberg, quienes fueron los primeros en celebrar en el 2000, la transición de un régimen de partido hegemónico a un pluralismo moderado -en términos sartorianos-, en aquel entonces.

Para Woldenberg, citado por Torres (2018) “la transición democrática correspondía con una sociedad modernizada que ya no cabía en el formato de partido hegemónico… que ya no podía conciliar ni representar a todos los intereses y proyectos (…) La legitimación del propio régimen provendría de la necesidad de tener oponentes”.

En aquellos tiempos, obviamente López Obrador y muchísimos de la Cuarta, coincidían a pie juntillas, con la propuesta de los intelectuales. Hoy las y los tilda de conservadores y deshonestos política, e intelectualmente.

Otro ejemplo de la violación sistemática del Presidente de la República a estos derechos ciudadanos, es precisamente la amenaza, para su beneficio político y electorero, de la información en carpetas de investigación, con los casos César Duarte y Emilio Lozoya.

Los nombres de “maiciados” para aprobar la reforma energética y del desvío de recursos públicos a favor del PRI, se sabrán, porque lo que pretende es “matarlos” políticamente, pero ¿habrá justicia en el caso Odebrecht? Difícilmente, pues Lozoya ya negoció su libertad y no estarán todos los que realmente son…

                                                                              ***

Y tiro por viaje a entidades con gobernadores no agachones y sumisos, López Obrador ha encarado la petición en vivo y directo, de la revisión al Pacto Fiscal, a todas luces inequitativo e injusto, pues de cada peso que recibe el Gobierno Federal, se apoquina 80 centavos y los 20 restantes se reparten a estados y municipios.

Pero ayer, durante la conferencia matutina en Jalisco, el Presidente confirmó que se va analizar “la demanda legítima de gobiernos estatales y municipales para revisar el Pacto Fiscal”. Lo que sigue sin decir es cuándo. Nulas esperanzas, si desde mayo pasado ya dijo: “espérense, porque las elecciones federales de 2021 le meten presión, y en junio acusó a los panistas de golpistas y politiqueros con esa demanda.

Así que habrá convención hacendaria, como bien dijo el gobernador de Querétaro, Francisco Domínguez, hasta 2022, que pueda la oposición quebrar la aplanadora de Morena y sus aliados en la Cámara Baja. Y a ver, qué pasa en el Senado si los escenarios vuelven a cambiar drásticamente…

                                                                              ***

Yo, Martha Elba Torres, una humilde periodista sin mayor riqueza que su familia y amigas y amigos, meto las manos al fuego por la honestidad y congruencia de Sara Lovera, que conozco desde hace 40 años. Y si junto con el resto de integrantes del Comité de Selección de candidaturas a consejeras y consejeros del INE, rechazó el perfil de Diana Talavera Flores, tuvo razón: garantizar autonomía e independencia. Cumplió.

Fuera de eso, el ultra amlover e ideólogo de Morena, John Ackerman, puede decir lo que quiera…

                                                                              ***

LA COMIDILLA

Que las nanomoléculas de cítricos que tanto recomienda la secretaria de Gobernación, Olga Sánchez Cordero, están en la lista de 12 medicamentos no recomendados por los riesgos que implica su consumo y porque no existe evidencia de que sirvan para tratar el Covid. Son palabras del director general de Coordinación de los Institutos Nacionales de Salud, Simón Kawa Karasik…

Bibliografía

Carpizo McGregor, Jorge (1999) “Los Medios de Comunicación Masiva y el Estado de Derecho, la democracia, la Política y la Ética”. Boletín Mexicano de Derecho Comparado, IIJ. Núm 96. UNAM. Disponible en: https://revistas.juridicas.unam.mx/index.php/derecho-comparado/article/view/3609

Torres Olivares, Víctor M. (2018) “La nueva disputa por la democracia”. COMECSO Vol. 1, México.  Disponible en: https://www.comecso.com/ciencias-sociales-agenda-nacional/cs/article/view/1556/13

Comment here

Accesibilidad