AmbigúCOLUMNASMartha Elba Torres Martínez

Ambigú

663 Vistas

Funciona la canasta de huevos de Silvano: valora AMLO atraer educación y salud

A nadie conviene una Conago matraquera del Presidente

Martha Elba Torres

SemMéxico, 6 diciembre 2018.- Aun cuando Reforma en “Templo Mayor” intentó infructuosamente acreditar al hoy gobernador jalisciense Enrique Alfaro, el logro de hacer recapacitar al presidente López Obrador sobre lo delicado de involucrar a sus representantes políticos en el tema de seguridad, terminó siendo el propio mandatario federal quien valora la justeza de las causas del michoacano Silvano Aureoles Conejo.

Esto publicó Reforma:

“VAYA momento tenso se vivió ayer (el martes 4) en la reunión entre la Conago y Andrés Manuel López Obrador. Después de dos horas y media de trabajo y justo cuando estaban a punto de levantarse los gobernadores, el mandatario entrante de Jalisco, Enrique Alfaro, pidió la palabra fuera de programa.

EL EMECISTA le solicitó al Presidente que aclarara cuál sería el papel de los superdelegados federales en las tareas de seguridad pública, tema que se había convertido en «el elefante en el cuarto» al que todos nomás veían y del que nadie se atrevía a hablar.

EL JALISCIENSE le dijo a López Obrador que los gobernadores no querían llevar el asunto hasta la Suprema Corte de Justicia de la Nación sino llegar a un acuerdo con él.

ENTONCES, de plano, le preguntó: ¿van a coordinar los superdelegados las reuniones de seguridad en los estados? No, respondió el tabasqueño. ¿Van a ser los secretarios técnicos? No, le volvió a responder. (…)

Según “F. Bartolomé”, Alfaro le dijo a López Obrador que los gobernadores no querían llevar el asunto hasta la Corte sino llegar a un acuerdo con él. Entonces ¿por qué, un día antes anunció Aureoles la controversia constitucional? A la reunión de la Conago llevaba toda su argumentación jurídica para plantearle el caso directamente y en lo individual, al Presidente. Así, 12 gobernadores panistas y Alfaro se sumaron a la postura del michoacano.

¿Y dónde están los priistas? Totalmente doblados. Tienen un miedo terrible a López Obrador que los castigue con las participaciones o la persecución. Y nada que salgan con que es un tema de disciplina e institucionalidad sugerida por Peña Nieto, a quien ya le vale queso lo que hagan los gobernadores de su partido. Es cuestión de dignidad. Respeto a la investidura.

Desde luego que es buena señal que el Presidente comience a recapacitar y corregir. Seguro consultó con su equipo los alcances de la controversia y sus razones. Que sean sus delegados y subdelegados políticos quienes citen a las reuniones diarias de seguridad, es lo de menos; es compartir a civiles que quién sabe quiénes son, información tan delicada como las estrategias de seguridad.

Ahí están los casos de don Eliseo Delgado Sánchez, el alcalde electo de Buenavista que fue ejecutado el 20 de julio; un mes después, su hijo Eliseo Delgado Calvillo ya estaba vinculado a proceso por el homicidio del encargado de la presidencia municipal, Javier Ureña, el 27 de junio. La Procuraduría de Justicia del estado nunca reveló los motivos de las muertes.

Otro ejemplo de por qué no se debe abrir el tema de seguridad a cualquiera, es el del edil de Zamora, Martín Samaguey, a quien el gobernador acusó públicamente, que había nombrado como director de Seguridad Municipal, a un personaje vinculado al crimen organizado. A las 72 horas se disculpó porque “no estaba enterado”.

Frente a estos eventos, el superdelegado Roberto Pantoja y diputados de Morena se indignaron a lo que llamaron “linchamiento político”, pero desde entonces, al Presidente electo se le entregó toda la información sobre autoridades municipales de las que se presumen “relaciones peligrosas” con grupos delictivos.

Entonces, si en Michoacán las cosas están así, cómo en otros estados. Por eso, deducimos que esto también influyó para que López Obrador sacara a sus operadores políticos del tema de seguridad.

Pero que se digan las cosas como son: el único gobernador que llenó la canasta de huevos para luchar abiertamente por las causas de su estado, ha sido Silvano Aureoles…

                                                           ***

A ver, ¿qué otro gobernador, además del michoacano, dijo ¡hasta aquí! ¿al convenio nocivo de la descentralización educativa, que data desde 1992 y que junto con las leoninas minutas con la CNTE han provocado el inagotable déficit financiero de la entidad?

Anteayer, había anunciado Silvano que estaba decidido a irse a pie a la ciudad de México, hacer plantón y hasta huelga de hambre, si el Presidente no le aceptaba la federalización de la nómina magisterial porque para el estado es insostenible. Eso sí, aclaró que en ratos sería a pie y otros en silla de ruedas, por su convalecencia de su cirugía en la columna.

“Pero que me voy, me voy”, confió a esta columnista el gobernador, mostrando el duro y pesado corsé ortopédico que solo se retira para bañarse.

Y es que Coordinadora, en principio, no es nacional, pero sus bastiones se focalizan en Michoacán, Oaxaca, Guerrero y Chiapas, y con mediana fuerza en el Estado de México y la capital del país.

¿A quién pudo consultar el Presidente al respecto, si no a su jefe de asesores, Lázaro Cárdenas Batel, y a su delegado electoral en Baja California, Leonel Godoy Rangel, quienes fueron violentamente obligados por la CNTE a firmar un fregadal de minutas, ¿so pena de incendiar el estado?

Ya nadie se quiere acordar, cómo le dio la Coordinadora y los normalistas, su bienvenida a Fausto Vallejo, en octubre de 2012: le secuestraron más de un centenar de pipas de gasolina y vehículos oficiales, particulares y de empresas en Tiripetío, Cherán y Arteaga, si no les entregaba plazas automáticas.

Cuando amenazaron con hacer explotar las pipas, el gobernador priista solicitó el apoyo de la Federación y entró la Policía Federal a desalojar. ¿Saben cómo recibieron a los elementos? con bombas molotov arrojadas sobre sus cuerpos para ¡quemarlos vivos! Varios resultaron con heridas tan graves que tuvieron que ser dados de baja.

Estos son los maestros y normalistas a los que ahora López Obrador y Esteban Moctezuma quieren “revalorar” con su nuevo proyecto educativo.

Pero en esto, el Presidente ya aceptó que va a corregir y se avisora que comience con Michoacán, porque entonces, en teoría, ya no habría razón de tantos desmadres de los maestros y el Gobierno Federal les depositaría puntual sus salarios y 25 bonos que tanto reclaman, mientras que los normalistas recibirán sus más de mil plazas al año y todos felices y contentos.

Lo dijo ayer López Obrador: “aquí en la Ciudad de México que esta federalizado el servicio, no hay tantos problemas y sencillamente ya no se transfieren los recursos a los estados, los maneja la Federación y esto ayuda. (…)

“Entonces, si así se decide, vamos a la federalización. Estamos por llegar a un acuerdo para federalizar el sistema de salud, que está peor, y uno de los problemas es que está fragmentado; es el IMSS, el ISSSTE, y los sistemas estatales y al final de cuentas, el servicio el deficiente. Vamos a comenzar con algunos estados, y vamos a integrar los servicios de salud. Ya está por iniciarse”.

Mejor regalo de AMLO para los michoacanos en esta Navidad, imposible, siempre y cuando no traigan los nuevos acuerdos letras chiquitas. Hasta un besito le mandamos al Presi.

                                                                       ***

Pero una cosa queda en claro con estas últimas semanas tan cardiacas para Michoacán y el gobernador: si no es por su osadía, la Conago se habría desdibujado como el último reducto de equilibrio político y contrapeso frente al Poder Ejecutivo federal. Así se lo plantee a Aureoles en la reciente rueda de prensa y esto respondió:

“Mi convicción es que la Conago debe jugar un papel de contrapeso y equilibrios al Poder Ejecutivo Federal, que ya tiene a su disposición al Legislativo. Porque por muy demócrata que sea el Presidente de la República, la República está diseñada para esos equilibrios, y las cámaras ya no representan ese equilibrio fundamental.

“Estamos como en la peor época del régimen priista. Literal. La única diferencia es el Presidente. Hay control en las dos cámaras. Con esa obediencia ciega que tanto criticaban. Porfirio (Muñoz Ledo) le dijo ´iluminado´, pero el tema es que la Cuarta, ¡es una ocurrencia de Porfirio! Ahí está la génesis de esta gran iniciativa de la Cuarta República. Como (Porfirio) se siente tan transformador y creador del cielo y la tierra, que entonces, con esta idea, convenció a López Obrador que había que entrar a la cuatro.

“El equilibrio (político de Poderes) está muy endeble. Al Poder Judicial lo traen acosado con el tema de los salarios, más ahora que se amparan jueces y magistrados y es muy fácil descalificar a un Poder, cuando dice que tiene muchos privilegios. En la era de la indignación, cualquier cosa es combustible puro para echarle a la desestabilización. Sí está la República en un riesgo de perder sus equilibrios. El Presidente dice que es muy demócrata y yo le creo, pero acuérdense que, en arca abierta, hasta el más justo peca. Entonces la tentación del poder, a veces es muy pesada.

“Y ojalá no suceda que al rato también tenga el control de todos los gobernadores, porque debe ser un espacio de equilibrio. Y si eso no hace la Conago, pues de nada sirve que yo esté ahí. Que se convierta al rato también en el matraquero del Presidente. Y es por el bien de todos, como dice el clásico tabasqueño”. (A)

Comment here

Accesibilidad