Voto femenino en México

Aún hay quienes restringen nuestros derechos: Verónica Sobrado

815 Vistas
  • Su intervención en el 67 aniversario del voto en la Cámara de Diputados: somos herederas de ese derecho
  • Pidió escuchar a las jóvenes de hoy y entender su enojo

Libertad López

SemMéxico, Cd. de México, 15 de octubre, 2020.- Luego de recorrer brevemente la historia, desde las propuestas de los congresos feministas de 1916 en Yucatán, la diputada panista, especialista en presupuesto, Verónica Sobrado Rodríguez, habló en la ceremonia solemne de la Cámara de Diputados con motivo del 67 aniversario del voto de las mexicanas, de quién y cómo hemos heredado nuestros derechos.

En una intervención vehemente, seria, vestida de rosa magenta, afirmó, que cien años después aún existen en la sociedad y en la clase política actitudes que perturban la universalización de los derechos; los actores políticos que restringen la participación femenina en la actividad política; a quienes hoy por hoy se sienten amenazados por nuestra presencia en la vida pública del país y niegan la realidad que vivimos. Recomendó escuchar la voz de las jóvenes y entender su enojo.

Estuvo rodeada de sus compañeras de partido, con unos carteles morados, hablando de la urgencia de ser visibles y consideradas. Y terminó su discurso con una frase sorprendente, para alguien identificada como de derecha: “Por un mundo donde seamos socialmente iguales, humanamente diferentes y totalmente libres”, dijo al citar a Rosa Luxemburgo, una verdadera revolucionaria alemana que luchó por una socialdemocracia real y por la paz en los albores de la Primera Guerra Mundial de 1912.

Aquí el texto íntegro de la diputada Verónica Sobrado Rodríguez

“¿Cuáles son las funciones públicas que puede y debe desempeñar la mujer a fin de que no solamente sea elemento dirigido sino también dirigente de la sociedad?

Asomarnos en México a las primeras demandas de mujeres para ser ciudadanas, es remontarnos al menos a los dos primeros congresos feministas, hace más de 100 años, en la ciudad de Mérida, Yucatán, cuando se hicieron esa pregunta.

“Estos congresos abrirían el camino para el reconocimiento de la importancia de la participación femenina en el ámbito de la vida pública del país.

Como respuesta a esta interrogante, señalaron: Deben abrirse a la mujer las puertas de todos los campos de acción… y la mujer del porvenir puede desempeñar cualquier cargo público, pues es capaz de ser elemento dirigente de la sociedad.

“Hoy estamos a 67 años de que se promulgaran las reformas constitucionales para que las mujeres mexicanas gozaran, como se dijo, de la ciudadanía plena y a 65 años de que por primera vez en 1955 ejerciéramos el derecho a votar y ser votadas en elecciones federales.

“El camino no ha sido fácil, es largo y sinuoso, se requirieron mujeres valientes, atrevidas, sin miedo, enfrentando violencia política, mujeres que creyeron en sí mismas y que lucharon por el reconocimiento de nuestros derechos.

Por ello, hoy en esta sesión solemne, honramos a las mujeres de todo el país que convencieron y vencieron.

“En los comicios de 1955 se eligieron a las primeras cinco diputadas federales, hoy somos ya 241.

“Así, con el paso de los años, avanzamos de las acciones afirmativas a las cuotas de género y hoy a la Paridad Total.

“No hay duda que las reformas recién aprobadas en esta materia en esta Legislatura de la Paridad, son el inicio de un futuro prometedor para la participación política de las mujeres de nuestro país.

“Aunado a ello, este año dimos un paso trascendental para fortalecer la participación política de las mujeres libre de violencia, con la publicación, el pasado 13 de abril, de la reforma sobre Violencia Política contra las mujeres por razón de Género, que tendrá un impacto significativo en la vida política y electoral de nuestro país. En la próxima elección, por primera vez, habremos de contar con esta importante reforma.

“Así en 2020, en esta Legislatura de la Paridad, avanzamos en la consolidación del piso parejo.

“Pero aún, aún falta camino que conquistar para la auténtica igualdad de derechos, la igualdad sustantiva. Así, la lucha debe ser constante e interminable.

Todavía vemos muchos espacios y lugares donde los derechos políticos de las mujeres no se ejercen a plenitud.

“Aún vemos actitudes que perturban la universalización de los derechos; a actores políticos que restringen la participación femenina en la actividad política; a quienes hoy por hoy se sienten amenazados por nuestra presencia en la vida pública del país y niegan la realidad que vivimos.

“Hoy en día las mujeres seguimos en desventaja en cuanto a salarios, acceso al empleo, a la salud, a la seguridad social y a las oportunidades de ascenso laboral. Hoy aún somos víctimas de violencia política cuando intentamos ejercer nuestros derechos políticos.

“Este año ha sido particularmente especial: miles de mujeres han salido a las calles a dar la batalla, a que su voz sea escuchada, a hacer patente su enojo, su inconformidad, a exigir justicia, a reclamar por la violencia en su contra, a hacer visible el maltrato verbal, físico y sicológico. La pandemia por COVID-19 ha puesto en manifiesto las desigualdades y la violencia que viven las mujeres, así como la falta de presupuesto.

“Ante esta situación, hoy tenemos un gran reto y es cultural, cuando cambie la cultura, cuando realmente se eliminen las barreras, cuando se deje de cuestionar si la paridad es una aspiración excesiva, será cuando alcancemos esta igualdad tan anhelada. Cuando las diputadas y diputados nos unamos para seguir avanzando, tendremos ese México igualitario.

“En Acción Nacional nuestro compromiso es y ha sido permanente a favor de la participación política de las mujeres en igualdad y con el pleno ejercicio de sus derechos, ayer con Florentina Villalobos, primera Diputada Federal en 1964; con Norma Villarreal, nuestra primera Alcaldesa en 1967 y con Martha Erika Alonso, la primera Gobernadora del PAN en 2018.

“En esta legislatura, en el PAN, tenemos el compromiso de seguir trabajando para que las mujeres cuenten con el respaldo de la ley y el presupuesto suficiente, las mujeres no solo deben estar presentes, deben ser centro y punto de partida.

Ayer lucharon por el voto, hoy luchamos por ser nombradas, visibilizadas y respetadas.

“Que la historia sea nuestra referencia y que el futuro sea nuestro aliciente para construir una sociedad más justa y más igualitaria.

“Termino con esta frase de Rosa Luxemburgo. Por un mundo donde seamos socialmente iguales, humanamente diferentes, y totalmente libres”.

Comment here

Accesibilidad