Bellas y AirosasCOLUMNASElvira Hernández Carballido

Bellas y Airosas| Mayte Romo, la necedad editorial

285 Vistas

Elvira Hernández Carballido

SemMéxico, Pachuca, Hidalgo, 5 de octubre del 2022.- Hace unas semanas la editorial Elementum, cien por ciento pachuqueña, cumplió 10 años de haberse fundado y en esta década ha publicado 100 libros. Su fundadora es Mayte Romo, dicen que su nombre verdadero esMaría Teresa Rebollar Romo, pero quienes hemos recibido su apoyo generoso la llamamos simplemente Mayte. Estudió comunicación y decidió probar suerte en Pachuca donde empezó como correctora de estilo, tarea que siempre relacionó con su gran sueño: ser editora de libros.

Necia como ella sola, no desaprovechó la oportunidad que la vida, la suerte y su perseverancia le ofrecieron al poder editar una edición conmemorativa de “La nube estéril”, de Antonio Rodríguez. Así surgió el número cero de la lista de ISBN de Elementum. “Y sucedió ese libro y sucedió esa editorial”, confiesa Mayte, quien jamás ha esperado nada y provoca todo lo que hasta ahora ha logrado.

Fue así como unos años después, yo vagaba con un texto completo de más de cien páginas bajo el brazo. Hojas engargoladas que daban voz a 27 personas, 26 mujeres cómplices y un hombre lleno de sororidad. Se nos había ocurrido escribir sobre el futbol, pero desde el alma femenina, desde la crítica feminista, desde la perspectiva de género, desde la solidaridad machina. El panorama parecía oscuro, dos villanas habían boicoteado mi libro para que no pudiera publicarlo en la editorial universitaria. Era sencillo soltarse a llorar, me habían cerrado una puerta significativa, lo bueno que ellas no contaban que podía tocar mil puertas más y que una se abriría. Así, porque siempre me bendice mi buena estrella, apareció Mayte Romo un día de julio de 2014.

Tan Jovencita, otra Bellairosa chilanga que estaba haciendo del estado de Hidalgo también su escenario de expresión, al estrechar nuestras manos de inmediato hubo química, buena vibra, ese alumbramiento celestial. Le platiqué sobre mi proyecto y a ella le brillaba la mirada. Acordamos que revisaría el material y que en pocos días me diría si había posibilidad de publicar en su recién editorial que ella bautizó como Elementum. Yo podía ser su primer libro publicado bajo su sello.

A los pocos días recibí mi texto como si fuera colección de mapas de piratas y sirenas. Correcciones y sugerencias, comentarios y dudas, en rojo lo incomprensible, en tinta natural lo bien escrito. Me asusté un poco, pero agradecí ser leída y no me quedó más que ponerme a trabajar con ese ritmo que mi futura editora me estaba marcando. Corregimos cada texto y la lectura se volvió clara, las frases brillaban de limpitas, emocionaban cuando tenían que emocionar, persuadían al momento de conmover, emocionaban al instante de argumentar. La hechicera de la edición ya había hecho su magia, Mayte Romo ya nos bendecía.

Al poco rato el acomodo, el reconocimiento a los textos fuertes como el viento de la Bellairosa. La advertencia de los textos suaves más no por eso menos importantes. Su voz siempre entusiasta, ay caray, esta mujer cómo contagia: “Y si el texto de Hortensia Moreno abre el libro… Y si su texto lo cambiamos para acá… Y si acomodamos el de Claudia Pedraza y sus goles por acá… Y si mejor el libro se llama “Las que aman el futbol y otras que no tanto”… Y si cerramos con el maravilloso texto del Doctor Taguenca y si…”

Después la portada, fotos para elegir, su hija Maya fue nuestra modelo hermosa cabeceando un balón. Días de espera hasta que una tarde del mes de mayo, Mayte Romo llegó a mi cubículo con una caja cerrada. La abrimos con torpeza e ilusión y ahí estaba nuestro libro. Nos abrazamos y lloramos, celebramos con lágrimas de alegría este alumbramiento editorial.

Y vienen las presentaciones, las giras, los aplausos, las ventas, la emoción de ver ese libro en las mesas de la librería Gandhi, la foto de quien lo vio en la vitrina de exhibición de un elegante restaurante, las felicitaciones, mi voz llena de orgullo cuando digo mi editora se llama Mayte Romo, directora, fundadora y alma de editorial Elementum, considerada ya una empresa de calidad en Pachuca, Hidalgo. Y los libros que faltan, el que viene, los que ya circulan. Al poco tiempo editó “Relatos Sonoros”, pedacitos de la historia radiofónica hidalguense.

Como presidenta de la Asociación Mexicana de Investigadores de la Comunicación decido organizar encuentros regionales que den presencia y voz a cada estado de nuestra república, qué se hace en Coahuila, qué se investiga en Oaxaca, qué exploramos teóricamente en Aguascalientes, lo que aportamos desde Hidalgo. Una investigadora poco solidaria se burla de esta propuesta, asegura que en “provincia” hay mucha gente “rupestre” que investiga con demasiada sencillez. Su prepotencia nos provoca, es así como creamos una colección denominada “Fragmentario de la Comunicación Rupestre” y las/los “provincianos” llevamos ya siete tomos de esta obra donde se ha dado a conocer una gran variedad de temas, desde la credibilidad, el arte, la interculturalidad, el feminismo, los medios de comunicación. Todo bajo la supervisión de doña Mayte, quien luego apoyaría la edición de “Caja de Herramientas para el periodismo de investigación”.

Incansable, siempre dispuesta a ayudarme, hizo posible que publicara un libro sobre las primeras reporteras mexicanas y mi primera novela “Las Melodys”. Pero, no soy la única que se ha sentido bien acompañada en estas aventuras editoriales, otros escritores y escritoras, investigadores/as, poetas y periodistas han confiado en su trabajo. Ahí están las antologías de cuentos que coordinó Agustín Cadena, “Callejeros” y “Lotería”, historias de vidas de mujeres -entre ellas la de nuestra querida Martha Canseco-, testimonios sobre el confinamiento, la melancólica literatura de María Elena Ortega, los provocadores cuentos de E. J. Valdés, Florence Toussaint y el escenario de la prensa en el porfiriato.

La pandemia hizo tambalear a Elementum, mas no a su editora, necia y perseverante, no deja de ofrecer los servicios editoriales de una pequeña empresa que se engrandece gracias a cada libro publicado. Motiva a la escritura con su espacio “Clan de Letras, un concurso donde cada mes quien desee participar tiene la gran oportunidad de ver su texto publicado. Presenta libros de manera virtual y presencial.

Hoy, contra viento y más viento, Elementum celebra 10 años y cien libros publicados, un texto conmemorativo evoca esta fecha y este número, Romo sabe agradecer, enumera anécdotas, menciona tantos nombres aliados y leales.

Yo la considero mi amiga, aunque siga hablándome de usted. No deja de enviarme mensajes con el clásico inicios: “Mi querida doc, se me ocurre que…” Hemos viajado a muchos lugares cargadas de libros, la más reciente a Guanajuato. Hemos tenido la alegría de ver a gente acercarse para comprar los libros y también la desventura de vender un solo ejemplar en alguna feria, presentación o evento. Sin embargo, cualquier pequeño detalle nos motiva, Mayte siempre planea una nueva estrategia, tiene un nuevo proyecto para compartir, un nuevo libro para publicar.

Gracias Mayte Romo por ser nuestra editora bella y airosa, gracias por tu necedad y por tu calidad humana, amiga, cómplice, mi editora por siempre.

Conozcan el catálogo y, ojalá, pidan los servicios de Elementum, siempre hay presupuesto para cualquier libro que deseen publicar.

https://www.editorialelementum.com.mx/

Comment here

Accesibilidad