AmbigúCOLUMNASMartha Elba Torres Martínez

Biden a AMLO: autoritarismo corroe democracia

434 Vistas

+ Apoyo a OSCs y medios que denuncien corrupción

Por Martha Elba Torres Martínez

SemMéxico. Morelia. 3 de junio de 2021.- Como nunca, la democracia mexicana está siendo observada por las potencias mundiales. Indudablemente ven riesgos en las votaciones de este domingo 6 de junio en nuestro país. El Presidente reconoció abiertamente que está metido en el proceso electoral, bajo el argumento de impedir el “fraude” de la oposición. La competencia sí que está reñida y las encuestas no pintan repetir la “aplanadora” de su partido y aliados, ni el carro completo en las gubernaturas, como suponía a principios de año.

Nada es casualidad y la observancia es más que visible.

Sobre la sorpresiva visita del director de la CIA, William Burns. Esto escribió Raymundo Rivapalacio, el primero del mes:

 “Por voz del Presidente supimos de la visita del jefe de la CIA, William Burns, a México la semana pasada, aunque el secretario de Relaciones Exteriores, Marcelo Ebrard, sólo mencionó la visita del subdirector, David Cohen. ¿Quién vino realmente? Burns o Cohen, o los dos, lo que sería insólito. La versión oficial fue que era para preparar la visita de la vicepresidenta Kamala Harris, el 8 de junio, pero la CIA no prepara visitas de otros funcionarios, ni revisa la agenda de otros. El viaje de Harris lo llevan el Consejo de Seguridad Nacional de la Casa Blanca y el Departamento de Estado.

Efectivamente, las tareas de esta agencia, oficialmente es recopilar y analizar información a nivel internacional para asistir al gobierno estadunidense en decisiones de política exterior. Algunos de los temas en lo que se enfoca son la no proliferación nuclear, el terrorismo, el crimen internacional organizado o el tráfico de narcóticos. Su lado oscuro, todos los sabemos: es el espionaje, contraespionaje y armar golpes de Estado o insurrecciones ante potenciales peligros a los intereses de ese país.

Kamala Harris estará aquí en plena rebatiña postelectoral. Insisto, no es casualidad. A Estados Unidos le debe preocupar el rumbo que tome la democracia mexicana y una eventual venezolización de su vecino del sur.

Razones sobran.

La revolución bolivariana en Venezuela solo agudizó la pobreza, acabó con la economía y restringió las libertades. La ONU ha estimado que a finales de este 2021, el exilio y búsqueda de refugio en otros países del continente alcance la cifra de 6.2 millones de personas, lo que superaría al fenómeno migratorio sirio.

El modelo a la mexicana del chavismo, que no es otra cosa que la 4T, puede provocar un éxodo a Estados Unidos, no solo de los buscadores del sueño americano sino también de clasemedieros y ricos, que aun con todos sus capitales, agudizarían el problema migratorio y por tanto, la tensión entre ambos país. Tampoco se puede descartar las solicitudes de asilo político ante una incierta persecución de opositores.

Y los periodicazos -es un decir-; editoriales muy claros y directos para decirle al presidente López Obrador cómo ven en el Reino Unido, Francia y Alemania.

Primero fue “The Economist”, el prestigiado medio inglés que publicó en su última edición de mayo: “El presidente Andrés Manuel López Obrador representa un riesgo para la democracia en México”; le dijo “falso mesías” en su controversial portada de adelanto, por el clima de animadversión promovido en su discurso de las mañanas.

Le siguió el diario francés “Le Monde” con un abordaje al “hiperpresidencialismo” que ejerce Amlo y que afecta estas elecciones en México. Frédéric Saliba, corresponsal en nuestro país, señaló que “nunca un presidente mexicano ha desacreditado tanto a las autoridades electorales”. “El interesado denuncia la ‘parcialidad’ del INE en beneficio de la oposición. Su ‘hiperpresidencia’, dirigida contra los contrapoderes, provoca un clamor contra los riesgos, según sus críticos, de la ‘deriva autocrática’”, afirmó.

En el mismo tenor, el diario alemán “Die Welt” señaló que “las elecciones más grandes de la historia en México no son más que un referéndum presidencial. La votación (de pasado mañana) es en realidad una especie de referéndum sobre el presidente López Obrador, que gobierna de manera cada vez más autocrática”, escribió la periodista Hildegard Stausberg.

Señala que a la mitad de su mandato, López Obrador divide a México en dos bloques, entre gente buena, y los ricos y malos. Asimismo, apunta que el Presidente se ha colocado en un espacio en el que se autoproclama como el único protector de la gente.

 “AMLO es un maestro de la pintura en blanco y negro, del afilado sí o no, del enfrentamiento implacable. Le gusta afirmar que México en realidad no está avanzando a través de procesos electorales democráticos, sino solo a través de la movilización social permanente”. Hildegard Stausberg dice que desde que asumió el poder, ha usado una ´locura casi mesiánica´ para llevar a México hacia una Cuarta Transformación”. “AMLO justifica así una concentración sin precedentes de todos los procesos de toma de decisiones en sí mismo”.

Los editoriales no nos dicen nada nuevo. Solo estamos a la expectativa de la personalidad que se haga presente en las mañaneras: la del “pueblo bueno” o el padre protector de los pobres, o la del implacable “justiciero” que ordena a la FGR la persecución de políticos, incita a la desconfianza sobre el árbitro electoral y sataniza a los medios de comunicación y periodistas.

Y finalmente el encontronazo directo, a 72 horas de que inicien las votaciones, entre Biden y López Obrador, luego de que el mexicano acusara al gobierno estadunidense de financiar el golpismo contra el “proceso de transformación de México”, a través de la organización civil Mexicanos Contra la Corrupción y la Impunidad.

En estos términos respondió ayer, la Casa Blanca:

 “Estados Unidos predicará con el ejemplo y en asociación con aliados, la sociedad civil y el sector privado para combatir el flagelo de la corrupción. Pero esta es una misión para el mundo entero. Y todos debemos apoyar a los ciudadanos valientes de todo el mundo que exigen una gobernanza honesta y transparente“.

A través del memorando, el gobierno de Biden instruye a “apoyar y fortalecer la capacidad de la sociedad civil, los medios de comunicación y otros agentes de supervisión y rendición de cuentas para realizar investigaciones y análisis sobre las tendencias de la corrupción, promover medidas preventivas, investigar y descubrir la corrupción, exigir responsabilidades a los líderes e informar y apoyar la rendición de cuentas del gobierno.

 “Cuando los líderes roban a los ciudadanos de sus naciones o los oligarcas desobedecen el Estado de Derecho, el crecimiento económico se desacelera, la desigualdad aumenta y la confianza en el gobierno se desploma.

“La corrupción corroe los cimientos de las sociedades democráticas. Hace que el gobierno sea menos efectivo, desperdicia recursos públicos y exacerba las desigualdades en el acceso a los servicios (…) impulsa e intensifica el extremismo y facilita que los regímenes autoritarios corroan la gobernabilidad democrática. La corrupción es un riesgo para nuestra seguridad nacional y debemos reconocerlo como tal”, dijo Biden en el comunicado.

Instruyó a las agencias federales a hacer de la lucha contra la corrupción una prioridad y solicitó que en 200 días se presente un informe con recomendaciones sobre cómo Estados Unidos puede usar mejor sus recursos y asociarse con otros países para combatirla.

Al cierre de esta entrega, mutis del gobierno de la 4T…

***

LA COMIDILLA

Mexicanos Contra la Corrupción y la Impunidad reveló ayer, que el funcionario del IMSS que en marzo de 2020 asignó un contrato de 2,500 ventiladores a un proveedor con largo historial de fraudes y corrupción, fue ascendido este año, por “un llamado presidencial”, a un cargo directivo en el INSABI. La empresa a la que benefició había aportado información falsa para obtener el contrato por 93 millones de dólares y al final no entregó ni un solo equipo.

De acuerdo a una investigación de Mauricio Rubí, retomada por Política Expansión (https://politica.expansion.mx/mexico/2021/06/03/el-abc-del-protocolo-sanitario-para-votar-en-tiempos-de-pandemia-de-covid?utm_source=push_notification), por orden presidencial, un funcionario del IMSS que asignó la contratación de 2,500 ventiladores a un proveedor acusado de fraude y corrupción fue ascendido a un cargo directivo en el Instituto de Salud para el Bienestar (INSABI).

Como director de Prestaciones del IMSS, el médico Víctor Hugo Borja Aburto, había validado en marzo de 2020 –al inicio de la pandemia- una asignación directa por 93 millones de dólares a Levanting Global Servicios LLC, cuyo dueño tenía un largo historial de fraudes en México y en Estados Unidos.

Víctor Hugo Borja Aburto dejó la dirección de Prestaciones Médicas del IMSS y, por invitación presidencial, se integró como directivo del INSABI.

En un oficio fechado el 30 de marzo de 2020, Borja Aburto justificó la asignación directa a Levanting Global, con el argumento de que su propuesta contenía datos objetivos que garantizaban la entrega de los 2,500 ventiladores en menos de un mes.

Sin embargo, la empresa no entregó ni un solo equipo y para obtener el contrato millonario aportó datos falsos, según logró determinar un año después una investigación de la Secretaría de la Función Pública.

 “La empresa proporcionó información falsa en la celebración del contrato respecto a su experiencia y actuó con dolo al aparentar un domicilio falso”, refiere una resolución del 10 de marzo de 2021 en la que se determinó sancionar a Levanting Global con una inhabilitación de 3 años y 9 meses.

En abril de 2020, MCCI reveló que el dueño de la mencionada empresa, Baldemar Pérez Ríos, había sido sancionado en Estados Unidos por presunto fraude bursátil, además de que en sexenios anteriores fue acusado por la Secretaría de la Función Pública de haber tejido una red de compañías fantasma que simulaban competencia y sobornaba a funcionarios para obtener contratos millonarios en Pemex.

A pesar de esos antecedentes, Borja Araujo avaló con su firma el supuesto estudio de mercado hecho por la Coordinación de Adquisición de Bienes, que dio como mejor opción para la venta de los ventiladores a Levanting Global, según el oficio número 09521761 2000/226, del que MCCI tiene copia.

Borja Aburto salió del IMSS en febrero pasado, a punto de cumplir 20 años de servicio ininterrumpido dentro del organismo de salud. Ahora despacha como titular de la Unidad de Coordinación Nacional Médica del INSABI, por “invitación” presidencial.

 “Por su desempeño profesional en el IMSS como director de Prestaciones Médicas, el doctor Víctor Hugo Borja atenderá un llamado presidencial para asumir nuevas responsabilidades en el Instituto de Salud para el Bienestar (INSABI)”, reportó el IMSS en febrero del 2021.

Un mes más tarde, la Secretaría de Función Pública sancionó a Levanting Global Servicios por irregularidades en el proceso de compra de los 2 mil 500 ventiladores para pacientes por Covid-19, al entregar “información falsa”.

Juan Pablo Villa Barragán, quien también participó en la asignación del contrato de los ventiladores, dejó en octubre la Coordinación de Planeación de Infraestructura Médica del IMSS y ahora despacha en el INSABI.

La corrupción en casa…

Comment here

Accesibilidad