Botella al MarCOLUMNASMartha Canseco

Botella al Mar| ¿A ti qué te incomoda?

189 Vistas

Martha Canseco González

SemMéxico, Pachuca, Hidalgo, 14 de noviembre del 2022.- La semana pasada estuve siguiendo muy de cerca el Congreso Internacional de Periodismo con Perspectiva de Género para combatir las violencias y construir igualdad que organizó el Instituto Canario de Igualdad que encabeza mí querida amiga Kika Fumero.

Muy buenas ponencias, interesantes y actuales. En una de ellas que versó sobre los hombres y el feminismo, ahí el ponente, que se dedica a las nuevas masculinidades, se victimizó diciendo que ya no tiene amigos, que está sólo en el mundo y que siente culpa por gozar de sus privilegios.

Sí el joven hombre esperaba la simpatía feminista, que nunca falta, la andanada que tuvo que aguantar, lo dejó sin palabras. Realmente fue jocos mirarlo con la boca abierta.

Catalina Ruíz Navarro, periodista colombiana afincada en México, platicó sobre un experimento que hizo. A su esposo lo invitaron a participar en el proyecto “He for she” contra la violencia de género. Catalina le escribió el discurso, y ahí plasmó todo lo que en los últimos 5 años había reflexionado en sus redes sociales sobre el tema, reflexiones que incluso motivaron amenazas de muerte y violación.

Aquel auditorio donde se llevó a cabo la ceremonia para presentar el programa, estalló en aplausos rabiosos para el marido de la periodista, incluso le insinuaron que era una mujer muy afortunada por tener a “ese ejemplar” como pareja.

¡Ninguna de esas palabras eran de él, fue la periodista la que escribió todo!

Por supuesto he experimentado algo muy similar. Hace algunos años, un partido político “X” organizó, acá en Pachuca, un taller de 8 horas con Ignacio Ovalle, parecía que se había robado mi guion de los talleres de autodefensa, incluso las mismas palabras.

Pero no es lo mismo que diga lo mismo un hombre que una mujer. Yo los veía a ellos arrobados con las palabras de Ignacio, como si les hubiera entregado el santo grial. Claro que lo comenté, fui la primera en tomar la palabra y dije lo que estoy plasmando ahora, ¡silencio sepulcral!

En el taller de Canarias, Catalina insistió, dijo: “yo prefiero la palabra incómodo que culpa en los hombres”. Culpa para buscar el maternaje feminista, incomodidad, lo que realmente les provoca.

Y, ¡sí!, dijo Catalina, a los hombres lo que les incomoda es que se les echen en cara todos los privilegios de los que gozan en este sistema patriarcal. Y digo yo, los hombres tienen que aprender a vivir en la incomodidad, porque no vamos a dejar de señalarlo.

Las mujeres vivimos eternamente incómodas y sí ustedes son honestas, se darán cuenta que hay muchísimas cosas, de las imposiciones de género, de lo que nos han dicho y enseñado, de lo que es ser mujer, que nos tienen totalmente incómodas, por una simple y sencilla razón, porque la mayoría son injustas.

Esto que expuso Catalina sobre la incomodidad, me permitió reflexionar y mucho. La lista que llevo es larga, desde lo más nimio hasta lo verdaderamente importante y sobre todo me doy cuenta y no puedo dejar de comparar, que los hombres no enfrentan lo mismo.

Entre otras cosas, me incomodan los zapatos de tacón, porque me dan calambres, me duelen los pies y me impiden caminar. Me incomodan los escotes muy pronunciados, que cuando hace calor, es fantástico, pero ahí están las miradas masculinas cosificadoras y el cuidado que hay que tener para que no se muevan de lugar los pechos. Me incomoda el maquillaje, porque mi piel no respira y sobre todo porque cuando me miro al espejo, no soy yo. Me incomoda que sobre todo seamos las mujeres de la familia las que organizamos la cena de navidad y preparamos los platillos. Me incomoda que mis vecinas sigan creyendo en el amor romántico y las promesas vanas de ellos. Me incomoda que me hagan a un lado, por ser una mujer de la tercera edad, aunque aún tengo mucho que dar. Me incomoda la violencia de género. Me incomodan los feminicidios y la impunidad que existe alrededor de ellos. Me incomoda un gobierno incapaz e indolente ante las desigualdades que enfrentamos las mexicanas. Me incomoda este sistema patriarcal que no se mueve un ápice y que ya es demasiado eterno.

¿A ti qué te incomoda? (agregar la lista aquí)

botellalmar2017@gmail.com

Comment here

Accesibilidad