Impunidadviolencia

Burlas y mentiras ha dado la Fiscalía de Oaxaca a familiares de Daniela y Virginia

932 Vistas
  • El único detenido fue liberado, pese a tener una sentencia de 85 años de prisión.
  • Van dos presuntos involucrados en la desaparición forzada de las jóvenes que son absueltos, otro murió y un cuarto sigue prófugo.

Soledad Jarquín Edgar

SemMéxico, Oaxaca, 7 de diciembre del 2022.- A 15 años cinco meses de la desaparición de sus primas Virginia y Daniela Ortiz Ramírez, en la región de la mixteca oaxaqueña, Emelia Ortiz García tiene más claridad en la crueldad empleada por las autoridades con su familia, no solo no investigaron los hechos, sino que además las han engañado una y otra vez, recientemente se enteraron que uno de los inculpados fue absuelto en noviembre pasado.

Dos procuradores y tres fiscales conocieron hasta ahora de los hechos ocurridos el 5 de julio de 2007, cuando la maestra bilingüe Virginia de apenas 20 años de edad y su hermana Daniela de 14 años salieron de El Rastrojo, San Juan Copala, una comunidad habitada por indígenas triquis, hacia San Marcos Xinicuesta, pero nunca llegaron a su destino.

El 8 de octubre de 2020, Miguel Ángel Velasco Álvarez, fue sentenciado a 85 años y seis meses de prisión, al menos eso fue lo que le notificaron a Antonia Ramírez, madre de las jóvenes. Sin embargo, conocieron que fue liberado el 10 de octubre de 2022, pero nunca fue notificada la familia.

Eso no tiene ninguna explicación, sostiene Emelia Ortiz, una joven mujer que asumió la defensa de familiares y otras mujeres del pueblo triqui desde hace poco más de tres lustros, pero se indigna ante la actuación del Tribunal Superior de Justicia quien liberó al único inculpado que estaba sentenciado a más de 80 años de prisión por la desaparición forzada de Daniela y Virginia.

Miguel Ángel Velasco Álvarez fue detenido el 11 de diciembre de 2011 y ante el rumor de que había sido liberado acudió a la Fiscalía General de Oaxaca en noviembre pasado, personal de esa dependencia le entregó una tarjeta informativa asegurando que “era muy difícil que Miguel Ángel pudiera salir de prisión”, ya que la pena era alta y porque además estaba sujeto a otras investigaciones en su contra por la comisión de cinco homicidios, entre ellos de Elías Bautista, hermano de la locutora Teresa Bautista, también asesinada junto con Felicitas Martínez, en 2008.

Sin embargo, días después, el 22 de noviembre finalmente reconocieron que sí había sido liberado por la falta de elementos para que permaneciera en prisión. Emelia Ortiz, señala que nunca fueron notificadas para asistir a las audiencias y en su caso para que los testigos fueran a declarar.

“Todo el tiempo nos engañaron”, dice con firmeza Emelia Ortiz quien reitera que no tiene la menor idea de cómo sucedieron las cosas, si estaba sentenciado no habría podido obtener su libertad, pero sí se pudo.

Miguel Ángel Velasco junto con José Ramírez Flores, Timoneo Alejandro Ramírez y Francisco Herrera fueron acusados por la desaparición forzada de las dos jóvenes y ninguno está hoy en prisión. Francisco Herrera fue detenido el 12 de enero del 2012 pero liberado en 2017, tampoco entonces se notificó a la familia, “de lo que nos enteramos después es que habrían pagado por su libertad”.

Timoneo Alejandro Ramírez fue asesinado en mayo de 2010, nunca fue detenido a pesar de las muchas veces que la familia de Daniela y Virginia denunció “que se paseaba en la región y hasta en el zócalo de la ciudad de Oaxaca”.

Emelia Ortiz, señala que la Fiscalía de Oaxaca “supuestamente” tiene una ficha roja por José Ramírez, “él está en la comunidad, a veces en Juxtlahuaca, la gente sabe que anda por ahí”.

Con sorna, Emelia Ortiz recuerda que alguna vez habló con el exgobernador Alejandro Murat, quien serio le explicaba que había una ficha roja para localizar a José Ramírez Flores, ella le respondió: “no es necesario señor gobernador, ese señor lo pueden encontrar en Juxtlahuaca”.

Este tipo de cosas no son la primera que suceden a la familia Ortiz Ramírez, la propia entrevistada recuerda a Evencio Nicolás Martínez Ramírez, quien fue procurador cuando sucedió la desaparición de sus primas. Nunca hizo nada y nos decía “vayan investiguen, si saben algo me avisan”.

Todo ha sido una simulación, concluye Emelia Ortiz. Han pasado más de 15 años y no sabemos qué pasó con mis primas.

SEM/MG

Comment here

Accesibilidad