CEPAL 2022Cobertura especial

Cepal2022| Estadísticas de género para visibilizar desigualdades y generar políticas para enfrentar desafíos

252 Vistas
  • Mujeres fuera del mercado laboral por cuidados y hombres por desempleo.

Elda Montiel

SemMéxico, Ciudad de México, 11 de noviembre del 2022.- En la presentación del informe “Romper el Silencio para alcanzar la igualdad de género en 2030” en la XV Conferencia Regional de la Mujer en América Latina y el Caribe se destacó la importancia de las estadísticas de género para visibilizar la magnitud y la intensidad de las distintas expresiones de la desigualdad como una distribución inequitativa del poder, los recursos, el trabajo, el tiempo y la riqueza que está en la base de la insostenibilidad del estilo de desarrollo dominante.

Se da cuenta de los avances y puntualiza que la información debe complementarse con estudios específicos sobre las representaciones sociales acerca de los ideales del cuidado en la población, sobre las características de los sistemas de bienestar social de cada país y sobre la participación de las mujeres en el mercado laboral, entre otras dimensiones que inciden en la forma en que las sociedades organizan y distribuyen las responsabilidades de cuidado.

“Este documento es un hito, porque se trata del primero que hacemos en el marco de dos órganos subsidiarios de la CEPAL: la Conferencia Regional sobre la Mujer de América Latina y el Caribe y la Conferencia Estadística de las Américas de la CEPAL”, destacó Ana Güezmes García, directora de la División de Genero de la CEPAL, en la presentación del informe.

Fue comentado por Marco Lavagna, director del Instituto Nacional de Estadística y Censos (INDEC) de la Argentina, país que ejerce la Presidencia de la Conferencia Estadística de las Américas, y Nadine Gassman, presidenta del Instituto Nacional de las Mujeres (INMUJERES) de México, en un panel que fue moderado por Clemencia Carabalí, Consejera Presidencial para la Equidad de la Mujer de Colombia.

El informe revela que el enfoque de género, junto con el análisis interseccional, ha permitido comprender y atender las formas en que la desigualdad de género se potencia con otros ejes de discriminación en diferentes ámbitos de la vida como la raza o etnia, la edad, las capacidades funcionales, la sexualidad e identidad de género, y el territorio.

En la información del uso del tempo y el trabajo no remunerado 23 países tienen encuestas de uso del tiempo, 10 países con valorización económica del trabajo doméstico y de cuidados no remunerados, 5 países tienen cuenta satélite del trabajo doméstico y cuidado no remunerado.

Se propone el mejoramiento de los dados sobre uso del tiempo y trabajo no remunerado en los países que ya cuentan con mecanismo de medición e incorporarlos en los países que no poseen aún; Elaboración de Cuentas Satélites de Trabajo no Remunerado. Encuestas de uso de tiempo. 

17 países han tipificado el delito de feminicidio o muerte de mujeres por razón de  género

Por otra parte, el documento hace referencia a los avances legislativos en materia de estadísticas de violencia contra las mujeres y las niñas, ya que todos los países han ratificado la CEDAW y la Convención Belem Do Para. De los países de la región 10 países cuentan con normas sobre producción de datos e información sobre violencia contra las mujeres y feminicidio y al menos 18 países cuentan con una página o sitio web oficial para la difusión de las estadísticas de género.

De los 21 países 13 han aprobado leyes integrales que amplían la comprensión y rango de acción frente a la violencia contra las mujeres y las niñas. Mientras que 17 países han tipificado el delito de feminicidio o muerte de mujeres por razón de género.

Refiere que las encuestas nacionales en América Latina dan cuenta que entre el 63 y 76% por ciento de las mujeres ha sido víctimas de violencia por razón de género en distintos ámbitos de su vida. 1 de cada 5 niñas en la región contrajo matrimonio infantil o están en unión temprana.  

Para las mujeres la principal razón de estar fuera del mercado laboral y el sistema educativo, es atender a las responsabilidades de cuidado y para los hombres la desocupación. Las mujeres dedican 3 veces más de tiempo que los hombres al trabajo doméstico y de cuidados.

En la división sexual del trabajo e injusta organización social del trabajo la mayor concentración de los ingresos entre los hombres de los quintiles más altos, sólo 35.5 % del ingreso laboral individual se encuentra en manos de las mujeres.

Así, por ejemplo, al analizar la información del mercado laboral por ciclo de vida, se ha demostrado que las mujeres jóvenes enfrentan mayores obstáculos para la inserción laboral que los hombres y las mujeres de otros grupos de edad.  Un 37.8 % de las mujeres jóvenes de entre 15 y 24 años y un 22.5 % de los hombres en el mismo rango de edad no estudian ni trabajan remuneradamente.

Mientras que para las mujeres la razón más importante para no tener vínculo con los principales ejes de inclusión social -el mercado laboral y el sistema educativo- se vincula con la necesidad de atender responsabilidades de cuidado (51.1 %), para los hombres la principal razón es la desocupación (44.8 %).

La inclusión productiva y el empleo digno están fuertemente marcados por sesgos de género y condición étnica racial, cuyos efectos se profundizan cuando es observada su interacción.

A nivel regional 24.9 % de los escaños elegidos en los órganos deliberantes de los gobiernos locales están ocupados por mujeres de los 21 países de América Latina. Se estima que a este ritmo tomara más de 40 años alcanzar la paridad en los parlamentos nacionales. 

El documento también repasa la alianza entre organismos productores y entidades usuarias de información y destaca el vínculo entre las oficinas nacionales de estadísticas y los mecanismos para el adelanto de las mujeres, que ha potencializado la difusión de las estadísticas de género.

SEM/MG

Comment here

Accesibilidad