Mujeres

Chiapas: Inefectivas, acciones gubernamentales para atender la Alerta de Género

588 Vistas

Serendipia hace solicitudes de información pública, sin respuesta

Yessica Morales

SemMéxico/Chiapas Paralelo Tuxtla Gutiérrez, Chiapas, 13 de marzo 2022.-  A cinco años de la activación de la Alerta de Género en Chiapas, en un inicio el dinero que se le ha destinado ha sido para las medidas de prevención. Sin embargo, colectivos feministas denunciaron la escasa efectividad de estas, así como la poca atención que reciben mujeres indígenas y migrantes en el estado, informó la iniciativa independiente Serendipia.

En 2016, 52.4% de las mujeres mayores de 15 años enfrentaron algún tipo de violencia, de acuerdo con la Encuesta Nacional sobre la Dinámica de las Relaciones en los Hogares (ENDIREH). Tan sólo en ese año, 26.4 por cada cien mil, fue víctima de violación, según datos analizados del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SESNSP). Un año antes, la tasa de feminicidios alcanzó 1.33 casos por cada cien mil féminas.

Dicho esto, fue el 18 de noviembre de 2016, se decretó la Alerta de Violencia de Género contra las Mujeres (AVGM) en siete municipios: Comitán de Domínguez, Chiapa de Corzo, San Cristóbal de Las Casas, Tapachula, Tonalá, Tuxtla Gutiérrez y Villaflores. Así mismo, se declaró la implementación de acciones específicas para atender la creciente violencia contra mujeres indígenas de la región de Los Altos, territorio caracterizado por su diversidad étnica, lingüística, cultural y religiosa.

Ante este contexto, la iniciativa dirigió 33 solicitudes de información pública a dependencias de nivel estatal y municipal encargados de atender esta Alerta en las siete regiones en que actualmente está activa, con la intención de conocer las acciones concretas. Entre ellas, requirieron una relación de los gastos realizados en la materia desde que existiera registro, además de una copia en versión pública de los documentos: facturas, contratos, órdenes de compra, que comprobaran dicha distribución.

En ese sentido, sólo el 39.3 por ciento de las dependencias entregó la información solicitada y en 27.7% de los casos no recibieron una respuesta. El 9% señaló no contar con recursos para atender la AVGM y nueve por ciento más manifestó no realizar gastos, además 6% se proclamó incompetente y otro 6 por cientos sin información.

26.6 por ciento del dinero para la Alerta de Género en Chiapas se destina a la capacitación de funcionarios públicos, enfatizó Serendipia.

La gráfica muestra la clasificación de los recursos públicos destinados a la Alerta de Género reportados por el estado. Las categorías son las estipuladas en la declaratoria de Alerta de Género decretada por la CONAVIM. Además, fue incluido el rubro “sin categoría” para los gastos que no correspondan a ninguna de estas.

Cortesía: Serendipia.

De ese modo y de acuerdo con los datos reportados a las solicitudes de información, en Chiapas la capacitación de servidores públicos ha supuesto el mayor gasto, con 26.6 por ciento de todas las erogaciones realizadas para atender la AVGM. Es decir, 16.8 millones de pesos destinados para ello en todas las categorías desde la activación de la Alerta.

Se está gastando en capacitaciones para servidores públicos que cambian constantemente: es como empezar de cero cada vez. No basta con capacitar a los funcionarios. Es insuficiente que únicamente dirijan su labor a lo gubernamental, porque nos encontramos con el escaso acceso real que tienen las mujeres a la justicia y a esos lugares de atención, declaró al respecto Olivia Velázquez del Colectivo Feminista Mercedes Olivera (COFEMO).

En ese sentido, otro de los puntos que consideró la iniciativa fue si ¿realmente dichas capacitaciones llegan al personal encargado de atender directamente este tipo de violencia? Por ejemplo, en 2021, integrantes del Colegio de la Frontera Sur (ECOSUR) interrogaron a la Secretaría de Salud del estado sobre si ya había dado a conocer la NOM-046 que permite a las mujeres interrumpir el embarazo. Tras una respuesta afirmativa, preguntaron sobre ella a personal de la salud pública y resultó en que la desconocían.

Una cosa es lo que informan, lo que dicen que se está haciendo, y otra muy diferente es lo que en realidad ocurre. Lo mismo sucede en el caso de la violencia de género, indicó Velázquez.

En esta línea, apenas el 13% del dinero para la Alerta se destinó a políticas públicas en materia de violencia de género. Un campo en el que hace falta prestar más atención, al ser necesario implementar programas que transformen las relaciones desiguales entre hombres y mujeres.

En Chiapas, fue instalada la Alerta de Violencia de Género para 7 municipios.

Del mismo modo, la iniciativa afirmó que la categoría de seguridad es la segunda con mayores erogaciones, con el 27.8 por ciento del total de gastos realizados. Entre las medidas específicas que implementaron en materia de seguridad pública durante 2016. fueron la patrulla rosa y las capacitaciones a personal de seguridad, afirmó Gabriela Duran Pérez, directora del Instituto Municipal de Equidad de Género de Comitán de Domínguez, entre 2015 y 2018.

Sin embargo, esto no siempre se traduce en mejores condiciones de seguridad para las mujeres en la entidad. Por ejemplo, durante 2018, la tasa de violencia familiar en el estado aumentó a 212.4 casos por cada cien mil, de acuerdo con los datos del SESNSP, apenas el 3.75% de todo el dinero para la Alerta se ha dirigido a la realización de estudios destinados a conocer el contexto en que se da este tipo de violencia.

Si se va a trabajar la violencia contra las mujeres en, por ejemplo, la zona fronteriza de Chiapas con Guatemala, tendríamos primero que investigar cómo es que se están dando las relaciones entre estas poblaciones. No podemos tener una incidencia real si no sabemos cómo enfrentar el problema, recordó Velázquez.

Este es un aspecto de vital importancia, por las características particulares que presenta el estado: diversidad étnica, lingüística y cultural. Algo que revelaron los datos, es que hoy en día sigue sin ser un tema prioritario.

Aunado a ello, la visibilización de la violencia es la categoría que menos inversiones ha registrado, según los datos reportados en las respuestas las solicitudes de información. En este punto, recordaron que en el Estado se hablan doce lenguas indígenas además del español: mam, jakalteco, tsotsil, tojolabal, teko, qato’k, tseltsal, lacandón, zoque, ch’ol, chuj y q’anjob’al), de acuerdo con el Sistema de Información Cultural del Gobierno de México.

Realizamos acciones a través de trípticos, panorámicos y medios masivos de comunicación como la radio con la intención de sensibilizar a todo el municipio sobre el tema de la Alerta de Género, declaró Duran Pérez.

Por su parte, la integrante de la COFEMO aseguró que no es suficiente con lanzar spots, pues hay regiones en las que no se habla español y otras en las que dichos mensajes no se transmiten. Por ello, las acciones implementadas se dirigen hacia una población de ciudad, dejando a un lado toda la diversidad cultural y lingüística que hay en el Estado.

Para finalizar, el 24.4 por ciento del dinero para la Alerta no corresponde a ninguna de las siguientes categorías: gastos en vehículos, renta de mobiliario, equipos de cómputo, gasolina, papelería e impresiones no especificados.

No estoy segura de que estos altos índices de violencia de género se deban a falta de dinero para combatirla. Creo que más bien se debe a la mala distribución de dichos recursos, concluyó Velázquez.

Comment here

Accesibilidad