Congreso

CNDH contrapeso del Ejecutivo, no enemigo

1.508 Vistas
  • Lorena Villavicencio: Ejecutivo debe evitar caer en subjetividades
  • Es un organismo autónomo, producto de las luchas sociales de izquierda

Elda Montiel

SemMéxico, Cd. de México, 11 julio 2019.- La diputada Lorena Villavicencio exhortó al Ejecutivo Federal a reflexionar sobre el papel de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) en la vida democrática del país y, por tanto, a atender sus recomendaciones para evitar caer en apreciaciones subjetivas y calificar la estatura moral de una institución que le pertenece a la población mexicana.

La legisladora declaró que el Ejecutivo Federal ha trastocado la relación institucional, entre el Poder que representa y la Comisión Nacional de los Derechos Humanos, trasladando el respeto entre dos instituciones al ámbito de la descalificación personal.

El Ejecutivo Federal -representado por Andrés Manuel López Obrador- tiene hoy la oportunidad, la responsabilidad, pero, sobre todo, el compromiso para atender las violaciones del pasado y comprender que en su posición actual, la CNDH es contrapeso no enemigo.

Se refirió a la necesidad de crear este organismo autónomo, una demanda que viene de las luchas sociales de izquierda, donde el Ejecutivo era juez y parte, para atender las violaciones a los derechos humanos.

La diputada de Morena, como integrante activa de la Comisión de Derechos Humanos de la Cámara de Diputados, manifiesto su solidaridad y reconocimiento a la labor institucional de la CNDH y señaló ante las acusaciones del Ejecutivo, que, si existieran omisiones o fallos en su ejercicio de funciones, se corrijan a la brevedad con respeto a su autonomía.

Villavicencio precisó que la CNDH no es un ente político que se rija bajo una preferencia electoral y partidaria, como tampoco es fiscal, ministerio público, policía o juez, es ante todo, un organismo que vela por el ejercicio pleno de los derechos humanos de la población, más para aquella población que se considera vulnerable.

En el pasado, el Ejecutivo Federal fue omiso y ausente ante la voz de la CNDH, un gobierno que se precie democrático y de izquierda, debe conducirse con probidad y respeto, pero, ante todo, comprender que la CNDH es un organismo que necesariamente para el ejercicio de su función, debe oponerse al Estado, para cumplir con la tarea que la Constitución le ha encomendado y no ser comparsa del gobierno en turno.

Resaltó la naturaleza de la CNDH de oposición a las entidades estatales y su misión en la vida democrática del país de investigar y denunciar las violaciones que las autoridades cometen en contra de los derechos de la ciudadanía.


La pretensión de etiquetar con matices políticos a las resoluciones de la CNDH, solo tendrán el efecto de ocultar el mensaje, pero las acciones arbitrarias que lesionan los derechos de las personas de este país, permanecen sin atención, dijo.

SEM/em/sj

Comment here

Accesibilidad