CulturaCultura

Coloquio Mujer creadora – Mujer imaginada. El reto de las muralistas en los andamios

635 Vistas

Se trata de reflexionar sobre el trabajo de las muralistas mexicanas y extranjeras en los siglos XX y XXI

Celebración del centenario del movimiento muralista mexicano donde las mujeres contribuyeron con su arte y capacidad

Libertad López

 
SemMéxico, Cd. de México, 30 de diciembre, 2021.- Por primera vez se destacará el trabajo de las mujeres muralistas, en un Coloquio convocado por el Centro Nacional de Investigación, Documentación e Información de Artes Plásticas (Cenidiap) del Instituto Nacional de Bellas Artes y Literatura (INBAL).

Por ello ha lanzado una convocatoria para participar en el coloquio Mujer creadora – Mujer imaginada. El reto de las muralistas en los andamios, a realizarse del 17 al 19 de mayo de 2022 en el Aula Magna José Vasconcelos del Centro Nacional de las Artes (Cenart).

La convocatoria explica que el objetivo es reflexionar en torno al trabajo de las artistas que lograron hacer suyos los muros en los siglos XX y XXI, y con motivo del centenario del movimiento muralista mexicano. 

Esta actividad forma parte de la campaña “Contigo en la distancia” de la Secretaría de Cultura del Gobierno de México. Podrán participar académicas y académicos; investigadoras e investigadores, artistas hombres y mujeres que realizan obra mural, a fin de que compartan sus experiencias. 

MUJERES EN EL MURALISMO MEXICANO

Existe una diversidad de obras de mujeres mexicanas y extranjeras que formaron parte de un movimiento que transformó de manera radical el arte público en México durante el siglo XX.

Atentado a las maestras rurales, 1936, por Aurora Reyes.

En el muralismo mexicano, existe una diversa obra de mujeres mexicanas y extranjeras que formaron parte de un movimiento de artistas que transformaron de manera radical el arte público en México durante el siglo XX y que en sus obras reflejaron la preocupación social que marcó la época y la generación de creadores a la que pertenecieron. 

Algunas de ellas:  

Rina Lazo (1923-2019) 

Originaria de Guatemala y fallecida recientemente, esta pintora arribó a México en 1946 tras ganar una beca para estudiar pintura en la Escuela Nacional de Pintura, Escultura y Grabado La Esmeralda. La llegada de Lazo a México se dio cuando el muralismo ya estaba convertido en una de las actividades culturales más importantes del país. Fue asistente de Diego Rivera, con quien trabajó en el icónico mural Sueño de una tarde dominical en la Alameda Central. Rivera se convertiría en maestro de Lazo, y ésta en una pieza destacada del muralismo mexicano.  

Algunas de sus obras murales son El agua, origen de la vida sobre la tierra (1951), ubicada en el Cárcamo de Dolores en Chapultepec; La universidad, la familia y el deporte en México (1952), plasmada en el Estadio Olímpico Universitario; El pueblo en demanda de salud (1953), localizado en el del Hospital La Raza; y La gloriosa victoria (1954) en el Palacio Nacional de la Cultura de Guatemala.   

Elena Huerta (1908-1997) 

Esta artista es autora del que es considerado el mural más grande hecho por una mujer en México, se trata de un trabajo de 450 metros cuadrados ubicado en Saltillo, Coahuila, estado en el que se encuentra la mayor parte de su obra. Sus murales se encuentran en la Escuela Superior de Agricultura Antonio Narro, el Instituto de Ciencias y Artes de Saltillo y en el Centro Cultural Vito Alessio Robles.   

Hermanas Marion y Grace Greenwood 

En la década de 1920 comenzaron a llegar a México artistas de diferentes naciones atraídos por la noticia de que en nuestro país se había gestado un importante movimiento artístico con contenido social; es decir, el muralismo mexicano. Entre esos artistas se encuentran las hermanas Marion y Grace Greenwood, originarias de Brooklyn, Estados Unidos. Ambas estudiaron en la Art Students League de Nueva York y en la Académie Colarossi en París. 

El acercamiento de Marion Greenwood con el muralismo se dio a través de Pablo O’Higgins, quien le enseñó la técnica del fresco; a continuación, ella misma transmitió estos aprendizajes a su hermana Grace. El primer mural que realizó Marion fue Mercado en Taxco (1933), ubicado en el Hotel Taxqueño, en Guerrero. Posteriormente se trasladó a Morelia, donde realizó diversas comisiones y Grace se desempeñó como su asistente. 

En Morelia pintaron Hombre y máquina, ubicado en el Museo Regional Michoacano, y Paisaje y economía de Michoacán, ubicado en el Colegio de San Nicolás. Asimismo, en el Mercado Abelardo L. Rodríguez de la Ciudad de México, Grace Greenwood pintó la obra La minería (1935); mientras que Marion Greenwood plasmó Los alimentos y su distribución por el canal de la Viga (1935) y La industrialización del campo (1935); a su vez ambas realizaron el mural Trabajadores de todos los países, uníos (1935). 

Las obras plasmadas por estas mujeres hacían referencia a la lucha de las clases sociales, la lucha obrera, el anticolonialismo y la libertad de expresión.   

Electa Arenal (1935-1969) 

Además de poeta y escultora, esta artista mexicana se desempeñó hábilmente en la obra mural monumental; recibió formación en esta expresión artística con su madre, Elena Huerta, a quien asistió en los frescos de la Universidad Autónoma Agraria Antonio Narro, en Coahuila; también colaboró con Diego Rivera en los murales exteriores del Estadio Olímpico de Ciudad Universitaria. Más tarde formó parte del Taller Escuela Siqueiros y participó en la realización de los murales del Polyforum Cultural Siqueiros y de la Sala de la Revolución del Museo Nacional de Historia. 

Algunas de sus obras más famosas se encuentran en Cuba, a donde viajó motivada por los ideales de la Revolución Cubana; destacan Canto a la Revolución (1962), Átomos y niños (1963), Revolución Cubana (1965), Infancia (1963), Maternidad (1964) y Palomas (1965). Murió a finales de la década de 1960 al caer de un andamio mientras asistía al muralista David Alfaro Siqueiros en la realización de un mural.  

Valetta Swann (1904-1973) 

Fue una pintora y escultora inglesa que se asentó en México, donde desarrolló una prolífica obra, logrando montar diversas exposiciones individuales incluso en el Palacio de Bellas Artes. Sus trabajos representaban escenas de la vida rural, el campo, las tradiciones y la cotidianidad de las mujeres. Algunas de sus obras murales son Sinfonía cósmica (1960) y Las delicias (1964), esta segunda creada para el Museo Nacional de Antropología.  

Fanny Rabel (1922-2008) 

Esta artista de origen polaco se desarrolló en la pintura de caballete, el grabado, la escenografía y la pintura mural. Fue discípula de Diego Rivera, David Alfaro Siqueiros y Frida Kahlo. Estudió en La Esmeralda y formó parte de Los Fridos. Su obra se alejó de los temas políticos y se centró en cuestiones de emotividad. Algunas de sus obras son Alfabetización (1952), ubicada originalmente en Coyoacán y actualmente desaparecida, y Sobrevivencia de un pueblo por su espíritu (1957) localizada en el Centro Deportivo Israelita de la Ciudad de México.   

Aurora Reyes (1908-1985)   

Es considerada la primera mujer muralista de México; además fue una escritora, activista política y maestra. Originaria de Chihuahua, migró a Ciudad de México, donde ingresó a la Escuela Nacional Preparatoria, institución en la que desarrolló una gran amistad con Frida Kahlo. 

Más tarde estudió en la Academia de San Carlos, donde desarrolló sus habilidades artísticas; no obstante, Reyes fue una gran autodidacta. Sus pinturas se enfocaron en resaltar los problemas de los desprotegidos y desarrolló su estilo en el retrato, mostrando predilección por los rostros femeninos. 

El primer mural que pintó Aurora Reyes se encuentra en el Centro Escolar Revolución y es titulado Atentado a las maestras rurales (1936), en el que reflejaban algunas de las preocupaciones de Reyes, como la educación y la lucha por mejorar las condiciones laborales de las mujeres trabajadoras.

Esta convocatoria, la cual se deriva de una línea de investigación desarrollada en el Cenidiap y aborda diversos aspectos de la historia y el presente de la práctica muralística en nuestro país.

La convocatoria se encuentra abierta y está disponible para su consulta en el sitio web del Centro (cenidiap.net/). Las propuestas serán recibidas hasta el 28 de enero de 2022. Las personas que deseen participar deberán enviar tanto el resumen de las propuestas, así como datos personales a los correos electrónicos coloquiomuralismo@cenidiap.net y difusioncenidiap@cultura.gob.mx 

Los ejes temáticos que serán abordados son: Las muralistas que vinieron de lejos, Mujeres muralistas y acción política, Miradas e imaginarios en torno a lo femenino y Retos y perspectivas actuales. Para más información, consultar el sitio web del Cenidiap o solicitarla en el correo electrónico difusioncenidiap@cultura.gob.mx 

La producción mural de creadoras mexicanas o extranjeras ha enfrentado una serie de obstáculos asociados a un contexto dominado por hombres que han acaparado contratos y concentrado la toma de decisiones. 

Reflexionar sobre las obras murales, realizadas por mujeres a lo largo de un siglo con perspectiva de género y resaltar las cuestiones estéticas, artísticas y de activismo político asociadas a esta producción, son tareas pendientes, al igual que revisar las múltiples representaciones de la mujer y su entorno plasmadas en la obra mural desde los diversos puntos de vista. 

Redes sociales 

Sigue las redes sociales del Cenidiap en Facebook (www.facebook.com/Cenidiap.INBAL), YouTube (www.youtube.com/user/cenidiap/) y Twitter (twitter.com/cenidiap_inbal). 

Se pueden seguir las redes sociales del Instituto Nacional de Bellas Artes y Literatura en Instagram (@INBAMX), Facebook (/INBAmx) y Twitter (@bellasartesinba).  

Sigue las redes sociales de la Secretaría de Cultura en Twitter (@cultura_mx), Facebook (/SecretariaCulturaMX) e Instagram (@culturamx). 

Comment here

Accesibilidad