Impunidad

Con fabricación de pruebas condenan a la defensora indígena Kenia Hernández Montalván a más de 10 años de prisión: Front Line Defender

726 Vistas
  • Acusan: esto con la intención de criminalizar actividades en defensa de los derechos de las comunidades indígenas y campesinas en México.
  • Kenia ha permanecido en detención arbitraria desde octubre de 2020

Redacción

SemMéxico/BillieParkerNoticias, Cd. de México, 23 de febrero,2022.- La organización FRONT LINE DEFENDERS dio a conocer que Kenia Inés Hernández Montalván, defensora indígena amuzga de derechos humanos, de la tierra y de los derechos de los pueblos indígenas, fue condenada a 10 años y seis meses de prisión en lo que la organización internacional acusa de amañado y maquinado proceso con “acoso judicial y la criminalización” por parte del Gobierno de Andrés Manuel López Obrador.

El 5 de febrero del 2022, el Tribunal de Enjuiciamiento del distrito Judicial de Almoloya de Juárez, Estado de México, emitió sentencia condenatoria por el delito de “robo con violencia” en contra de la defensora de derechos humanos Kenia Inés Hernández Montalván. Kenia ha permanecido en detención arbitraria desde octubre de 2020.

La condena está relacionada con una de las siete causas penales (cinco de ámbito federal y dos del fuero común en el Estado de México) que se han abierto en su contra con el fin de criminalizarla por su trabajo de defensa de derechos humanos y por ejercer el derecho a la protesta desde junio de 2020.
A finales de 2021, Kenia Inés Hernández Montalván mantuvo durante 61 días una huelga de hambre para denunciar el hostigamiento judicial del que se encuentra siendo objeto por parte del gobierno de México.

Ante lo que considera una injusta sentencia, la organización hace un llamamiento al gobierno mexicano a retirar los cargos fabricados en contra Kenia Inés Hernández Montalván y permitir su inmediata e incondicional liberación; a Garantizar que en espera de su liberación, el tratamiento de la defensora Kenia Inés Hernández Montalván en detención, se adhiera a las condiciones establecidas en el ‘Conjunto de principios para la protección de todas las personas bajo cualquier Forma de detención o prisión ”, adoptada por la resolución 43/173 dela Asamblea General de la ONU de 9 de diciembre de 1988.

Además FLF urge a brindar pronta asistencia y tratamiento médico de calidad a la defensora Kenia Inés Hernández
Montalván y garantizar en toda circunstancia que todos los defensores y defensoras de derechos humanos en México puedan llevar a cabo sus actividades legítimas de derechos humanos sin temor a represalias y libres de todas las restricciones, incluido el acoso judicial.

“Front Line Defenders reitera su rechazo a la criminalización y el acoso judicial del que ha sido objeto la defensora indígena Kenia Inés Hernández Montalván por parte de las autoridades mexicanas y “reafirma su profunda preocupación por la seguridad física y emocional de Kenia ante la fabricación de casos en su contra con la intención de criminalizar sus actividades en defensa de los derechos de las comunidades indígenas y campesinas”.

Al hacer un recuento del proceso refieren que el 25 de octubre de 2020 tras una nueva orden de aprehensión en contra por la Fiscalía General de la República (FGR) por el supuesto delito de “ataques a las vías de comunicación” Kenia fue trasladada al Centro de máxima seguridad No.16 Centro Federal de Readaptación Social Femenil (CEFERESO), en el municipio de Coatlán, estado de Morelos en donde ha permanecido hasta el momento.

A finales de 2021, Kenia Inés Hernández Montalván mantuvo durante 61 días una huelga de hambre para denunciar el hostigamiento judicial del que se encuentra siendo objeto por parte del gobierno de México.

Apuntan en su escrito que el 19 de febrero de 2021, el Tribunal de Enjuiciamiento del distrito Judicial de Almoloya de Juárez, Estado de México, sentenció a diez años y seis meses de prisión a la defensora de derechos humanos Kenia Inés Hernández Montalván, luego de que el 5 de febrero del 2022 se emitiera sentencia condenatoria en su contra por el cargo fabricado de “robo con violencia”. Kenia ha permanecido privada de su libertad un año y cuatro meses desde su detención arbitraria en octubre de 2020.

Kenia Inés Hernández Montalván es defensora indígena amuzga de derechos humanos, de la tierra y de los derechos de los pueblos indígenas. Es coordinadora del Colectivo Libertario Zapata Vive que promueve diferentes formas de resistencia pacífica frente a modelos de desarrollo neo-liberal impuestos por el Estado Mexicano. Actualmente existen 7 casos abiertos en relación con cargos fabricados en contra de la defensora como represalia por su trabajo de defensa de los derechos humanos.

El Tribunal de Enjuiciamiento emitió una condena por diez años y seis meses de prisión, así como a una multa de veintiún mil pesos mexicanos (aproximadamente mil dólares estadounidenses) en contra de la defensora indígena. La sentencia hace parte de una fuerte estrategia de acoso judicial y detenciones arbitrarias que ha experimentado en represalia por defender los derechos de las comunidades campesinas. También está relacionada con una de las 7 causas penales (cinco de ámbito federal y dos del fuero común en el Estado de México) que se han abierto en su contra.

Kenia Inés Hernández Montalván fue detenida el 18 de octubre de 2020 en la caseta de Amozoc, Puebla por un grupo de aproximadamente 22 elementos policíacos y 20 patrullas sin orden judicial, su paradero permaneció desconocido hasta la mañana del 19 de octubre cuando se conoció que había sido trasladada al Centro de Readaptación Social de Santiaguito, ubicado en Almoloya de Juárez.

Comment here

Accesibilidad