Mujeres

Contra acciones de retroceso o regresión en el avance de las mujeres se pronunció la ex embajadora Patricia Galeana

699 Vistas
  • Al ritmo de las acciones de igualdad, tardaremos 257 años para lograrla en el campo del trabajo y los salarios
  • Conmemoración del natalicio de Palma Guillén Sánchez, primera embajadora de México, nombrada por Lázaro Cárdenas del Río

Elda Montiel

SemMéxico. Cd. de México. 27 de marzo 2021.- La ex embajadora de México en Colombia, la historiadora Patricia Galeana lamentó que la violencia contra las mujeres y las desigualdades sociales se hayan triplicado por la pandemia  del coronavirus y advirtió que no puede haber retrocesos o regresiones a lo avanzado por la mitad de la población.

Y dijo que si el ritmo para la igualdad en México, sigue como va, tardaremos 257 años en alcanzarla, sobre todo la igualdad laboral. Habló así en la conferencia que dictó con motivo del natalicio de Palma Guillén Sánchez, la primera embajadora de México en la época del general Lázaro Cárdenas, (1934-1940).

Afirmó que en esa época todavía no estaban reconocidos los derechos políticos de las mujeres. La conferencia de  la doctora Patricia Galeana se enmarca a unos días de celebrarse el Foro de Igualdad de la ONU encabezada por México y Francia, por lo que  expreso que hay que reforzar las acciones a favor de las mujeres, pues no puede haber regresiones o retrasos en lo que se ha avanzado.

La historiadora, diplomática, fundadora y directora del Museo de la Mujer, abundo que la brecha de género de acuerdo del reporte del Foro Económico de Davos del 2020 señala que, si seguimos al ritmo actual de las políticas públicas, tardaremos 257 años en alcanzar la igualdad salarial de hombres y mujeres, “a trabajo igual corresponde salario igual”, hizo notar.

Llamó a la reflexión con las palabras de Norberto Bobbio “el mejor termómetro para medir el grado de civilización de un pueblo es la situación de sus mujeres”. 

También señaló que a nivel mundial los países con mejor respuesta a la pandemia del COVID son los encabezados por mujeres, y, sin embargo, de 193 países sólo 20 están encabezados por mujeres: 9 presidentas, una canciller y 10 Primeras Ministras.

Al referirse a la situación económica de las mujeres refirió que son las más pobres de los pobres con el 60 por ciento a nivel mundial. Que dos tercios de las personas analfabetas son mujeres, “no porque no quieran estudiar, sino porque no las dejan”, y que todavía en 26 países siga prohibido totalmente el aborto.

Respecto a la violencia, señaló que el reporte de la ONU en 2017 registraba 90 mil feminicidios y el 57 por cientos sabemos era por su pareja.

Estas cifras aumentaron con el aislamiento social, a nivel mundial la violencia aumento 25 por ciento y en México el 300 por ciento, datos de la Red Nacional de Refugios.

En México los feminicidios en 2020, datos oficiales, reportan 940 feminicidios que nos colocan después de Brasil. Somos el primer lugar en el mundo en violencia sexual infantil de acuerdo a datos del Senado de la Republica.

Abundo que de acuerdo a la Encuesta Nacional de Género en la que le toco participar, el 68 por ciento de los hombres y el 57 por ciento de las mujeres consideran que la violencia es parte de la vida familiar, ya que reconocen haber sido golpeados de niños por la madre o el padre. 

Consideró este panorama preocupante y vergonzoso, la violencia contra las mujeres es un foco rojo para las autoridades y la sociedad.

Refirió que las feministas mexicanas elaboraron una serie de planteamientos que presentaran en el Foro Generación Igualdad en el que hacen un llamado para que se sumen los tres niveles de gobierno, sociedad civil, organismos autónomos, sector privado. 

Servicio Exterior Mexicano y la ciudadanía

Destacó la doctora Galeana que uno de los objetivos del Museo de la Mujer es recoger la historia de las mujeres para que se reconozca todas sus contribuciones a la construcción del país, como en el caso de Palma Guillén que tiene que ver cómo surge el Servicio Exterior Mexicano que al inicio excluye a las mujeres todo el siglo XIX solo hombres están en los cargos diplomáticos.

Hubo una mujer que tuvo una representación diplomática de facto Hermila Galindo, era una maestra taquimecanógrafa, feminista, secretaria de Venustiano Carranza, también será la encargada para dar a conocer la doctrina Carranza en el extranjero en la Habana, Cuba, llamando a la unión de los pueblos latinoamericanos para unirse frente a las grandes potencias.

Palma Guillén maestra normalista y después universitaria fue nombrada por Lázaro Cárdenas en 1935 Primer Ministra Plenipotenciaria en Colombia, su designación fue interpretada como antecedente para la ciudadanía de las mujeres. También fue la primera mujer en recibir ese nombramiento en América Latina.  

En 1936 es nombrada con el mismo cargo en el Reino de Dinamarca, asesora técnica ante la Sociedad de las Naciones de 1938 a 1942, y agregada cultural de la embajada de México en Italia en 1952. Retorna a México a la academia y escribe la historia de las mujeres.

Palma Guillén trabajó en la Secretaría de Educación con José Vasconcelos fundo las bibliotecas ambulantes era poliglota hablaba inglés, francés, italiano, portugués y catalán. Fue designada por Vasconcelos para acompañar a la escritora chilena Gabriela Mistral en su visita a México y de ahí surgió una amistad de por vida. Gracias a ella volteo la mirada a América Latina.   

Recibe su nombramiento cuando el gobierno de Colombia lo encabezaba Alfonso López Pumarejo, quien estableció una república liberal con una ideología afín al gobierno cardenista. Los educadores colombianos liberales consideraban que el modelo de educación socialista mexicana era un ejemplo, mientras para los conservadores era una amenaza.

La llegada de Palma Guillen a Colombia genero una polémica significativa. Tuvo que enfrentarse al conservadurismo colombiano, principalmente de las mujeres bogotanas. Desmintió que hubiera persecución religiosa en México, aclaró que se hizo un registro para que los sacerdotes se anotarán y el arzobispo prohibió que los párrocos se registraran y fueron ellos los que cerraron los templos. Esto provocó alarma entre las católicas bogotanas y la prensa opositora la acusó de querer intervenir en la política colombiana.

También se le criticó que era soltera y su amistad con Gabriela Mistral.    

Cuando Palma Guillen fue cuestionada en la prensa danesa que cómo era posible que una mujer representara a un país donde las mujeres no tenían derechos políticos, Palma Guillen defendió la situación del gobierno que representaba y contestó que no era necesario que se diera en ese momento el voto a las mujeres, porque podían ocupar cualquier cargo.

Patricia Galeana consideró necesario analizar lo que estaba sucediendo en México, destacó que, aunque las mujeres lucharon en todas las revoluciones sociales ninguna Constitución les reconoció sus derechos. No se les otorgo la ciudadanía hasta la mitad del siglo XX, en 1953.

Recordó la doctora Galeana que la Constitución de 1917 les había negado la ciudadanía a las mujeres, aunque hubo tres iniciativas. Una de Hermila Galindo pidiendo la ciudadanía restringida, es decir a nivel local. Otra de Salvador González Torres, que argumento que era una falsedad decir que las mujeres eran menos inteligentes porque tenían menor estatura, y otra propuesta de Inés Malvaez, maderista, que les pidió a los congresistas no darles el voto a las mujeres porque estaban manejadas por la iglesia y se perderían los logros de la Revolución.

México fue de los últimos seis países de América Latina en otorgar el voto a las mujeres, sólo antes que Colombia (1954); Honduras, Nicaragua y Perú (1955) y Paraguay (1961).

El 28 de agosto de 1935 se crea el Frente Único Pro Derechos de la Mujer que es una muestra de negociación diplomática porque unió tanto a mujeres del Partido Nacional de la Revolución (PNR) formado por Plutarco Elías Calles como del Partidos Comunista o incluso de las ligas católicas, conformado por 800 agrupaciones feministas de todo el país, con más de 50 mil afiliadas de diferentes profesiones y tendencias.

Entre sus dirigentes del PNR destaca Refugio García que quiso lanzar su candidatura por Uruapan y habiendo obtenido la mayoría de los votos de los delegados no se le reconoció su candidatura. Tampoco se le reconoció a Soledad Orozco que se había lanzado por León Guanajuato las dos en 1937. Argumentaron que primero había que reformar la Constitución para que se pudieran lanzar como candidatas.

Para presionar, Refugio “Cuca” García se lanza como independiente y realiza una huelga de hambre afuera de Los Pinos, y amenaza con quemar Palacio Nacional.

Respecto al Servicio Exterior Mexicano, señaló que en la Ley de 1943 se les sigue excluyendo a las mujeres. Se les incorpora en la Ley de 1982 explícitamente con una serie de limitaciones hasta que tenemos a Rosario Green 1998 como la primer Secretaría de Relaciones Exteriores. 

En 2015 se plantea un Programa para dar igualdad de mujeres y hombres en el Servicio Exterior Mexicano.

En este marco de hacer visible las acciones de las mujeres la doctora Patricia Galeana dio a conocer que esta próxima a salir una obra que coordino donde se da cuenta de las diplomáticas mexicanas desde Hermila Galindo, que actúo con una representación diplomática de facto con Venustiano Carranza, Palma Guillen hasta Rosario Green la primera canciller en 1998.

Comment here

Accesibilidad