Lupita Ramos Ponce

Coordenada

617 Vistas

Judith Butler Doctora Honoris Causa de la UdG

• Reconocen sus aportes en la filosofía posestructuralista del feminismo

Lupita Ramos

SemMéxico, 1 noviembre 2018.- La feminista Judith Butler será distinguida por nuestra máxima casa de estudios La Universidad de Guadalajara, con el doctorado Honoris Causa por sus aportes en los campos de la filosofía posestructuralista del feminismo, de la filosofía política y de la ética. Es reconocida como una teórica del género, la identidad y el poder. No en todo el mundo se le hace un reconocimiento de esta magnitud. De hecho, en Brasil, hubo todo un movimiento para impedir su visita en meses recientes.

«Corromper a la juventud» fue la acusación que se realizó sobre Sócrates, el filósofo griego. «Sócrates es culpable», “porque fisgonea las cosas del cielo y de debajo la tierra/ hace parecer buena la mala causa/ y enseña todo esto a los demás». 

Como al filósofo griego, a Butler se le acusa también de “corromper a la juventud” hace algunos poquitos meses Judith fue agredida en el aeropuerto de Congonhas, en Sao Paulo, después de que una petición anónima recabara hasta 370 mil firmas para impedir su visita. Más de un centenar de personas se manifestaron frente a la Universidad con crucifijos en la mano, y quemaron un muñeco con la cara de Butler. En las pancartas podían leerse acusaciones de pedofilia y zoofilia, y por las calles la llamaron «bruja», «exterminadora de familias» y «promotora mundial de la ideología de género». La acusación: “Butler quería corromper la sociedad brasileña, destruir la tradición, pervertir y confundir a los niños”.

Todo esto ocurrió antes de la llegada del Fascista Bolsonaro, imagínese lo que ocurrirá ahora, definitivamente le impedirán la entrada. Son muchos los que la ven como un peligro y temen invitarla a escuelas o institutos. El solo hecho de hablar de género en términos políticos incomoda: «piensan que voy a obligar a los chicos a vestirse de rosa o que les impediré jugar con camiones».

Afortunadamente, no estamos en Brasil ni estamos ante la amenaza de gobiernos antiderechos. Estamos en una Universidad que reconoce el amplio valor de Judith Butler. Para hacer comprensible su teoría, Butler pregunta: «cuando naciste, ¿qué es lo primero que quisieron saber de tí? Exacto, si eras niño o niña».

Hoy, la asignación de sexo se produce incluso antes del parto. «Nadie llega al mundo siendo una ‘persona’. Los humanos sólo somos reconocidos como personas cuando tenemos género». Pero el género no tiene nada que ver con nuestra anatomía: «el género son los significados sociales de la asignación de sexo». Así que más que con los genitales o las hormonas, el género tiene que ver con todas aquellas expectativas que son trasladados al cuerpo del bebé en forma de nombre, colores, juguetes, ropa, comportamiento, hábitos, etcétera.

El problema, es cuando la rigidez de la asignación sexo/genérica  obliga a vivir con miedo y vergüenza. «Tenemos que pensar el género como un espacio de libertad», y entender que hay muchas maneras de ser hombre y mujer, o de no ser ninguna de las dos cosas. 

Felicitemos a la Universidad de Guadalajara por este reconocimiento y sumémonos con Butler a su rechazo político de las estructuras de dominación que subordinan a las mujeres y a todos aquellos que no encajan en el paradigma de la heteronormatividad patriarcal.

lupitaramosponce@gmail.com

@lupitaramosponce

Comment here

Accesibilidad