Internacional

Cuba: Festival agrupa emprendimientos a favor del medio ambiente y la sostenibilidad

557 Vistas

Redacción

SemMéxico/SEMlac, La Habana, Cuba, 29 de agosto del 2022.- Empresas, negocios, proyectos comunitarios y de desarrollo local encontraron en La Quinta de los Molinos, un jardín botánico situado en el centro de La Habana, una oportunidad para promover el emprendimiento sostenible y la economía circular.

El festival «Zona Quinta», los días 27 y 28 de agosto, convocó a numerosos emprendimientos a exponer y comercializar sus productos y servicios, en medio de actividades educativas y recreativas como cierre de las vacaciones de verano.

«Esta iniciativa surge a finales de julio», explicó a SEMlac Lisette Abadie Fiandor, especialista principal del departamento sociocultural de La Quinta de los Molinos.

La institución está en proceso de perfilar su contenido sociocultural y ha decidido agrupar bajo un tema común varios festivales generados allí.

«De ahí nació la idea de este, donde se concentran diversos emprendimientos y la naturaleza, el medioambiente, las artesanías con materiales naturales son el denominador común», apuntó.

La organizadora añadió que todas y todos los presentes se conectan con lo ecológico, el uso de materiales reciclables o que no afecten al medioambiente, incluidos los emprendimientos gastronómicos. Esto igualmente contribuye a preparar el paso de la Quinta a empresa, con una línea de trabajo mejor definida, comentó.

Una primera feria, en julio, dio inicio al verano. La de ahora, en agosto, lo cierra, con la particularidad de estar dedicada a la infancia. «Da conclusión a los 18 talleres de verano que realizamos en la etapa y donde casi 500 infantes participaron», apuntó Abadie Fiandor y resaltó que la mayoría de los emprendimientos presentes están dirigidos por mujeres.

La especialista explicó que, además de servir como espacio de promoción de los proyectos, sus integrantes interactúan con el público. «Tiene un fin educativo y enseñan el proceso de cómo lo hicieron», agregó.

La idea es que la Quinta se convierta en un espacio abierto a los emprendimientos y que sirva de apoyo para quienes están comenzando y son todavía negocios muy pequeñitos, precisó por su parte Alejandro Palmarola, también especialista del lugar.

Detalló que esa institución, ubicada en una de las principales arterias capitalinas, siempre ha estado abierta al tema de la jardinería y las plantas, pero ahora va mucho más allá, en el deseo de abordar lo relativo a la economía circular y aportar a la concreción de los Objetivos de Desarrollo Sostenible.

«La intención es crear una red de emprendimientos que puedan conectar y cerrar los ciclos de producción, y sobre todo el uso de la naturaleza, de plantas nativas, de esencias naturales», dijo a SEMlac.

Esa es, justamente, una de las motivaciones de Arelys Gavilán Aguirre, quien llevó a la feria las producciones de su pequeña empresa AGA, de reciente creación y especializada en jardinería y paisajismo.

Ella ha participado en ambas ediciones de Zona Quinta con sus plantas ornamentales, algunas insertadas en adornos de cerámica fría y barro elaborados por una artesana. Cuenta que su proyecto aspira a proveer de materia prima a otros emprendimientos igualmente representados en la feria, como Deshidratados Habana, un negocio local biosaludable de productos cubanos totalmente naturales, sin azúcares añadidos y de larga durabilidad; y aquellos que venden esencias naturales o elaboran cosméticos.

Para Dayana Pulido, emprendedora de 30 años que lleva adelante el proyecto Daya cosmética natural, en el municipio habanero de Diez de Octubre, la feria es una oportunidad para dar a conocer diferentes negocios y establecer redes de colaboración.

También destacó el aporte de otros foros, como «Habana es nombre de mujer», un proyecto de apoyo a emprendimientos cubanos en materia de imagen publicitaria y que hace énfasis en los liderados por mujeres, pero no exclusivamente para ellas.

Mencionó, igualmente, a «Bazareando», un bazar ecológico que tiene sede en el Parque Montebarreto, en el municipio Playa, y «Ellas hablan», un espacio que acoge el centro cultural Fábrica de Arte Cubano para visibilizar los emprendimientos femeninos en La Habana.

Pulido es profesora de la Facultad de Turismo de la Universidad de La Habana y comenzó la producción de cosméticos durante la pandemia de covid-19, primero para uso propio y de la familia, pero luego lo hizo extensivo a las amistades y, finalmente, decidió establecer el negocio y comenzar con la venta online. «Las presentaciones físicas dan un impulso: no solo porque vendes, sino porque ves a los clientes, interactúas con ellos y puedes hacer contactos con otros emprendimientos».

En ese camino hay que trabajar más, enfatizó, para que este tipo de ferias no se conviertan solo en un lugar para vender, sino para conectar con otras personas, dijo.

Partidaria de cuidar el medioambiente, insiste en que esto supone optimizar el uso de los recursos y disminuir los residuos, sobre todo a partir de su reutilización.

«Esa es una de las ventajas de estos espacios, pues lo que para unos es residuo para otros puede ser el punto de partida. De ahí la importancia de que la feria se convierta en un sitio que verdaderamente impulse la interconexión para el reciclaje y la reutilización efectiva», comentó Pulido.

Juegos de mesa, como los elaborados por el proyecto Más Mente; plantas sembradas en envases biodegradables; tejidos; muñequería; la bisutería confeccionada por Maos y los chocolates artesanales de Cioccolato fueron algunas de las propuestas de Zona Quinta.

«Es la segunda vez que me invitan y me gusta muchísimo», contó a SEMlac la impulsora de Cioccolato, Jennifer Rey, bailarina en Cayo Largo del Sur, quien, ante el cese de su trabajo en la pandemia y el nacimiento de su bebé, decidió comenzar su pequeño emprendimiento.

«Me parece una buena oportunidad para madres como yo, que estamos tratando de salir adelante», acotó Rey, para quien las mujeres emprendedoras requieren mayor comunicación entre ellas y la creación de una red de apoyo.

SEM/MG

Comment here

Accesibilidad