Elecciones

¿De qué y por qué Maru Campos está en juicio y proceso?

828 Vistas

La puntera a la Gubernatura de Chihuahua, atrapada y en campaña

A 9 días del proceso, las preferencias en su favor

Dora Villalobos Mendoza

5ª.Entrega y última

SemMéxico, Chihuahua, Chi., 28 de mayo, 2021.- El proceso judicial que enfrenta Maru Campos es parte del escándalo que generó la detención de César Duarte Jáquez, exgobernador de Chihuahua, quien se encuentra preso en Estados Unidos, en espera de ser extraditado a México.

La “Nómina Secreta” que benefició a la candidata a Gobernadora y a muchas otras personas de la política, la religión y el periodismo, es parte de la corrupción que cometió Duarte Jáquez durante el sexenio pasado.

El exgobernador también creó empresas fantasmas para justificar que saliera dinero del erario público que utilizó en su beneficio personal. Entre otras cosas, adquirió ranchos ganaderos. El Gobierno actual decomisó algunos de ellos y los vendió. Incluso regresó a las arcas públicas parte de lo que Duarte Jáquez robó.

Maru Campos es parte del engranaje de la enorme maquinaria de corrupción que generó el exgobernador Duarte Jáquez.

En Chihuahua la mayoría de las personas sabe que vincularon a proceso judicial a la candidata a Gobernadora, pero no conoce los detalles.

La serie de cinco notas que publicó Ecos de Mirabal pretende explicar los detalles de la vinculación, las razones que tuvo el Juez de Control para decidir que si hay elementos suficientes para llevar a juicio penal a la candidata a Gobernadora.

El Juez de Control estableció seis meses para que las partes, el Ministerio Público y la Defensa, regresen a otra audiencia donde podrán desahogar sus respectivas pruebas. En esa audiencia un juez emitirá la sentencia correspondiente.

Esa  audiencia se realizará en octubre, después de que la persona que sea electa gobernadora tome protesta y sea beneficiada con fuero. Si Maru Campos gana, eludirá la justicia durante los siguientes  seis años.

PANISTAS LOS PRINCIPALES TESTIGOS Y DENUNCIANTES

Pocas personas saben que César Jáuregui Moreno aparece como uno de los testigos más importantes en contra de María Eugenia Campos Galván  en lo que se conoce como la “Nómina Secreta” del exgobernador César Duarte Jáquez.

Esta información salió a relucir durante la audiencia de vinculación a proceso judicial por el delito de cohecho que se llevó a cabo entre el 31 de marzo y el 1 de abril del presente año, en contra de Maru Campos, candidata a Gobernadora de Chihuahua por el PAN y el PRD. 

El Juez del Control, Samuel Uriel Mendoza Rodríguez, expuso el testimonio que dio Jáuregui Moreno a la Fiscalía de la Función Pública el 8 de junio de 2019, cuando confirmó que él y Maru Campos recibieron dinero en efectivo de lo que ahora se conoce como la “Nómina Secreta”.

Jáuregui Moreno argumentó que recibieron el dinero para trabajo legislativo de la fracción parlamentaria del Partido Acción Nacional en el Congreso del Estado.

Según la Fiscalía, entre Jáuregui Moreno y Maru Campos recibieron cerca de 13 millones de pesos de la “Nómina Secreta”, en 34 entregas que oscilan entre los 100 y los 350 mil pesos mensuales durante 2014 y 2015, cuando eran diputados locales. Algunos meses hubo entregas extraordinarias por varios millones de pesos.

Al exponer el testimonio de Jáuregui Moreno, el Juez de Control aclaró que la Defensa de Maru Campos no controvertió esta prueba de la Fiscalía.

Jáuregui Moreno le dijo a la Fiscalía que él y Maru Campos, domo legisladores locales, recibieron el dinero en efectivo del Gobierno del Estado, de conformidad con la Ley General de Contabilidad Gubernamental del Ejecutivo.

En su testimonio, Jáuregui Moreno sostuvo que esas erogaciones en efectivo fueron autorizadas para las fracciones parlamentarias del Congreso del Estado, a través de subsidios que se utilizaron para actividades prioritarias y de interés general.

Aseguró que recibieron el dinero en efectivo por necesidad, después de gestionar recursos ante la Secretaría de Hacienda. Reveló que él encomendó a Maru Campos, quien fungía como vicecoordinadora de la fracción parlamentaria del PAN, para que lo respaldara en los trabajos de apoyo social y en la representación de su cargo como coordinador parlamentario.

Jáuregui Moreno también le dijo a la Fiscalía que una de las encomiendas que le hizo a Maru Campos fue recibir el dinero en efectivo que les entregó la Secretaría de Hacienda.

Reconoció que cada vez que acudió a la Secretaría de Hacienda por el apoyo en efectivo, Maru Campos firmó recibos por la cantidad que recibió.

Según Jáuregui Moreno, ese dinero en efectivo que recibió Maru Campos del Gobierno que encabezó César Duarte ingresó a la fracción parlamentaria del PAN.

Para el Juez de Control, el testimonio de Jáuregui Moreno es congruente con la confesión que hicieron testigos protegidos que presentó la Fiscalía. A su juicio, ese testimonial, pone a Maru Campos en circunstancias de modo, tiempo y lugar, congruentes con otros testimonios.

La Fiscalía presentó otros dos testimonios de personas que trabajaban en la fracción parlamentaria del PAN, quienes también se enteraron y justificaron el dinero en efectivo que recibieron César Jáuregui y Maru Campos por parte del Ejecutivo estatal.

Uno de ellos es Roberto Javier Fierro Duarte, quien se desempeñaba como asesor de la fracción parlamentaria de Acción Nacional en el periodo legislativo 2013-2016.

Fierro Duarte reconoció ante la Fiscalía que los exdiputados del PAN recibieron dinero de lo que ahora se conoce como la “Nómina Secreta” de César Duarte. Precisó que los exlegisladores recibían esa ayuda mensualmente sin más requisito que un recibo simple porque, a su juicio, así estaba regulado y autorizado en la Ley de Egresos.

Otra persona que testificó es Yoselin Vega Vargas, quien laboró en el grupo parlamentario del PAN en 2013. Informó a la Fiscalía que tuvo conocimiento de la ayuda que recibieron los exlegisladores panistas por parte del Ejecutivo estatal.

Igual que Jáuregui Moreno y Fierro Duarte, sostiene que los recursos que recibieron en efectivo los usaron para labores legislativas.

Para el Juez de Control es importante que tanto Jáuregui Moreno como las otras dos personas que trabajaban en la fracción parlamentaria del PAN hayan testificado que Maru Campos recibió dinero en efectivo del Ejecutivo estatal y a cambio haya firmado recibos porque hay coincidencia con los testigos protegidos.

Para contradecir la postura de los tres testigos panistas en el sentido de que César Jáuregui y Maru Campos recibieron el dinero en efectivo de manera legal por parte del Ejecutivo, la Fiscalía presentó testimonios de varias personas que laboraron en la Secretaría de Hacienda entre 2013 y 2015, así como otras que trabajan actualmente en esa institución.

Estos testimoniales afirman que en la Secretaria de Hacienda no existió ningún mecanismo legal que entregara dinero en efectivo a nadie durante la administración de César Duarte.

Uno de los testimonios corresponde a Olivia Evangelina Luévano, quien trabajó en Gobierno del Estado en 2014 como titular de la Dirección de Presupuesto. Afirmó que el Poder Ejecutivo sólo emitió recursos legales a otros poderes del Estado a través de transferencias y nunca en efectivo.

Entre sus labores estaba recibir los oficios de la Unidad Administrativa del Congreso del Estado donde solicitaban cada mes la ministración de recursos y nunca pidieron que fuera en efectivo.

La testiga sostiene que el área a su cargo verificaba los recibos que debe conservar de manera legal la Secretaría de Hacienda cada vez que ministra los recursos y nunca se enteró que de manera regular se entregaran a exdiputados en particular.

Otra testiga es Wendy Palma Orozco Aragón, quien fue directora de Presupuesto en la Secretaria de Hacienda entre 2012 y 2014. Le dijo a la Fiscalía que en su desempeño nunca liberó ningún recurso en efectivo por el concepto de subsidio en favor de ningún partido político.

Otro testimonial es el de Abril Portillo de la Fuente, quien se desempeña actualmente como Directora Jurídica en la Secretaría de Hacienda. Afirmó a la Fiscalía a través de oficio que revisó las transferencias y cheques que hizo la dependencia al Congreso del Estado entre 2014 y 2015 y sólo existen constancias legales de depósitos en cuentas bancarias de las instituciones beneficiadas.

Arturo Fuentes Vélez, actual secretario de Hacienda, también declaró mediante oficio ante la Fiscalía. Afirma que no hay registros legales de pagos en efectivo bajo ningún concepto en favor de Maru Campos.

La Fiscalía presentó también la opinión técnica de María Antonieta Arreola Valenzuela y Rocío Cristina Warios Sánchez, representantes de la Secretaría de la Función Pública, quienes describen el marco legal en que se debe aplicar el recurso público bajo el concepto de Fortalecimiento Legislativo y Desarrollo de la Vida Democrática en el concepto de transferencias.

Afirman que de acuerdo al marco legal no es procedente que el Ejecutivo estatal entregue dinero en efectivo a los legisladores.

Después de exponer estos testimonios que presentó la Fiscalía, el Juez de Control concluyó que no encuentra lógica, ni legal, la entrega del dinero en efectivo que hizo la Secretaría de Hacienda a Maru Campos durante el Gobierno de César Duarte.

“Me parece fuera del orden lógico el intercambio de dinero en efectivo y, aunado a estas opiniones expertas, en el sentido de que no se trata de una cuestión regular y que no ha ocurrido y que deben entenderse de acuerdo a la teoría de la argumentación jurídica”, apuntó el Juez a la hora de vincular a Maru Campos a proceso judicial por el delito de cohecho.

Comment here

Accesibilidad