Internacional

Declaraciones de Congresista Chirinos: Desata terremoto político

214 Vistas

Diana Miloslavich Tupac

SemMéxico, Lima, Perú, 3 de septiembre, 2021.- Las declaraciones de la Congresista Patricia Chirinos dadas a un medio de comunicación sobre agresión verbal del Premier Guido Bellido volvieron a poner en la agenda política el acoso político, esta nueva forma de violencia hacia las mujeres que ha venido marcando la vida de las mujeres políticas en los últimos años.

El terremoto desatado en las redes sociales, en los medios de comunicación han llevado a un conjunto de organizaciones, congresistas, autoridades a manifestarse por esta manifestación de violencia contra las mujeres.

La Campaña Somos la Mitad queremos Paridad sin Acoso, expresó su solidaridad a la congresista y la demanda de una investigación y señalaron que denunciar un acto de acoso no es victimizarse como mujeres. Destacaron que el acoso político es una problemática que viven muchas mujeres políticas quienes no pueden ejercer sus derechos políticos destacando que se buscara sanción y reparación.

El CMP Flora Tristán rechazó los hechos de agresión y violencia verbal y Manuela Ramos expresó que la violencia de género no es broma.

La experta en acoso político Tammy Quintanilla resaltó que la congresista tenía que haber denunciado ante la policía o fiscalía por el maltrato recibido informado a través de la prensa, señalando que las palabras del premier constituyen violencia psicológica de índole sexual, incluso acoso sexual en el espacio público con agravante de abuso de autoridad por el ser el premier presidente del Consejo de Ministro.

La ministra de la Mujer Anahí Duran rechazó toda expresión que relativice, normalice o banalice la violencia sexual, llamando a una investigación con la celeridad debida.

Destacamos el comunicado desde el Congreso: Por una Política sin agresiones contra las mujeres, firmado por 17 congresistas de diversas bancadas de AP, Avanza País, JP, APP, FP y SM/PM.  señalaron que le corresponde a la Comisión de Ética del Congreso actuar frente a cualquier caso de agresión que involucre a los/las congresistas y exhortaron a no pasar por alto los hechos narrados por la Congresista Chirinos. Más adelante las congresistas de JP salieron con otro comunicado condenando tajantemente cualquier acto o expresión que atente contra la dignidad y los derechos de las mujeres y pidiendo investigación y sanción.

Verónica Mendoza, impulsora de la primera iniciativa de ley de acoso político salió a declarar que “Durante mucho tiempo las instituciones públicas y políticas fueron espacios vetados para las mujeres. Cuando logramos participar en ellos, nos tocó enfrentar diversas formas de violencia, desde la violencia física y sexual hasta formas más sutiles («piropos» y «bromas»). Por ello, hemos venido exigiendo políticas y medidas para prevenir y sancionar el acoso político hacia las mujeres desde hace años”

Por otro lado, expresaron diversas opiniones pidiendo investigación la ex presidenta del Congreso Mirta Vásquez, la ex congresista Marisa Glave, entre otras. También la ex Congresista Indira Huilca destacó que una denuncia de violencia de género (verbal o física) merece siempre investigación y que no viene al caso sugerir que la denuncia tiene una motivación política, y que lo central es esclarecer los hechos y no justificarlos. Deplorable e inaceptable la normalización de la violencia contra las mujeres declaró la Vice Presidenta Dina Boluarte.

Finalmente, la PCM salió con un comunicado desmintiendo el hecho y señalando que facilitaran el desarrollo de las investigaciones sujetándose al marco legal vigente.  Ya el Premier, había desmentido el hecho. Por ello importante la investigación y las declaraciones de los tres testigos de lo sucedido.

No podemos ampararnos en señalar que hay motivaciones políticas en la denuncia, tiene que haber una investigación y sanción, para ello llevamos una década insistiendo que hay una nueva forma de violencia contra las mujeres, que restringen sus derechos políticos. Tenemos una legislación aprobada, ahí está la ley 31155.  Tenemos que avanzar y garantizar los derechos políticos de todas las mujeres. Sabíamos de las resistencias del patriarcado a compartir el poder y por ello se identificó esta nueva forma de violencia que denominamos acoso político.

También insistimos en que tiene que haber procedimientos y una ruta para los casos de acoso político, esta es una oportunidad que se nos presenta. Cientos de casos de mujeres han quedado en la impunidad en los últimos años, ahí están los reportes, encuestas, denuncias. Los derechos políticos son universales y todo aquello que los restrinja, limite tiene que ser sancionado. Estaremos vigilantes a la investigación y a la sanción pertinente en el caso de la congresista Chirinos. Y seguiremos trabajando para que otros casos presentados no queden en la impunidad.

Lo sucedido, es sin duda una advertencia que el machismo no va más, hemos avanzado en la legislación y en la garantía de los derechos de las mujeres. Que se asuma con responsabilidad la vida política en nuestro país, las feministas lo han realizado con responsabilidad para fortalecer nuestra democracia, impulsando una legislación que debemos cumplir. Nos anima la esperanza de cambios en la clase política que tenemos.

Cierro este articulo colocando un texto del Reporte de la Campaña Somos la Mitad queremos Paridad preparado para una próxima reunión sobre acoso político que servirá para la propuesta de reglamento que presentará el JNE, en el marco de la ley de acoso político este año.

Principales manifestaciones de acoso político en los procesos electorales

La encuesta realizada en las Elecciones Regionales Municipales 2014 del JNE, reveló que las manifestaciones más recurrentes del acoso político: 58% hostigamiento, 43% presión, 34% violencia, 29% amenazas de todo tipo y 15% persecución. Respecto a los tipos de violencia, la encuesta también consigna que un 91% registra la violencia de tipo psicológica, 22% identifica la violencia de tipo física, mientras que el 4% es de tipo sexual. En la Encuesta de 2018[1], las principales manifestaciones de acoso político reconocidas por las candidatas afectadas involucran actos de burlas, difamaciones y/o calumnias, amenazas, restricción de asistencia o uso de palabras en eventos.

Para las Elecciones Congresales Extraordinarias 2020, las principales manifestaciones de casos de acoso político registradas en alguna instancia del JNE, identificaban el hostigamiento (8 de los 12 casos) relacionado a los roles y estereotipos de género, así como las burlas referidas a la vida personal de las candidatas, las amenazas (3 casos) y el chantaje o presión (1 caso). En ese mismo proceso electoral, la Campaña SMQPAP reportó 15 casos de acoso político, de los cuales se presentaron principalmente como hostigamiento (11 de ellos), seguido de amenazas y persecución.

En el último proceso electoral, Elecciones Generales 2021[2], la Encuesta a candidatas del JNE consultó sobre las principales manifestaciones de acoso político siendo las burlas (35%), la difamación desde diversos medios (30%) y a restricción (16%) y amenazas (14%) las que tienen mayor prevalencia.

Comment here

Accesibilidad