Impunidadviolencia

Denuncia agresión sexual durante el traslado al hospital psiquiátrico

936 Vistas
  • El 3 de febrero se había instalado en la Fiscalía para exigir justicia
  • La víctima advierte que puede reconocer a su agresor

SemMéxico, Oaxaca, 11 de febrero, 2022.- Yeniffer Barroso Rodríguez, denunció vía un video que fue torturada sexualmente por las personas que el pasado jueves 3 de febrero la trasladaron de las oficinas de la Fiscalía de Oaxaca, en Ciudad Judicial al hospital psiquiátrico Cruz del Sur.

En entrevista con SemMéxico, Barroso Rodríguez ratificó sus dichos, señalando que una de las personas con las que la trasladó le introdujo los dedos vía vaginal y la manosearon, además de ser golpeada. Apuntó que puede reconocer a su agresor.

Ayer jueves, Barroso Rodríguez se presentó a las oficinas alternas de la Fiscalía de Oaxaca, donde se entrevistaría con el titular de la dependencia, Arturo de Jesús Peimbert Calvo, quien la había citado en el lugar, pero no se encontraba por lo que no le permitieron el acceso al lugar ubicado en la colonia Unión y Progreso.

Molesta, grabó el video, donde asegura que fue torturada sexualmente durante la detención el pasado 3 de febrero, y reprochó que en el lugar no estuvieran presentes ni el defensor de los Derechos Humanos del Pueblo de Oaxaca, ni la secretaria de la Mujer ni el propio fiscal.

En la entrevista dijo que no había hablado del abuso sexual porque “no es fácil”, apuntó y señaló que seguirá peleando por sus derechos, “si nos quedamos calladas siempre van a abusar de nosotras”. No informó si ya interpuso una denuncia sobre los hechos.

Yeniffer Barroso, quien en septiembre de 2012 fue detenida de forma arbitraria, tras negarse a realizarse un examen médico ante tres personas, las cuales no tenían bata blanca, y que le pidieron desnudarse para ver si no tenía tatuajes, perforaciones o si su busto no era operado.

Entonces volvió a su oficina en el área de comunicación social de la Secretaría de Seguridad Pública, donde después le comunicaron que estaba despedida. Ella convocó a una conferencia de prensa y dijo lo que estaba pasando, además de declarar que no la sacarían de ahí.

Esa misma noche y cuando ya no había personal, hombres y mujeres, presuntamente policías y otros funcionarios, la sacaron “para pasearla”, más tarde fue llevada a los separos de la policía municipal de la Ciudad de Oaxaca y a las seis de la mañana fue trasladada ante un Ministerio Público de la entonces Procuraduría de Justicia del Estado, donde se determinó que no había delito que perseguir.

Inició así una queja ante la Defensoría de los Derechos Humanos del Pueblo de Oaxaca, que presidía el hoy Fiscal de Oaxaca, y la Comisión Nacional de los Derechos Humanos quienes determinaron que se habían violado sus derechos humanos. Años después se obligó a la dependencia estatal reestablecerla en su cargo y el pago de sus salarios caídos.

Sin embargo, los responsables de la agresión de septiembre de 2012 no fueron castigados, la carpeta de investigación que fue turnada a la Fiscalía Especializada en Materia de Combate a la Corrupción hace siete años, sin que hasta ahora nada haya sucedido. Incluso una jueza sobreseyó el caso, pero mediante un amparo federal se desechó esa determinación.

Por ello, Yeniffer Barroso Rodríguez el pasado 3 de febrero se puso en huelga de hambre en las oficinas del Fiscal de Oaxaca, de donde fue sacada por varias personas, vestidas de policías y algunos paramédicos para llevarla al hospital psiquiátrico de los Servicios de Salud de Oaxaca, donde habría sido abusada sexualmente.

Existe un oficio firmado por José Antonio Mayoral Andrade, agente del Ministerio Público de la Mesa 4 de Asuntos Relevantes de la Dirección de Averiguaciones Previas y Proceso enviado al titular de la Secretaria de Salud, Juan Carlos Márquez Heine, solicitando el ingreso de Barroso Rodríguez a dicho hospital, mismo que habría sido autorizado.

Esta decisión, sostuvo la Fiscalía, se tomó luego de que Yeniffer Barroso amenazara con hacerse daño con un cuchillo.

Sobre ese hecho, Barroso Rodríguez envió a esta redacción un video, donde muestra el actuar de los elementos que la trasladaron, así como fotografías en las que se aprecian los moretones que le dejaron en el cuerpo.

De acuerdo con Barroso Rodríguez el fiscal de Oaxaca la llamó telefónicamente y le pidió una disculpa, además de ofrecerle “correr al personal que no le permitió ingresar a las oficinas.

SEM/sl/

Comment here

Accesibilidad