COLUMNASOpinión desde CLADEM

Desde el CLADEM| Juzgadores que burlan la Justicia, en la cara de las autoridades.

400 Vistas

Sandy G. Torrez Chávez*

SemMéxico, Guadalajara, Jal., 14 de febrero, 2022.- En noviembre del 2021 se presentó denuncia formal en contra del Magistrado José de Jesús Covarrubias Dueñas, por abuso sexual contra una menor de edad, de tan solo 15 años.

El magistrado Covarrubias exprofesor de la Universidad de Guadalajara, ya había sido acusado anteriormente de abuso sexual, igual contra una menor de edad, pero en el año 2014. Sin embargo, y a pesar de los esfuerzos de varias organizaciones, dicha denuncia no tuvo procedencia, y la Universidad de Guadalajara, así como el resto del estado decidieron ignorar la denuncia.

Hoy, casi 8 años después, pareciera (con altas y bajas) que por fin habrá justicia. Primero y tratando de resarcir lo que en un inicio no hicieron, la Universidad de Guadalajara terminó la relación laboral con el magistrado Covarrubias, dando así el apoyo moral a las niñas víctimas de este depredador. Después, la solicitud que se había presentado ante el Congreso del Estado para el juicio de desafuero del magistrado, es aceptada y se pone fecha para el mismo. El 25 de enero comenzaría formalmente el juicio de desafuero. Sin embargo, a última hora, el Congreso del Estado bajo la premisa de “no vulnerar el debido proceso”, decide realizar el juicio a puerta cerrada, decisión que se prestó a diversas interpretaciones y que puso en alerta, vigilantes y a la guardia a diversas colectivas feministas.

Al día siguiente, el Congreso desafuera formalmente al magistrado Covarrubias para poder así, ser enjuiciado penalmente por abuso sexual y corrupción de menores. Definitivamente, eso fue una victoria. Por años el magistrado había sido intocable, siguió dando clases y trabajando para el Poder Judicial con todos los beneficios posibles, nunca se le expuso ni mucho menos se le enjuició. Pero esta vez, pareciera que las cosas van en distinta dirección.

El 02 de febrero, Covarrubias Dueñas había sido llamado a su primera audiencia de enjuiciamiento; curiosamente, su abogado presentó un supuesto certificado médico donde establece que el magistrado estaba enfermo de COVID-19, por lo que, NO SE PRESENTÓ A LA AUDIENCIA. La jueza encargada, Norma Lomelí, desestimó el argumento y volvió a emitir una nueva cita judicial.

El delito de abuso sexual y corrupción de menores obliga a prisión preventiva oficiosa, sin embargo, el magistrado CONTINÚA LIBRE, de hecho, ilocalizable. Cuando se presentó la denuncia, se le retuvo el 70% de su salario, sin embargo, ese 30% que recibía, que por cierto va mucho más arriba de lo que la mayoría de las personas en este país ganan, le seguía sirviendo hasta para esconderse de la justicia, misma que, irónicamente este señor “impartió” por tantos años.

Después de no presentarse a la audiencia y encontrarse prófugo de la justicia, porque efectivamente, hizo caso omiso a la orden de la Jueza Lomelí, ésta misma giró una orden de aprehensión contra el magistrado el 04 de febrero. Ese fin de semana se catearon 3 diferentes domicilios, y el señor, ilocalizable, entonces ¿era COVID-19 o era su plan de evadir la justicia? Durante ese tiempo se le solicitó a la Interpol girar ficha roja para su captura y arresto, y colectivos feministas exigieron la cancelación total del salario del magistrado, la cual procedió, y ahora ya no recibe ningún salario por parte del Poder Judicial.

Sin embargo, todo su teatro fue simplemente una excusa para no dar la cara a la justicia además de burlarla, pues durante este tiempo, sus abogados presentaron un amparo pidiendo la suspensión provisional en contra de las ordenes de aprehensión, y el Juzgado Séptimo de Distrito de Amparo en Materia Penal del Tercer Circuito, lo concedió.

Y así, de nuevo nos quedamos con el mismo dicho de toda la vida ¿Dónde se encuentra la justicia en México? ¿Quién se va a encargar de velar por los intereses supremos de la niñez, cuando las mismas autoridades que juzgan, son las que violentan, las que cubren, las que engañan, las que absuelven a criminales depredadores sexuales como el magistrado? ¿Cuándo?

No es la primera vez que este señor es acusado de abuso sexual contra menores, no era la primera vez que lo hacía, y quizá, para desgracia de todas, no sea la última; pero si era la primera vez que ciertos “avances” en la “justicia” se veían, pero ¿para qué? si al final, sus alianzas de poder, dinero, corrupción, “favores” y demás le van a cubrir y absolver de ser castigado. Qué ironía, y que vergüenza que impartidores de justicia como este señor, no solo jueguen a ser juzgadores, sino que tengan el destino de miles de procesos judiciales en sus manos, y que se BURLEN de la justicia de esta manera. No me sorprendería que el juicio de desafuero quede ahí, y que la justicia nunca llegue, como en la mayoría de los casos.

*Co-Coordinadora CLADEM Jalisco

clademjalsc@gmail.com

Comment here

Accesibilidad