COLUMNASDesobedienciaOlimpia Flores Ortiz

Desobediencia| ¿Muere el Inmujeres?

1.223 Vistas

Olimpia Flores Ortiz

SemMéxico. Zaachila, Oaxaca. 06 de septiembre de 2021.  Nos hace saber Sara Lovera, la anfitriona de SEMMéxico, que desde la Secretaría de Hacienda y Crédito Público se fragua el plan para diluir a las instancias gubernamentales surgidas de la pluralidad democrática que fortalecieron la incidencia de la sociedad civil en la política pública de igualdad y no discriminación de mujeres, niños, niñas y adolescentes; y hacia las expresiones de la diversidad de identidades sexuales, étnicas, por discapacidad, etáreas, condición social, filiación política, religión…etcétera.

Según la nota de Sara participan todas las instancias involucradas en una reconfiguración que responda a los criterios de austeridad que dicta el Presidente López Obrador.

-La Comisión Nacional para Prevenir y Erradicar la Violencia (Conavim) para el combate a la violencia contra las mujeres, que absorberá el Inmujeres.

-El Instituto Nacional de las Mujeres (Inmujeres) que a su vez perderá la autonomía y su propio presupuesto, incorporándose a la Secretaría de Gobernación. La cuestión de las mujeres al Presidente misógino le parece un ruido de moda y de intelectuales y clases medias.

-El Consejo Nacional de Población (Conapo) pasará a ser parte del Instituto Nacional de Geografía y Estadística (Inegi), porque cree el Presidente que la política demográfica es cosa de estadística.

-La Comisión Mexicana de Ayuda a Refugiados (Comar) responsable de la defensa de los refugiados, pasará a formar parte del Instituto Nacional de Migración (INM), que los caza, veja, viola, golpea, despoja y deporta como documentan los medios todos los días.

-El Consejo Nacional para Prevenir La Discriminación (Conapred) podría ser parte del Instituto Nacional Indigenista (INI), porque en la pobre concepción del Presidente la discriminación no es un factor extendido ni multicausal, sino sólo de indígenas. Y por cierto acéfalo desde la renuncia de su presidenta.

-El Sistema de Protección Integral de los Derechos de las Niñas, Niños y Adolescentes (Sipinna) pasaría al Sistema Nacional para el Desarrollo Integral de la familia (DIF), cuando la política hacia este sector no es sólo de asistencia, sino que debe ser integral. ¿Absorberá el DIF el grave problema del embarazo adolescente?

Y recordemos que está pendiente que el Legislativo elija a la nueva comisionada o comisionado de la Comisión Ejecutiva de Atención a Víctimas, acéfala hace largo rato y cuya terna fue elegida desde mediados de marzo por las comisiones unidas de Gobernación y Derechos Humanos del Senado de la República y que no más no ha sido agendado para la discusión en el Pleno.

El conjunto de acciones gubernamentales que están en marcha y que pasan por el Legislativo, es una amenaza que se cierne minimizando a la responsabilidad del Estado mexicano de la política de Igualdad y de Derechos Humanos. Favor de no olvidar además la neutralización de la Comisión Nacional de Derechos Humanos con la imposición de la actual pusilánime presidenta.

El cauce normativo e institucional que se fue trazando durante tres décadas, (la CNDH se fundó en 1990) se va al basurero. No le sirve al paternalismo de Estado del Presidente, le sobra, le estorba; además de no entender ni esforzarse en ello. Vamos a ver cómo es que la gran reforma a la Constitución en materia de Derechos Humanos del 2011, que incorporó a nuestro derecho a los tratados internacionales, se queda sin planeación, sin brazos y sin recursos. Llegó y se saltó el debate de todos estos años para imponer su discurso asistencial.

Busquemos el resquicio por dónde librar, porque el pesimismo no abona. Dice mi amiga de la vida Janette Góngora que ésta ha de ser la concreción del “tomen pa que aprendan” que espetó López Obrador a la tecnocracia neoliberal en su show con motivo del Informe Presidencial. Y yo le contesto, que no nos formemos en ese elenco (quienes dimos la batalla desde el feminismo institucional), porque entonces no hay para dónde hacernos. No nos adscribamos al neoliberalismo.

En algo tiene razón el tal López. Efectivamente fue la democracia neoliberal la que abrió paso a esta oleada institucional que se pretende enterrar. Después de la crisis financiera del 2008 cuando se privilegió salvar a los bancos en lugar de a las economías, fue claro que la apuesta era errada, que se trataba de un garlito.

La autocrítica que creo que corresponde en el caso del feminismo institucional, es la de haber soslayado que jugamos a la democracia sin horizonte en la desigualdad endémica del neoliberalismo y en el contexto de la también endémica corrupción mexicana -de la que el feminismo tampoco es inocente. Falla de origen ¿Por qué o cómo hubiera podido ser distinto a la funcionalidad institucional en su conjunto en el mar de la descomposición?

Me invade una sensación de derrota. A 20 años de fundado el Inmujeres, después de una larga batalla y gradualidad por conseguirlo, parece que está en extinción. En retrospectiva, este largo proceso de institucionalización se trata de mi propia vida; y de las que han sido mis compañeras de ruta. Fui la primera consejera presidenta del Consejo Consultivo.

Si queremos ver hacia adelante, comencemos por hacerle la autopsia. No se va al carajo nada más por designio autoritario ni tampoco por racionalidad administrativa. Subyacen la debilidad y las perversiones del Instituto; la codicia y la mezquindad de las organizaciones que lo coparon; la falta de acuerpamiento social. El victimismo no nos llevará a ningún lado.

Habría que revisar cómo se articularon la agenda del feminismo y sus prioridades básicas (aborto, violencia y paridad), sus estrategias más sus formas y canales de expresión;  por otro lado la cortedad en la planeación del desarrollo, las deficiencias y rezagos legislativos el desorden federalista, la invasión de órdenes de gobierno; con el saldo sensible de las mujeres y sus condiciones, más allá de la estadística de las oficinas de gobierno.

La debacle se culmina bajo la concepción centralista de gobernar del actual régimen personalizado en un varón desbordado y de visión estrecha.

El tiempo actual, ante el fracaso institucional frente a la pobreza de las mujeres y las violencias (¿por qué no funciona la Alerta de Violencia de Género contra las Mujeres?); la violencia generalizada; la incertidumbre pandémica; la perspectiva de falta de horizonte para las nuevas generaciones y su desconfianza total en las instituciones del Estado, requieren de nuevas energías y nuevos cauces. Han irrumpido en la escena, un feminismo joven encabronado y mundializado y se ha salido a las calles; hay también nuevos bríos con nueva gente en el quehacer institucional y emprendedor más apta para la realidad pandémica y cibernética; como nuevas causas en la sociedad civil organizada,

Hoy la pluralidad y la diversidad de lo que pueden considerarse tendencias feministas, da para muchos frentes.

Nuestra experiencia con nuestros errores y deficiencias les sirvan.

________________________________________________________________________________

*https://www.jornada.com.mx/notas/2021/09/04/politica/las-mujeres-son-prioridad-en-administracion-federal-inmujeres/ Nadine Gasman, Presidenta del Inmujeres refiere que son rumores. ¿Por qué suena el río? Porque lleva agua…

https://www.facebook.com/OlimpiaFloresMirabilia

Twitter: @euphrasina (amor por la elocuencia)

Comment here

Accesibilidad