Ejecutivo

Desoye titular de la SSPC denuncia de hostigamiento sexual

1.370 Vistas
  • “Lo vamos a arreglar con una disculpa, porque el subsecretario ya me regañó”
  • Trama de complicidades dejan en la impunidad a funcionarios

Soledad Jarquín Edgar

SemMéxico, Cd. de México, 19 de mayo, 2021.- El acoso y hostigamiento sexual de un director general adjunto a una subalterna, no ha sido atendido ni por el ex titular y ni por la actual Secretaria de Seguridad y Protección Ciudadana del gobierno federal, en tanto, uno de los tres agresores ha sido ascendido en su cargo. 

En entrevista pide a SemMéxico que guardemos su identidad y, debido a la presunción de inocencia, tampoco diremos los nombres de los agresores. 

Explica que, en tanto, el hoy candidato de Morena al gobierno de Sonora y ex titular de la dependencia, Alfonso Durazo Montaño, conoció del caso, nunca la recibió, mientras que la actual titular Rosa Icela Rodríguez no la ha recibido debido a múltiples obstáculos que pone el círculo cercano de la Secretaria de la 4T, por lo que vía oficialía de partes envió un escrito solicitando una reunión a la funcionaria y está a la espera de su respuesta.

La entrevistada señala que hace poco más de un año “se atrevió” a hablar del hostigamiento sexual sufrido por parte de su jefe inmediato durante enero y marzo de 2020, esto luego de que las agresiones subieron de tono y llegaron a ser una amenaza para su integridad emocional y física.

Por consejo de una compañera se presentó ante el entonces jefe de la Unidad de Prevención de la Violencia y el Delito de la misma dependencia, donde fue escuchada también por el responsable del área jurídica (mismo al que después ascendieron a Titular de la Unidad de Política Policial, Penitenciaria y Seguridad Privada). Pero las cosas no fueron bien. En pocos días su jefe inmediato cambió su actitud hacia ella, ignorándola o dándole más trabajo.

Una semana y media después la mandó a llamar a la hora de su salida a comer. A la reunión asistió su jefe inmediato y hostigador y el jefe del área jurídica. En unos minutos supo que su jefe se disculparía no sin antes asegurar que no pretendió hostigarla que se trató de un malentendido y que le ofrecerá una disculpa porque “lo regañó el subsecretario (Ricardo Mejía Berdeja, Subsecretario de Seguridad Pública) y lo vamos a arreglar con una disculpa”.

En esa reunión su agresor pretendió asegurar que ella se había equivocado, “te confundiste”, le dijo delante del abogado de la Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana. Pretendía con ello justificar que la víctima había dado otra interpretación a su insistencia de que durmieran en la misma habitación, en referencia a la primera salida al interior del país, hecho que se repitió en otras comisiones hasta llegar a la amenaza de que tarde o temprano por gusto o no dormiría con él.

Yo lo desmentí una y otra vez, como resultado se enojó mucho, por lo que intervino el jefe del área jurídica quien le dijo: “No, no, no, estamos aquí para que tú le ofrezcas una disculpa, porque de verdad no quisiste decir eso y estás arrepentido”. Acto seguido el abogado de la SSPC indujo al funcionario una serie de preguntas y lo defendió.

Pero el agresor arremetió en contra la víctima señalando frases como “tú te confundiste”, “nunca te toqué”, “nunca te manoseé”, “nunca me hice el chistosito”. Ella comprendió que era una simulación y que no estaba de acuerdo con la “disculpa”, por lo que el encargado del área jurídica respondió: “te pido que te pongas a trabajar y que le des la vuelta a la página” y “que por seguridad del área ya no viajaría ella con su agresor”.

Cuando están solos, su jefe inmediato le explica que la regó, porque mientras él habla un “lenguaje operativo, de los policías”, el de ella es “administrativo”.

Acoso Laboral

Días después la cambian de área y la mandan con el encargado del área jurídica donde la primera semana recibe reconocimiento por su buen desempeño, lo que cambia radicalmente en solo unos días. Le dan una mayor carga de trabajo, la regañan sistemáticamente y exhiben delante de otros compañeros de trabajo.

Aunado a los rumores que se esparcieron entre el resto del personal que se burlaba de ella o se hacían a un lado cuando pasaba entre comentarios socarrones como “hazte a un lado, no la mires, te puede demandar por acoso”.

Para la entrevistada ha sido un largo año lleno de dificultades, ya que aunque dejó de ir un tiempo a la oficina por la pandemia de Covid 19, ha regresado a partir del 19 de abril pasado para encontrar un ambiente hostil de trabajo donde el nuevo Director General de Implementación y Evaluación de Políticas para la Prevención, área donde se le envío a laborar como medida de protección dictada por el Órgano Interno de Control, le da una oficina por su nivel de Directora y 2 días después la saca de ella y la envía al área donde se encuentran las Secretarias de la Unidad de Prevención de la Violencia y el Delito porque dice, su plaza no es de su estructura y no la pueden tomar en cuenta.

Ahora ha iniciado trámites correspondientes para proceder a las demandas judiciales contra su hostigador sexual y quienes la acosaron laboralmente, lamenta mucho que el ex titular Alfonso Durazo, como la actual titular de la Secretaría Rosa Icela Rodríguez no la hayan atendido.

Comment here

Accesibilidad