Mujeres

Después de tres años sale de la cárcel Aurelia, víctima de violación sexual y de la ineptitud de la FGE

455 Vistas
  • Aurelia García Cruceño, fue violada en su comunidad Xochicalco, municipio de Chilapa, por parte de una autoridad comunitaria; de esa agresión queda embarazada.
  • Luego de expulsar a un producto muerto, había estado desangrándose por el parto que enfrentó sola, en su cuarto, a punto de morir, fue internada, al día siguiente sin siquiera permitirle recuperarse, se la llevaron presa.

Josefina Aguilar Pastor

SemMéxico, Chilpancingo, Guerrero, 21 de diciembre del 2022.- Tras tres años en la cárcel acusada por la Fiscalía General del Estado (FGE) de homicidio en razón de parentesco, Aurelia García Cruceño, joven indígena náhuatl, fue liberada la noche de este martes.

Al filo de las 21:30 horas de este martes, la puerta de los juzgados donde horas antes se llevó a cabo la audiencia de resolución, en la que la jueza Mariela Mireya Alfaro Zapata dictó sentencia absolutoria, acompañada de Verónica Garzón Bonetti y Jimena Ugarte Trangay, salió Aurelia, absuelta del delito imputado por la FGE.

Fueron meses de lucha jurídica que las abogadas sostuvieron con el sistema de justicia del estado de Guerrero, y que aun a pesar de las amenazas recibidas, no abandonaron el caso.

Desde la cinco de la tarde, la madre y padre de Aurelia e integrantes de la Red Guerrerense por los Derechos de las Mujeres, se apostaron fuera del Palacio de Justicia de Iguala, acompañadas de representantes de colectivos de famulares de víctimas de feminicidio y desaparición de distintas partes de la república.

La audiencia que había sido programada para las cinco de la tarde, en el transcurso del día fue pospuesta para las siete de la noche.

En tanto llegaba la hora, las activistas realizaron pintas en las afueras del Palacio de Justicia, con frases como “Libertad para Aurelia”, y simplemente del nombre de Aurelia.

También, realizaron un ritual con flores, sahumerio y mensajes para liberar energía positiva a favor de la liberación de Aurelia.

Luego dos horas y media, que duró la audiencia, la puerta de abrió y salieron Aurelia acompañada de su madre, padre y las abogadas.

“La sentencia fue absolutoria, la jueza determinó que no se habían configurado los elementos suficientes por parte de las acusaciones de la fiscalía”, expuso Ugarte Trangay.

Aurelia, familiares y abogadas fueron recibidas con vivas, porras y aplausos por parte de las activistas que se mantuvieron todo el tiempo en espera de la sentencia.

“Sí se pudo, si se pudo”, “no que no, no que sí, ya volvimos a salir”, fueron algunas de las consignas, que gritaron.

Me hice fuerte

En una rápida entrevista, aun con nerviosismo, Aurelia comentó que dentro de la cárcel, se sentía muy triste por no poder ver ni estar con su familia, “pero si me hice fuerte”.

También dijo que dentro de la cárcel aprendió a hablar español. Ya libre, quiere lograr estudiar mucho para lograr su sueño de ser maestra, “ese es mi sueño y sé que lo voy a lograr”.

Compartió que dentro de la cárcel, conoció a otras mujeres que se encuentran en la misma situación en la que ella estuvo, y de quienes dijo que ojala que las apoyen para que salgan también.

Pidió hablar en su idioma, en náhuatl, se dirigió a sus abuelitas y abuelitos quienes en entrevistas anteriores, expresaron su pesar por la encarcelación de Aurelia.

La mañana del martes, durante la conferencia mañanera, cuestionado sobre el caso, el Presidente de la República respondió que revisaría el caso, pues tiene buena relación con el Poder Judicial y que cuando se han presentado este tipo de casos, se reúne con expertas y expertos, y mujeres que trabajan estos temas “yo les ofrezco que mañana ya vamos a tener información sobre este caso”, ofreció.

En días anteriores, la gobernadora de Guerrero, Evelyn Salgado Pineda, también fue cuestionada al respecto, respondió que ya estaban atendiendo a través de la Secretaría de la Mujer.

Aurelia

Aurelia García Cruceño, fue violada en su comunidad Xochicalco, municipio de Chilapa, por parte de una autoridad comunitaria; de esa agresión queda embarazada, por miedo al castigo que pudiera tener tanto por su madre, padre, su familia y la misma comunidad, huyó hacia Iguala, donde se refugió con una tía política.

Los hechos sucedieron en 2019, luego de expulsar a un producto muerto, fue llevada de emergencia al hospital de Iguala, había estado desangrándose por el parto que enfrentó sola, en su cuarto, a punto de morir, fue internada, los médicos dieron parte a la policía, la cual, al día siguiente sin siquiera permitirle recuperarse, se la llevaron presa y la FGE, la acusó de homicidio en razón de parentesco, supuesto delito por el que pasó tres años tras las rejas, luego de una proceso plagado de irregularidades y violación a sus derechos humanos, acusaron sus abogadas.

SEM/MG

Comment here

Accesibilidad