Botella al MarCOLUMNASCOLUMNISTASMartha Canseco

Digna rabia 1ª parte

328 Vistas

¡Qué ridículo es el machismo cuando trata de justificar lo injustificable la violencia contra las mujeres!

Botella al Mar.
Digna rabia 1ª parte
Martha Canseco González.

SemMéxico, Pachuca, Hidalgo, 14 de junio, 2122.-Ha sido una última semana nefasta en cuanto a violencia de género se refiere aquí en el estado de Hidalgo donde habito y en España. Son dos lugares totalmente distintos, pero hermanados por el machismo más cerril y la violencia contra mujeres y niña.

En España, aparecieron los cadáveres de las niñas Olivia y Anna, asesinadas por su padre para vengarse de la madre. Juana que ha luchado por la custodia de sus hijos que viven con el padre maltratador porque así lo dictó un juez, ha sido ingresada a la cárcel por tal osadía. Rocío fue asesinada por su expareja. Irune, ha sido también criminalizada por un juez bajo el pretexto del inexistente síndrome de alienación parental.

Acá en Hidalgo, Margarita fue asesinada por su pareja luego de que le anunciara su decisión de alejarse de él tras 20 años de maltrato. Esmeralda fue asesinada por su pareja, las autoridades dicen que murió a los 23 años de un infarto. Beatriz fue asesinada en galeras por policías de Progreso de Obregón, el gobierno de ese municipio dice que se suicidó con una servilleta.
La violencia machista se ensaña y va por más desgraciadamente.

De los casos de España escribiré la próxima semana. Retomo el feminicidio de la médica de 29 años asesinada en Progreso de Obregón por el derrotero que han tomado las cosas. Las feministas hidalguenses seguiremos exigiendo justicia para Margarita y Esmeralda.

Beatriz, se vio envuelta en un incidente vial en su paso por Progreso, llegó la policía, ella se bajó de su auto para verificar que nadie hubiera resultado herido y en ese momento fue sometida. En un video que circula en las redes se ve a una corpulenta mujer policía quien le pone las manos en el cuello y la empuja al interior de la patrulla argumentando que está haciendo su trabajo.
Es decir, el trabajo de esta corporación de Progreso no es cuidar a la ciudadanía y quienes transitan por el lugar, sino someterlos por la fuerza y en este caso matarlos. El padre de Beatriz alcanzó a verla golpeada, pero con vida en las galeras, sin embargo, minutos después estaba muerta.

El viernes hubo una marcha en Progreso para exigir el esclarecimiento del caso y justicia para Beatriz, hasta el momento 7 agentes han sido detenidos. La reacción del gobierno de Armando Mera Olguín, de extracción morenista, petista y pesista es de completa estulticia.

No lamenta que una joven médica haya sido asesinada por policías a su mando, sino por los destrozos causados durante la marcha, ¿le suena conocido?
Por supuesto se dice víctima de un conjuro de sus adversarios políticos, asegura este pequeño amlito que todo está orquestado por el gobierno de Hidalgo en la persona del secretario de Gobierno Simón Vargas y pide la intervención presidencial.
¡Qué ridículo es el machismo cuando trata de justificar lo injustificable la violencia contra las mujeres! Es una verdad verdadera, ¡el gobierno de Armando Mera Olguín es asesino de mujeres! Las autoridades del gobierno de Hidalgo habrán de llevar con total pulcritud las investigaciones y evitar así cualquier politización que tenga como resultado la no justicia para Beatriz.
Los derechos de las mujeres ya no pueden ser la moneda de cambio de la clase política de Hidalgo, ¡nunca más!

 

botellalmar2017@gmail2017

 

 

 

 

Comment here

Accesibilidad