CongresoSoledad Jarquín Edgar

Economía, salud, trabajo y eliminación de la violencia los temas fundamentales.

682 Vistas

Soledad Jarquín Edgar

SemMéxico, Cd. de México, 23 noviembre 2018.- La Comisión para la Igualdad de Género del Senado de la República propondrá diversas reformas a la Ley General de Acceso de las Mujeres a una Vida Libre de Violencia de Género, la tipificación de la violencia política contra las mujeres y la causal de nulidad de elecciones, así como reformas a leyes que garanticen el derecho a la salud integral de las niñas y las mujeres, incluyendo su salud sexual y reproductiva con perspectiva de género.

De acuerdo a un plan trabajo, la Comisión para la Igualdad de Género que preside la senadora Martha Lucía Micher Camarena, buscará además en este primer año de ejercicio de la LXIV Legislatura avanzar en una legislación basada en acciones afirmativas a favor de las indígenas, las mujeres con discapacidad, migrantes, las habitantes del campo y las mujeres en reclusión, entre otras.

Buscará también que se reconozca el trabajo doméstico y de cuidados no remunerado como generadores de bienes y servicios para la producción y reproducción social, y reformar las normas que impiden conciliar la vida laboral y personal a través de medidas como estancias infantiles para madres y  padres, independientemente de su derechohabiencia, licencias de maternidad y paternidad de acuerdo con estándares internacionales y horarios flexibles y otros mecanismos que favorezcan la corresponsabilidad de hombres y mujeres en el cuidado de otras personas.

Entre otras propuestas, que se establecen en una lista de ocho puntos destaca también las reformas constitucionales para garantizar la paridad en todos los espacios de poder y representación, en todos los ámbitos de gobierno y cargos de decisión.

Esta lista, tiene como primer punto la incorporación de la perspectiva de género en los dictámenes y opiniones de la Comisión, con el fin de garantizar el lenguaje inclusivo y una verdadera transformación en el quehacer legislativo, dice el documento.

También plantean a través del trabajo legislativo asegurar los derechos económicos de las mujeres mediante el impulso de leyes y la promoción de programas que incidan en la obtención de su autonomía económica y la tutela de sus derechos humanos laborales.

Sobre las líneas de trabajo, destaca la propuesta en seguimiento de la política pública en materia de igualdad y de prevención, atención, sanción y erradicación de la violencia contra las niñas y las mujeres.

Esto a través del análisis de “las omisiones e impedimentos legislativos que dificultan la instrumentación y/o propician un agravio comparado contra los derechos humanos de las mujeres en los siguientes cuerpos normativos: Ley General de Acceso de las Mujeres a una Vida Libre de Violencia (en adelante, LGAMVLV), Ley General de Igualdad entre Mujeres y Hombres, Ley para Prevenir y Sancionar la Trata de Personas, Ley General de los Derechos de Niñas, Niños y Adolescentes, y Ley para Prevenir y Eliminar la Discriminación”.

Otra línea de trabajo será en materia de fomento económico de las mujeres, aspecto al que se le da un amplio espacio en el programa de trabajo, en que señalan que uno de los aspectos fundamentales para el desarrollo de las mujeres es el que tiene que ver con sus actividades y situación económica.

En ese sentido proponen legislar en materia de acceso al patrimonio y bienes conyugales durante el matrimonio o concubinato y a la disolución de estos. Reformar legislación que excluye a mujeres de acceso a trabajos en algunas modalidades o tipos (por ejemplo, trabajo nocturno, trabajo relacionado con manipulación de un determinado tipo de peso, etc.)

Propugnar por exhortos para que, de forma sustantiva, se respete el principio de igualdad de remuneración en trabajo de igual valor. Eliminar obstáculos en materia de seguridad social y pensiones (ello implica un diseño legislativo que considere otros patrones de vida que se compaginen con el aspecto personal). Por ejemplo, considerar edades de jubilación diferenciadas por sexo atendiendo a la esperanza de vida, cotización en el seguro social sin importar el tiempo de interrupción de trabajo continuo, etc.

Derechos de personas trabajadoras domésticos; lo anterior, de acuerdo a la agenda legislativa propuesta por CONAPRED, en la que plantea eliminar las diferencias discriminatorias para poder reconocer el trabajo en el hogar. Protección de madres trabajadoras. Y corresponsabilidad en el trabajo de cuidado de las hijas e hijos para fomentar un desarrollo profesional igualitario.

El empoderamiento económico propicia la independencia económica de las mujeres y es una vía más para el ejercicio de sus derechos, plantea el documento en referencia a lo demostrado por la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico como ONU-Mujeres, incluyendo sus repercusiones colaterales como mejorar la productividad, incrementa los índices de nutrición, salud infantil y desempeño académico de las hijas e hijos. Lo que lleva a la necesidad de propiciar que la independencia económica de las mujeres sea una vía más para el ejercicio de sus derechos.

También se proponen la vinculación con organismos internacionales especialistas en materia económica como OIT, la CEDAW, el Banco Mundial, el Banco Interamericano de Desarrollo (o el Informe sobre el Progreso de las Mujeres en América Latina y el Caribe de ONU Mujeres, que han realizado estudios en materia de desigualdad económica y empoderamiento económico de las mujeres, con la finalidad de abatir la inequitativa legislación y aplicación de programas en los gobiernos de Latinoamérica sobre todo.

Así como con cámaras empresariales y de comercio en México como CANACINTRA, COPARMEX, CCE, Confederación de Cámaras Empresariales Latinoamericanas, entre otras. También se vincularán con instituciones educativas a nivel superior para realizar capacitación para el emprendimiento y el empleo. Con la banca comercial y de desarrollo se buscará que se implementen programas crediticios para mujeres con facilidades que les permitan emprender y desarrollarse.

La Comisión de Igualdad de Género está integrada por nueve senadoras: por Morena: Martha Lucía Micher Camarena, Blanca Estela Piña Gudiño, Bertha Alicia Caraveo Camarena, María Guadalupe Covarrubias Cervantes; Alejandra del Carmen León Gastélum, del PT; Kenia López Rabadán y Nadia Navarro Acevedo del PAN; del PRI, Nuvia Magdalena Mayorga Delgado, e Indira Kempis Martínez del PMC.

SEM/sj

Comment here

Accesibilidad