#25N 2022En Cifras

El 70.1 % de las mexicanas ha experimentado violencia a lo largo de la vida

188 Vistas
  • Las estadísticas muestran la gravedad y necesidad de acciones de los tres órdenes de gobierno para salvaguardar la integridad de las mujeres.
  • La mayor prevalencia de violencia sexual se detectó en las mujeres solteras.

Elda Montiel / Josefina Aguilar Pastor  

SemMéxico, Ciudad de México, 24 de noviembre del 2022.- Considerar que es algo sin importancia, no saber a dónde ni como denunciar y el miedo a las consecuencias, son las principales razones por las que las víctimas de violencia no denuncia ni buscan apoyo para superar la experiencia, por lo que los niveles de búsqueda de apoyo institucional o denuncia continúan siendo bajos, reveló la Encuesta Nacional sobre la Dinámica de las Relaciones en los Hogares (ENDIREH) 2021, realizada por el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI).   

En el marco del Día Internacional de la Eliminación de las Violencias contra las Mujeres el INEGI dio a conocer los resultados de la ENDIREH 2021, reveló el porcentaje del 70.1% de las mujeres mexicanas mayores de 15 años que han experimentado violencia a lo largo de su vida, y en el último año, de octubre del 2020 a octubre del 2021, ha sido de 42.8 %.

De acuerdo a la encuesta, la violencia mas prevaleciente experimentada por las mujeres mayores de 15 años, a lo largo de su vida, fue la psicológica con 51.6 %, seguida de la sexual con 49.7, física con 34.7 y la económica, patrimonial o discriminación con 27.4%.

En el último año octubre de 2020 a octubre 2021, la mayor violencia es la psicológica 29.4 %, seguida de la sexual 23.3, la económica, patrimonial o discriminación 16.2 y la física 10.2%.

De acuerdo con la Ley General de Acceso de las Mujeres a una Vida Libre de Violencia (LGAMVLV), la violencia contra las mujeres se define como “cualquier acción u omisión, basada en su género, que les cause daño o sufrimiento psicológico, físico, patrimonial, económico, sexual o la muerte, tanto en el ámbito privado como en el público”.

La misma normatividad reconoce la gravedad de la violencia contra las mujeres y la necesidad de llevar a cabo acciones concertadas entre los tres niveles y órdenes de gobierno para prevenir, atender, sancionar y erradicar este flagelo. Para ello, se ha estructurado el Sistema Nacional para Prevenir, Atender, Sancionar y Erradicar la Violencia contra las Mujeres (SNAPSEVCM), que traza las directrices generales de la intervención gubernamental.

Desde la aprobación de la LGAMVLV, el INEGI participa en el SNAPSEVCM y acompaña los esfuerzos del Estado mexicano para frenar la violencia contra las mujeres; ofrece datos estadísticos a partir de los programas de información en materia de victimización, seguridad pública, procuración e impartición de justicia que genera de manera periódica.

Desde 2003, el INEGI levanta la Encuesta Nacional sobre la Dinámica de las Relaciones en los Hogares (ENDIREH), que permite conocer las experiencias de violencia que han enfrentado las mujeres de 15 años y más. Genera información estadística con representatividad nacional y para cada una de las 32 entidades federativas, sobre la prevalencia y gravedad de la violencia que han enfrentado las mujeres por tipo de violencia (psicológica, física, sexual, económica o patrimonial) y ámbito de ocurrencia (escolar, laboral, comunitario, familiar y de pareja).

Asimismo, captura información sobre las características sociodemográficas de las mujeres entrevistadas, los patrones de violencia, así como las dinámicas de socialización, búsqueda de apoyo y denuncia.

 Sufren  mayor violencia sexual las mujeres jóvenes y violencia psicológica las mujeres casadas, divorciadas o separadas

La mayor prevalencia de violencia sexual se detectó en las mujeres solteras. Las mujeres casadas o unidas y las mujeres separadas, divorciadas o viudas, experimentaron violencia psicológica mayor frecuencia e intensidad.

En el análisis de las diferencias entre mujeres de diversos grupos de edad, se identificó que las mujeres más jóvenes (entre 15 y 24 años) fueron quienes vivieron mayor prevalencia de violencia (58.3 %). La violencia sexual fue la más frecuente (42.0 %). Las mujeres en los grupos de edad de 25 años o más experimentaron violencia psicológica en mayor medida.

De acuerdo con su situación conyugal, las mujeres solteras vivieron el mayor nivel de violencia (53.9 %), seguidas de las mujeres casadas o unidas (41.1 %) y de las mujeres separadas divorciadas o viudas (34.0 %).

Las mujeres hablan menos cuando la violencia es en el ámbito de pareja

El porcentaje de mujeres que fueron víctimas de violencia a lo largo de su vida y que han contado sus experiencias osciló entre 68.3 % (cuando la violencia se vive en el ámbito comunitario) y 52.9 % (cuando la violencia se experimenta en la relación de pareja).

Si la violencia proviene del ámbito familiar, 65.4 % de las mujeres habló de ello. De quienes la han padecido en el ámbito escolar, solo 58.8 % lo verbalizó, y laboral (65.1 %). No obstante, cerca de una tercera parte de estas mujeres no había compartido con nadie esta vivencia hasta antes de responder la encuesta.

Los datos indican que casi cuatro de cada diez mujeres que han vivido violencia en la escuela o con la pareja y tres de cada diez en el trabajo, la comunidad o la familia, contaron por primera vez sus experiencias durante el proceso de levantamiento de la ENDIREH 2021.

Las personas a quienes más recurrieron las mujeres que vivieron algún tipo de violencia fueron: algún familiar (80.7 %, 61.5, 80.5 % en los ámbitos escolar, laboral y de pareja, respectivamente) y a amigas, amigos, compañeras o compañeros (39.6 %, 46.8 y 41.0 % en los ámbitos escolar, laboral y de pareja, respectivamente). En los ámbitos comunitario y familiar fueron el esposo, novio o pareja (40.0 % y 40.2 %) y algún familiar (78.0 % y 79.4 %).

La encuesta analiza en qué medida las mujeres se aproximaron a las instituciones que ofrecen apoyo ante estas situaciones (por ejemplo, el Instituto de las Mujeres y los Centros de Justicia para las Mujeres), o bien, si presentaron alguna queja o denuncia ante autoridades competentes (como la policía o la Fiscalía). Si se toma como universo únicamente a las mujeres que experimentaron violencia física y/ o sexual en el ámbito de pareja, 13.1 % presentó una queja o denuncia ante alguna autoridad, con o sin solicitud de apoyo. En el ámbito escolar el porcentaje fue 7.8, en el familiar 7.1, en el laboral 6.5 y en el comunitario 4.3 %.

El DIF el más solicitado en violencia en relación de pareja

En la atención a las mujeres que viven violencia, se identificó la relevancia de ofrecer asistencia sin necesidad de que medie una denuncia formal ante autoridades de seguridad pública o de procuración de justicia.

Por ello, la ENDIREH distingue entre las mujeres que acuden a solicitar apoyo o asistencia y quienes presentan alguna queja o denuncia. Los resultados son heterogéneos a nivel subnacional: varían no solo por entidad sino también por ámbito de ocurrencia. De las mujeres que vivieron violencia física y/o sexual a lo largo de la vida y solicitaron ayuda a alguna institución, la Defensoría Pública fue la institución a la que más se acercaron para pedir apoyo en el ámbito comunitario (34.4 %), el Instituto de las Mujeres fue el más visitado para el ámbito familiar (21.9 %) y el DIF fue la institución más buscada cuando la violencia ocurría en la relación de pareja (35.2 %).

Experimentan más violencia sexual las mujeres en ambientes urbanos que rurales

La ENDIREH permite identificar patrones necesarios de ocurrencia para focalizar las intervenciones públicas. Gracias a la información sociodemográfica que recopila esta encuesta fue posible identificar que, en los 12 meses previos al levantamiento, las mujeres en localidades urbanas tuvieron una prevalencia de violencia mayor que las mujeres que viven en localidades rurales (45.3 y 34.7 %, respectivamente).

Aunque la violencia psicológica fue la de mayor prevalencia para las mujeres de localidades urbanas (30.6 %) y rurales (25.2 %), las mujeres en zonas urbanas (26.2 %) experimentaron casi el doble de violencia sexual que las mujeres que residen en áreas rurales (13.6 %).

SEM/MG

Comment here

Accesibilidad