Mujeres

El Antimanual da voz a las familias víctimas de violencia

286 Vistas
  • El acompañamiento repara el deseo de vivir al reconocer el daño, el dolor y el deseo de justicia.
  • Fundar presentó Antimanual sobre enfoque psicosocial y trabajo con las víctimas.

Elda Montiel

SemMéxico, Ciudad de México, 09 de julio 2022.- El Centro de Análisis e Investigación,  Fundar, presentó el “Antimanual”, escrito con enfoque psicosocial y trabajo con las víctimas de la violencia y violaciones a los Derechos Humanos, donde señalan que buscan problematizar la idea de un manual de acompañamiento a víctimas, reconociendo que no es un proceso unilateral, ya que también los acompañan las personas y colectivos con quienes trabajan, en un mundo que se ha vuelto intolerablemente doloroso, y que se necesita de ayuda mutua para cambiarlo.

Se unieron las voces de las acompañantes cuya unión, es el activismo que dan desde sus diversos espacios como el periodismo, la academia, la antropología y el dolor.

En el prólogo, se señala que la reflexión de las acompañantes con la palabra de las propias personas que luchan por justicia y verdad, es uno de los grandes aciertos, pues no suplanta la palabra de las víctimas aludidas, sino que, por el contrario, abre espacio para que esta voz se escuche y para que sea, como es debido, fuente legítima y relevante de saber.

Conversaron, desde su experiencia, lo que significa acompañar y cómo les ha cambiado la vida y el aprendizaje al defender su derecho a ser vulnerables sin que nadie las lastime, a tener esa noción de cuidado desde la perspectiva colectiva.

Otro acierto es su apertura para revisar las propias prácticas de las y los defensores. En el texto se hacen preguntas, se expresan dudas y se aceptan errores; esto, además, se expresa de una manera que sugiere que es posible hacerlo mejor, potenciando así la posibilidad de seguir acompañando en colectivo, de manera más asertiva, hacia adelante.

Hay un llamado a la acción, sostenido en la convicción de que siempre podemos dar más y ser más. El prólogo es del director de Derechos Humanos Miguel Agustín Pro Juárez A.C., Santiago Aguirre Espinosa.

Fundar señala que la labor de acompañamiento es un trabajo artesanal que hace posible tejer un porvenir. El deseo compartido de cambiar el mundo es el fundamento ético y el horizonte del acompañamiento psicosocial, y sabemos que no se puede concebir como un paso a paso, sino que los caminos se construyen en el andar.

Reflexionan sobre la pertinencia del trabajo psicosocial, como un enfoque que aporta herramientas para hacer frente a los múltiples daños, en casos de graves violaciones a los derechos humanos, y que coloca la importancia del cuidado como un asunto político, construyendo estrategias de acción para la lucha hacia la verdad y la justicia.

Para hacer conciencia

El acompañamiento es lo que ha permitido a las mujeres madres, hermanas, hijas de las víctimas del feminicidio a no estacionarse en el dolor y avanzar en los procesos de recuperación, búsqueda de verdad y justicia; y acompañar a otras mujeres en sus luchas.

Expresa Araceli Osorio Sánchez, mamá de Lesvy Berlín Rivera Osorio, quien fue asesinada en Ciudad Universitaria el 3 de mayo del 2017 por Jorge Luis Hernández González, sentenciado a 52 años de prisión. 

Amalia de Montesinos Zapata del colectivo “Las Siempre Vivas” e investigadora especialista en temas de violencia contra mujeres en el contexto de la guerra contra la delincuencia, con maestría en Sociología, se inició en el acompañamiento a partir del 2017 en la búsqueda de justicia para Lesvy Berlín. Destacó que es un viaje de ida y vuelta entre las madres, familiares y las acompañantes, “sólo a través de ellas podemos comprender lo que sentimos”.

Recordó la frase de una integrante de las “Siempre Vivas”, Rita Canto – “hay que luchar por el derecho a ser vulnerables sin que nadie nos lastime”-.

Araceli Osorio Sánchez egresada de la UNAM y docente, contó cuando una chica la detuvo para pedirle permiso para abrazarla. Esto, dijo, es una forma de cuidado, además a mí me permite abrazar a mi hija a través de ella, así me prestan su cuerpo, eso es el autocuidado. 

También comentó que las personas se sorprenden cuando les expresa que tienen una postura política. Lo es porque nuestras exigencias las tenemos bien claras y a quienes van dirigidas. Exigimos el acceso a la verdad, a la justicia, a la memoria, a la no repetición.

Respecto al cuidado dijo que más de la definición “el cuidado es la tutela de unas a otras”, porque, abundó, hemos generado espacios seguros donde poner en práctica el cuidado colectivo que no tiene límite geográfico ni de tiempo y un marco que no nos impida ir más allá. 

“Nos ha permitido organizar esa rabia que es la que nos permite intervenir los espacios políticos, sociales y económicos en nuestro país, con voz fuerte amorosa y esperanzadora”.

Cuando nos dicen ¡No estás sola! me ha permitido pensar en el cuidado como un espacio de posibilidades como espacio seguro y solidario. A defender el derecho a la palabra. Cuando me abrazan en la calle se siente bonito. Eso me permitía dejar de comportarme como una víctima. Por eso la importancia que los cuidados sean integrales desde el corazón.

Por otra parte, Araceli Osorio Sánchez respecto a la reparación del daño, se vea la posibilidad de poder llevar a las y los servidores públicos ante la justicia por una mala praxis. Lo que llamo violencia institucional.

La periodista y documentalista Daniela Rea Gómez, integrante de la Red de Periodistas de a Pie, refirió un dato importante que se da cuando las mujeres en la búsqueda de sus familiares ingresan en territorios geográficos, ¡sanan la tierra!  El remover la tierra, sacar lo que no le pertenece, el territorio sana, de terrenos solitarios a que los pastores pierdan el miedo y regresen. “Eso tiene que ver con el cuidado, salir de esa imagen individualista”, dijo.

Rea Gómez dijo que el “Antimanual” les permite reconocer en el aprendizaje como periodistas, sociedad civil, hemos generado el estereotipo de víctima, esa construcción de que tienen que luchar, resistir, sobrevivir y ser resilientes de alguna forma. Nos convoca a problematizar como hacemos esos acompañamientos.  Nos convoca a confrontar las cosas que damos por ciertas.

Para Ximena Antillón Najlis  psicóloga experta en acompañamiento psicosocial  expresó “lo que se repara es el deseo de vivir, reconocer el daño y el dolor, el deseo de justicia”.

Precisó que el ámbito de Atención a Víctimas reduce a las personas que han sido agraviadas por las pérdidas, incluso las descalifica. El acompañamiento ha enseñado a hacer nuevos vínculos de solidaridad para resistir procesos muy largos de personas desaparecidas. Hay una dimensión de la lucha y reconstruir una forma diferente de acompañarnos que desafía la lógica que nos impone el horror de la violencia, dijo.

SEM/MG

Comment here

Accesibilidad