Internacional

El Gobierno envía la «ley trans» al Congreso

198 Vistas

Redacción

SemMéxico/AmecoPress, Madrid, 29 de junio del 2022. – El Gobierno aprobó este 27 de junio que el proyecto de la conocida como ley trans sea enviada el Congreso para que inicie su tramitación parlamentaria. Se trata de una norma que ha generado enfrentamientos dentro del Ejecutivo, pero también en el seno del feminismo, sobre todo por el asunto de la autodeterminación de género (que una persona pueda cambiar de sexo en el DNI solo con su voluntad)

El proyecto de ley llega al debate parlamentario sin grandes cambios con respecto al anteproyecto aprobado hace justo un año, de forma que mantiene el derecho al cambio de sexo en el registro sin informe médico ni psicológico a partir de los 12 años y con determinadas condiciones desde los 16 de forma autónoma.

En concreto, establece que el cambio de sexo registral se podrá realizar a partir de los 12 años: entre 12 y 14 años se necesitará aprobación judicial; entre 14 y 16, la asistencia de padres o tutores y a partir de los 16 no habrá limitación alguna. Así, la voluntad de la persona será el único requisito para el cambio de sexo en el Registro. “Les reconoce el derecho a ser quien son sin que medien testigos”, enfatizó Montero en rueda de prensa tras el Consejo de Ministros y Ministras

El Consejo General del Poder Judicial, en su informe, abogaba por la autodeterminación de género, consideraba positivo que se regule y que se diera acceso al cambio de sexo legal sin requisitos. No obstante, añadía que la persona menor de 18 años no debería poder llevar a cabo el cambio del Registro Civil sin requisitos a menos que tenga la madurez suficiente.

La ley prevé un plazo máximo de cuatro meses para el proceso administrativo de cambio de sexo registral, prohíbe las terapias de conversión y garantiza a las lesbianas, bisexuales y trans con capacidad de gestar el acceso a las técnicas de reproducción asistida. Además, permite que las mujeres lesbianas y bisexuales puedan proceder a la filiación de sus hijos sin necesidad de estar casadas.

Entre las mejoras introducidas con respecto al anteproyecto, destacan que las personas extranjeras que acrediten que no pueden realizar el cambio registral de sexo y en su caso de nombre, en su país de origen, podrán solicitar la rectificación en los documentos que se les expidan en España.

La futura ley prohíbe las terapias de conversión y si se produjeran, se podrían calificar como infracción administrativa muy grave, con sanciones de entre 10.000 y 150.000 euros.
«Las vidas LGTBI no necesitan ninguna cura», ha afirmado la ministra, «lo que necesita cura, en todo caso, es la LGTBIfobia y eso se cura con educación sexual integral, con educación para la igualdad y con educación en diversidad». Para ello, se reforzarán los contenidos educativos específicos. Además, los menores de 12 años deberán ser tratados en los centros educativos conforme al nombre por ellos elegido.

En el ámbito laboral, se impulsa la igualdad y la no discriminación de las personas LGTBI en los centros de trabajo, con especial atención a la inclusión de las personas trans y sobre todo de las mujeres trans, «que son las que tienen una mayor brecha y unas mayores dificultades en el acceso al empleo», señaló Irene Montero.

En el régimen sancionador, además de las terapias de conversión, serán considerados infracciones muy graves los contenidos educativos discriminatorios en los libros de texto o en los materiales didácticos educativos, salvo que lleguen a ser delito y se deriven a la vía penal, también los actos de acoso. Las infracciones leves, como insultos o mensajes discriminatorios, podrán ser sancionadas con cantidades de 200 a 2.000 euros y las graves, como por ejemplo no contratar a una persona por su orientación sexual, podrán recibir multas de hasta 10.000 euros.

En el caso de los menores intersexuales -que presentan al nacer características físicas de ambos sexos- se prohíben las cirugías de modificación genital hasta los 12 años.

En materia de educación, teniendo en cuenta a las comunidades autónomas, el proyecto de ley prevé incluir “contenidos relativos al tratamiento de la diversidad sexo-afectiva y familiar de las personas LGTBI” en los temarios de ingreso, acceso y adquisición de nuevas especialidades en los cuerpos docentes. Las Administraciones, además, fomentarán la introducción de referentes positivos LGTBI en los materiales escolares. Se promoverán programas de educación sexual y reproductiva y de prevención de enfermedades de transmisión sexual y se incluirá formación en diversidad sexual en la universidad, no solo para docentes sino para sanitarios y jurídicos.

La ministra de Igualdad, Irene Montero, aseguró en la rueda de prensa que, si ya en 2005 España se situó a la vanguardia del reconocimiento de los derechos LGBTI gracias a la modificación del Código Civil que permite el matrimonio entre personas del mismo sexo, con esta nueva ley vuelve ser una referencia internacional en defensa de los derechos de las personas LGTBI y particularmente de las personas trans. «Esperamos que esta ley pueda ser aprobada con urgencia, porque las vidas LGTBI, particularmente las vidas trans, ya no pueden esperar más», dijo.

SEM/MG

Comment here

Accesibilidad