CulturaCultura

El Museo de Arte Carrillo Gil comparte revisión del trabajo de Lola Álvarez Bravo de 1930 a 1955 

630 Vistas

La muestra está integrada por más de 70 fotografías de la artista mexicana vinculadas con documentos, libros y revistas de la época

Miguel Cinta Robles presentará proyecto que explora una catalogación de diversos objetos a partir de su lado sensible y también se presenta obra de la joven Margarita Robles 

Las representaciones de mujeres indígenas de Lola Álvarez tienen una selección temática particular enfatizan la explotación y la indolencia frente a la insostenible iniquidad e injusticia contra las mujeres indígenas que seguían sometidas en pleno siglo XX y su consiguiente dolor y sufrimiento, que tristemente parece prolongarse en los albores del XXI. 

El cuerpo de la mujer mexicana, cubierto por su característico rebozo, le sirve a Lola en ocasiones para simbolizar el sufrimiento y el dolor psíquico extremo frente a la situación límite de la muerte…. alude a la fe y a la religiosidad profunda en la que la gente del pueblo, y muy particularmente las mujeres, suele encontrar refugio espiritual frente al insoportable sufrimiento característico de la vida cotidiana…Lola que con elocuencia denuncian el dolor y la soledad de las mujeres frente a su ignominiosa situación social.

Del texto La representación de la experiencia femenina en Tina Modotti y Lola Álvarez Bravo, de Dina Comisarenco Mirk*

Libertad López

SemMéxico, Cd. de México, 30 de abril, 2022.-El Museo de Arte Carrillo Gil (MACG), recinto de la Red de Museos del Instituto Nacional de Bellas Artes y Literatura (Inbal), albergará la exposición La otra Lola: documentación, persuasión y experimentación fotográfica 1930-1955, integrada por más de 70 fotografías de Lola Álvarez Bravo vinculadas con documentos, libros y revistas de la época, además del proyecto MACG Presenta: Colección Margarita Robles, de Miguel Cinta Robles, en el marco de la estrategia #VolverAVerte de la Secretaría de Cultura del Gobierno de México.  

La otra Lola, bajo la curaduría de Deborah Dorotinsky, –investigadora del Instituto de Investigaciones Estéticas de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM)–, reúne una selección del trabajo de la creadora bajo tres líneas discursivas.  

Éstas son: Documentación, con fotografías que dan testimonio de la vida rural, el desarrollo industrial y los proyectos de modernización del país; Persuasión, la cual evidencia la manera en la que su mirada dominó una forma de convencer a las y los mexicanos sobre los logros industriales, comerciales, arquitectónicos, culturales y sociales durante las administraciones de Lázaro Cárdenas, Manuel Ávila Camacho y Miguel Alemán Valdés, y Experimentación, en la que “convirtió a los objetos y escenas más cotidianas en imágenes excepcionales”, comenta la curadora de la muestra.  

La exhibición, que “articula el trabajo artístico de Lola con sus otras facetas para dar cuenta de su visión de México en la alternancia entre la vida rural, el desarrollo industrial y la modernización” –a decir de Dorotinsky–, incluye piezas de época, así como un conjunto impreso –que pertenece a Fundación Cultural Televisa– supervisado por la artista en 1992 para su retrospectiva en el extinto Centro Cultural Arte Contemporáneo, que establecen un diálogo con fotografías documentales rescatadas en impresiones vintage o en revistas de la época resguardadas actualmente en colecciones particulares y públicas.  

Entre estas publicaciones se encuentra El maestro rural, editada por la Secretaría de Educación Pública (SEP) y en la cual Lola publicó sus dos primeros fotomontajes e ilustró, por lo menos entre 1935 y 1938, una gran cantidad de fotorreportajes.  

La muestra, que estará abierta hasta el 11 de septiembre, le otorga al trabajo de Álvarez Bravo el lugar y la importancia que merece en la historia de la construcción visual del país. También podrán ser apreciadas copias de exhibición de los negativos resguardados en el Center for Creative Photography de la University of Arizona, recinto al cual la creadora trasladó su archivo fotográfico hacia 1992, así como entrevistas que realizó con el historiador y crítico Olivier Debroise, resguardadas en el Centro de Documentación Arkheia del Museo Universitario Arte Contemporáneo (MUAC). 

¿Quién fue Lola?

Considerada la primera fotógrafa mexicana, Lola Álvarez Bravo (Dolores Martínez de Anda) se desempeñó como reportera gráfica, fotógrafa comercial y documental, retratista profesional y artista plástica. Las imágenes de mujeres son especialmente reconocidas y conocidas.

Nació en Lagos de Moreno, Jalisco en 1907 y murió en 1993. Llegó a la ciudad de México en 1916, donde se formó como fotógrafa. En 1924 se casó con Manuel Álvarez Bravo y juntos se fueron a radicar a Oaxaca, hasta finales de los años 20.

Es reconocida como una figura central en la fotografía mexicana, inició formalmente su carrera como fotógrafa a mediados de los años 30, o en la revista El maestro rural, editada por la SEP. En 1933 conoce a Paul Strand y a María Izquierdo, colaborando con la Liga de Escritores y Artistas Revolucionarios (LEAR) en 1934. Un año después participó en una exposición organizada por María Izquierdo que agrupó a varias pintoras de la Sección de Artes Plásticas de Bellas Artes.

También colaboró con artistas como Diego Rivera, Frida Kahlo, Rufino Tamayo y David Alfaro Siqueiros.

Fue reportera gráfica, fotógrafa comercial y documental, retratista profesional y artista plástica, abarcó gran diversidad de temáticas influenciada por fotógrafos como Edward Weston, Tina Modotti y Manuel Álvarez Bravo. Trabajó en las revistas Vea, Voz, Avance, Futuro, Espacio y Novedades. En 1951 abrió la Galería de Arte Contemporáneo y se encargó de la organización de varias exposiciones itinerantes.

Trabajó para el Instituto de Investigaciones Estéticas de la UNAM, para diversas secretarías de Estado y fue jefa del Departamento fotográfico del INBA hasta finales de los años 60. Reconocida con diversas distinciones y premios, presentó su primera exposición individual en 1964 y a partir de entonces, sus fotografías han sido publicadas y expuestas en México y Estados Unidos. Dejó de ejercer su profesión en 1989.

MACG Presenta: Colección Margarita Robles 

Por otro lado, en el tercer piso del recinto de la Red de Museos del Inbal, el programa curatorial MACG Presenta –dedicado a proyectos inéditos realizados por artistas menores de 30 años– exhibirá Colección Margarita Robles, de Miguel Cinta Robles (Oaxaca, 1997), un conjunto de objetos recolectados en diversas caminatas por cerros, tanto de su estado natal como de la Ciudad de México y de otras partes del país. La selección y su acomodo fueron pensados para evocar el lado sensible de los mismos, que va más allá de la taxonomía científica con la que se organizan las colecciones botánicas.  

MACG Presenta: Colección Margarita Robles es además una muestra de cariño a los cerros, que se contrapone al extractivismo tan común en la práctica científica, y genera una relación de respeto, permiso y cuidado hacia las montañas y la recolección de objetos en las mismas. La exposición estará abierta hasta el 21 de agosto.  

Asimismo, continúan en exhibición las muestras Mirar con nuestros ojos de montaña, de Marcela Armas, en el tercer piso del recinto, y la segunda parte de Alegorías del mal gobierno, curada por el cineasta Jesse Lerner, en el primer piso.  

En la valla que circunda al museo y al vestíbulo de ingreso, sigue hasta el 12 de junio ¡Pop sin azúcar! El valle encantado, de Israel Urmeer, y en la planta baja, hasta el 29 de mayo, el proyecto El cántaro roto, de la poeta Carmen Boullosa, concebido para la librería, así como Tlacuilo MACG, proyecto de Pedro Reyes alojado en el centro de documentación.  

El sábado 30 de abril, el museo abrirá de las 11:00 a las 17:00 horas. Como parte del programa inaugural, a las 12:00 se efectuará una conversación con Deborah Dorotinsky, actividad presencial con aforo limitado que será transmitida simultáneamente por Facebook Live; y en vivo a través de Instagram a las 14:00 con Miguel Cinta Robles, en el marco de la estrategia “Contigo en la distancia”.  

Habrá un estricto apego a las medidas de protección para trabajadores y asistentes, las cuales consisten en la instalación de un filtro con tapete desinfectante, aplicación de gel antibacterial, revisión de la temperatura que no rebase los 37.5ºC, uso obligatorio de cubreboca al momento del acceso y durante la visita, y respeto a la sana distancia. El cambio de programación está sujeto a las condiciones sanitarias establecidas por las autoridades de las secretarías de Salud y de Cultura del Gobierno de México.  

Redes sociales  

Se pueden seguir las redes sociales del INBAL en Instagram (@INBAMX), Facebook (/INBAmx) y Twitter (@bellasartesinba).  

Sigue las redes sociales de la Secretaría de Cultura en Twitter (@cultura_mx), Facebook (/SecretariaCulturaMX) e Instagram (@culturamx). 

* http://www.scielo.org.mx/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S1405-94362008000200008

Comment here

Accesibilidad