MujeresReportajes

El número de desaparecidas aumentó a 685 en 2021, reporta OUVMujeres

530 Vistas

Aparentemente la cifra de feminicidios disminuye, pero la de desapariciones aumenta.

Karina de la Paz Reyes Díaz

SemMéxico/BillieParkerNoticias, Xalapa Veracruz, 6 de marzo, 2022.- De acuerdo con registros del Observatorio Universitario de Violencias contra las Mujeres (OUVMujeres) de la Universidad Veracruzana (UV), en el año 2016 fueron ubicados 336 casos de mujeres desaparecidas; en 2021 la cifra alcanzó un total de 685. 

“¿Cuáles serían los elementos que potencian o provocan esta cifra importante en 2021? Lamentablemente no lo sabemos, porque es un tema de suyo muy delicado y en el que la autoridad competente, si bien ha hecho un registro, no ha hecho una investigación para ver cómo es que se está comportando el evento de desaparición. Es decir, no sabemos la complejidad del ilícito”, destacó Estela Casados González, coordinadora del OUVMujeres. 

En estos ocho años de labor, a través del OUVMujeres se ha detectado que, dependiendo de la naturaleza de los ilícitos, éstos van fluctuando con los años, lo cual obedece a varios motivos. 

Por ejemplo, para el caso de feminicidios, en 2016 detectaron 142 casos; con un alza importante de las estimaciones al año siguiente, 176; en 2018 baja de manera sensible a 129; para 2019 sube a 151; de ahí continúa el descenso “aparentemente” para 2020 y 2021, cuando se registraron 95 y 83, respectivamente. 

“Digo aparentemente, porque la crudeza con la que se realiza el delito sigue en aumento y en esta situación da una sensación de impunidad”, aclaró; “más que lanzar campanas al vuelo creo que sí es importante ver cómo se ha comportado el fenómeno y cómo se relaciona con otros, como el de la desaparición”, expuso la académica adscrita a la Facultad de Antropología de la UV, entrevistada a pocos días de que se conmemore el Día Internacional de la Mujer. 

Necesario que autoridades investiguen la desaparición 

En su opinión, habría que hacer una investigación –más que de orden académico, que también es importante– desde la autoridad competente, que amén de un registro de las mujeres desaparecidas esté orientado a averiguar, por ejemplo, por qué desaparecen. 

Con base en el OUVMujeres, en 2016 fueron ubicados 336 casos de mujeres que desaparecieron; en 2017 bajó a 281; en 2018 continuó el descenso, fueron 279; en 2019 con 271 y en 2020 con 280. 

“Aparentemente, a partir de lo que informan los medios de comunicación, el ilícito había ido bajando, pero hay que considerar varias cosas”, advirtió. Por ejemplo, hasta hace poco tiempo en Veracruz se inició el registro de desapariciones de mujeres desde la autoridad, más sistemático y público. 

“Digo todo esto porque en 2021 nos encontramos con algo muy, muy grave. En primer lugar, la cifra es de: 685 desaparecidas, es el doble del máximo que encontramos en 2016 y eso nos preocupa sobre manera”, enfatizó la entrevistada. 

Un segundo punto planteado por la académica es que no se debe pensar la desaparición de mujeres como un fenómeno homogéneo: “No podemos decir que toda la desaparición de mujeres es ‘desaparición forzada’, ‘ausencia voluntaria’ o que se deba a otros factores que no tienen que ver con las redes de tráfico de mujeres o de personas en general”. 

De las 685 mujeres que desaparecieron el año pasado: 211 eran menores de edad y de ellas, 141 desaparecieron en la región centro de la entidad, “¿Por qué ahí?, ¿cómo se ubica geográficamente el evento de desaparición?, ¿cómo factores como crimen organizado, violencia de género perpetrado por parte de familia, pareja sentimental o de amistades, aderezan y conforman de manera heterogénea el fenómeno?”. 

A la falta de información se añade un punto más: la región centro de Veracruz es la que más destacó en esta documentación de desapariciones que se hizo desde el OUVMujeres, en términos generales: de las 685 mujeres desparecidas el año pasado, ahí se registraron 257. Es más, “Xalapa es el municipio con más mujeres desaparecidas, con 97 casos, y lo sigue muy de cerca el municipio de Veracruz, con 92”. 

Además, continuó Estela Casados, de estas 685 mujeres, el dos por ciento fueron localizadas sin vida; del 42 por ciento no se sabe nada, si aparecieron o no, con vida o sin ella, “es una cifra importante”, y el 56 por ciento apareció con vida. 

En cuanto al rango no especificado –en registros generales, tanto de hombres como de mujeres–, “las colectivas y los colectivos de búsqueda algo nos han enseñado que nos permite reflexionar, tal vez sin mayor investigación, y aventurar que mucha de esa agente está en las fosas. No sabemos, realmente no tenemos información”. 

Sobre las mujeres que aparecen, el OUVMujeres ha identificado que hay muchas que aparecen y desaparecen frecuentemente y también se desconocen las razones. 

Por otro lado, hizo hincapié en que no hay que perder de vista la cuestión que tiene que ver con las agresiones hacia mujeres. Para ella, esa es la base social y cultural que permite armar y escalar el camino hacia los feminicidios. 

El año pasado registraron 519 agresiones, pero se trata de estimaciones, pues hay mujeres que no denuncian y no dan a conocer la situación que padecen. 

OUVMujeres, ocho años de labor 

Luego de hablar de las cifras, la académica dejó en claro que como OUVMujeres no especulan, sólo registran y muestran los datos, para informar a la comunidad UV y público en general, y que la información permita tener un panorama. 

Aunque el OUVMujeres, de la Coordinación Universitaria de Observatorios, inició sus trabajos en noviembre de 2017, en 2022 cumple ocho años, toda vez que su origen es el proyecto escolar “Asesinatos de mujeres y niñas por razón de género. Feminicidios en la entidad veracruzana”, que se remonta a enero de 2014 y fue inscrito ante el Sistema de Registro de Investigaciones (Sirei), también de la UV, en el mismo mes de 2016. 

El proyecto sobre asesinatos de 2014 obedeció a que en 2012 se tipificó el delito de feminicidio en el Código Penal del Estado Veracruz, pero se desconocía qué sucedía en la materia. En ese momento “no había información oficial que se hiciera pública, sí había esfuerzos de la sociedad civil comprometida históricamente”, recordó Estela Casados. 

La situación trascendió de los feminicidios a otros delitos, de ahí que este Observatorio, adscrito a la Facultad de Antropología, documente también otras violencias. El registro se hace a partir de información generada por medios de comunicación. 

Las cifras para enero de este año son: siete feminicidios, ocho homicidios, 53 desapariciones y 19 agresiones contra mujeres. “El hecho de que haya habido casi dos desapariciones de mujeres diarias en enero sí es un tema que debe ocupar a la autoridad y a la sociedad”. 

El asunto requiere tiempo, dinero y esfuerzo, porque el fenómeno está desde hace muchos años y se ha exacerbado. Basta recordar la primera Alerta por Violencia de Género contra las Mujeres en Veracruz, emitida en noviembre de 2016. 

“Pero lo que estamos notando es que ni siquiera están tomando las medidas mínimas especializadas y articuladas, como lo exige la definición de Alerta de Violencia de Género que está en la Ley General de Acceso de las Mujeres a una Vida Libre de Violencia.”

Díaz/ Fotos: Omar Portilla Palacios y Observatorio Universitario de Violencias contra las Mujeres

La propuesta del OUVMujeres se puede conocer en www.uv.mx/ouvmujeres

Comment here

Accesibilidad