Congreso

El partido del Trabajo en la Permanente se ocupa de la niñez, con propuestas semejantes a las de otros partidos

363 Vistas
  • Pide registro nacional de menores en situación de orfandad por Covid-19, no se tiene estimado
  • Se incrementaron las denuncias de violencia infantil y adolescente en 93 por ciento por pandemia

Libertad López

SemMéxico, Cd. de México, 17 de mayo, 2021.- Con el objeto de brindar apoyos y ayuda a los menores de edad que han quedado en una situación de vulnerabilidad, por haber perdido a uno o ambos padres por la Covid-19, senadores del PT impulsan una propuesta para elaborar un registro que permita conocer las características de este sector de la población.

El mismo registro pidió el Partido Acción Nacional en abril, suscrito por Movimiento Ciudadano y otras legisladoras. Se habla de 13 mil niños y niñas en riesgo.

En un punto de acuerdo, la senadora Geovanna Bañuelos de la Torre y el senador Miguel Ángel Lucero Olivas aseguraron que con esta base de datos se podría canalizar ayuda para niñas, niños y adolescentes, por medio de los distintos programas sociales del Gobierno Federal y los gobiernos locales.

La consolidación del registro, precisaron, estaría a cargo del Sistema Nacional para el Desarrollo Integral de la Familia, la Procuraduría Federal de Protección de Niñas, Niños y Adolescentes, así como de las procuradurías locales de protección de los infantes. Lo mismo propuso la oposición.

De igual forma, exhortaron a la Secretaría de Bienestar y al Sistema Nacional para el Desarrollo Integral de la Familia, para que atiendan a la brevedad a los menores que han quedado en orfandad, y les faciliten los bienes y servicios que requieran para preservar el interés superior de la niñez.

México no tiene un registro oficial de niñas, niños y adolescentes, como resultado de la muerte de su padre o madre o incluso los dos, a causa de la pandemia.

La repentina muerte de los padres, señalaron los legisladores, deja a los hijos en estado de indefensión y tiene entre otras consecuencias la deserción escolar, el incremento del trabajo infantil y, en los casos más graves, ha llevado a algunas personas menores de edad a vivir en condición de calle.

La senadora del PT pide otra cosa

Geovanna Bañulos de la Torre, además pidió a las autoridades competentes coordinarse para establecer medidas para la prevención, combate y erradicación de cualquier tipo de violencia, a fin de proteger y garantizarlos derechos de más de 20 millones de niños y niñas.

Explico que ante el grave incremento de la violencia en contra de niñas, niños y adolescentes, explicó que “en el Grupo Parlamentario del Partido del Trabajo estamos convencidos de que es prioritario para el Estado mexicano la Protección y Garantía de los Derechos de las Niñas, Niños y Adolescentes. Es momento de salvaguardar el libre desarrollo de la personalidad, la dignidad humana y la integridad física o mental, así como la libertad y el normal desarrollo psicosexual de niñas, niños y adolescentes y, en todo momento, garantizar el interés superior de la niñez”, apuntó.

Mediante un punto de acuerdo presentando a la Comisión Permanente del Congreso de la Unión, la coordinadora del Grupo Parlamentario del Partido del Trabajo pidió a la Fiscalía General de la República, así como a sus homólogas en las 32 entidades federativas dar prioridad a los procesos de denuncia e investigación en materia de delitos contra niñas, niños y adolescentes, privilegiando el interés superior de la niñez.

Asimismo, solicitó a las Procuradurías de Protección y a los órganos integrantes del
Sistema Integral de Protección de Niñas, Niños y Adolescentes diseñar y difundir una campaña nacional en los medios de comunicación masiva y a través de redes sociales sobre los graves efectos que tiene la violencia infantil en el desarrollo de las niñas, niños y adolescentes, así como informar sobre los derechos, garantías y mecanismos para la protección y atención para personas menores de edad en situación de vulnerabilidad o en peligro a causa de violencia intrafamiliar.

En el documento inscrito en la Gaceta de la Comisión Permanente, la representante por Zacatecas destaca que México ocupa el primer lugar en violencia física, abuso sexual y homicidios cometidos en contra de niñas y niños menores de 14 años entre las naciones de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE).

Y refiere que los principales tipos de violencia de los que son víctimas los menores de edad son: física, simbólica, económica, de omisión de cuidados y la que está alejada de la crianza positiva de las y los niños.

Además, señala que las condiciones de aislamiento provocado por la pandemia de Covid-19 provocaron un incremento considerable en las agresiones contra menores, siendo, lamentablemente, el hogar el primer lugar donde son violentados.

“En el caso de la Ciudad de México, las denuncias por maltrato infantil tuvieron un incremento de 93 por ciento entre el 1º de enero y el 20 de abril de este año, comparado con el mismo periodo de 2020, de acuerdo con los reportes del Consejo Ciudadano para la Seguridad y Justicia de la Ciudad de México”, detalló.

La mayoría de esas denuncias directas de menores es de adolescentes de 14 y 15 años, quienes reportan ser víctimas de agresiones en el seno familiar. En el 45 por ciento de las mil 125 denuncias recibidas los agresores son la mamá o el papá, y en un 17 por ciento ambos al mismo tiempo.

“Otro aspecto que vino a recrudecer la pandemia fue la sextorsión o extorsión sexual por internet la cual representa entre 3 y 4 por ciento en las denuncias, pero se ha convertido en una queja constante”, mencionó.

Geovanna Bañuelos aclaró que dicha situación se da con un sector específico, pues hay un segmento de entre 12 y 17 años, sobre todo niñas, que han reportado que al utilizar el espacio de redes sociales, les llaman con la amenaza de que si no acceden a un comportamiento que se exige de ellas o de ellos, entonces se van a revelar y compartir socialmente imágenes que podrían perjudicarles.

Y sostuvo, que durante la pandemia, ha quedado al descubierto una serie de afectaciones en el sistema de familia que dañan a los menores. “Ante la dificultad de salir a parques o la escuela se suman los entornos familiares conflictivos donde florecen las distintas manifestaciones de violencia”, lamentó.

“Debemos hacer realidad un México sin violencia, incluyente y con oportunidades para el desarrollo integral de las niñas, niños y adolescentes. Ello implica tomar acciones para garantizar que ninguno sea víctima de violencia. Haciendo realidad los principios rectores de la Ley General de los Derechos de las Niñas, Niños y Adolescentes que indican que deben tener acceso a una vida libre de violencia”, concluyó Geovanna Bañuelos.

El punto de acuerdo fue turnado a la Primera Comisión de Trabajo de la Comisión Permanente para su análisis y posterior dictamen.

Comment here

Accesibilidad