AmbigúCOLUMNASMartha Elba Torres Martínez

El Presidente, metido de cuerpo entero en las elecciones

563 Vistas

+ En Morena lo que sobra es lana: nunca renunció a la mitad de sus prerrogativas

+ El ala magisterial rechaza lista para diputados federales

Por Martha Elba Torres Martínez

“Pues como tampoco mi pecho es bodega y si él opina pues yo también, el Presidente está más metido en las elecciones, que en seguridad, la crisis económica, la salud y las vacunas, que son los temas que nos interesa tratar a los gobernadores”, expresó Silvano Aureoles, sobre la cita, el pasado martes 23, en Palacio Nacional para signar el Acuerdo Nacional por la Democracia.

“De hecho, yo ni firmé porque nunca me pasaron la carpeta”, aclaró.

En entrevista colectiva, el gobernador aliancista expuso que el evento duró apenas una media hora, donde hablaron la secretaria de Gobernación, Olga Sánchez; la gobernadora Claudia Pavlovich, “que no nos representa” y el Fiscal Gerzt Manero. “El Acuerdo dice que no nos metamos en apoyar a candidatos y que no se use el presupuesto público con fines electorales, y vemos a los de Bienestar usando las vacunas”.

Y señaló, en el caso de Michoacán, directamente al superdelegado Roberto Pantoja, el dirigente de los “vividores de la nación”, y aviador de la Secretaría de Educación por ocho años. “¡Por supuesto que están haciendo uso electorero de la vacuna!”.

A pregunta de un reportero, explicó Aureoles Conejo que una denuncia formal ante la Fepade, corresponde a los partidos políticos, pero que revisará junto con su Consejería Jurídica, una eventual ruta en ese sentido, por el uso electoral de un programa de vital importancia para la población.

Efectivamente, ha sido un desastre la vacunación, particularmente en Morelia, la capital. Ayer nada menos se suspendieron actividades en los centros de aplicación por falta de dosis. Sospechosistamente, se reitera que solo se vacunará a los adultos mayores que tengan cita, pero extraoficialmente se convoca a personas que no recibieron la famosa llamada, para que acudan a hacer fila.

“No sé qué andan haciendo estos metiches ahí, nada más desordenado las cosas”, dijo el mandatario refiriéndose a los servidores de la nación que organizan, toman datos de credencial de elector, números telefónicos y datos personales de los vacunados”; incluso les sellan el brazo, algo de lo que se han quejado las personas porque sienten que los marcan como propiedad del “Bienestar”.

¿Y pudo hablar con el Presidente? Le preguntó otro reportero al gobernador michoacano.

-¡Nada! ¡Cómo! Salió por donde entró y con nadie habló. Entonces, nada más nos convocaron, y ahí vamos por respeto; nos dicen que no nos metamos en las elecciones y otros se meten por un partido y sus candidatos. Fueron solo discursos, sin posibilidad de tratar otros temas de suma importancia para la población.

Pero más tardó en difundirse el Acuerdo Nacional por la Democracia, que el Presidente de la República en violarlo. Ayer en Campeche señaló que hay una “estrategia política en contra nuestra para que el movimiento de transformación no tenga mayoría en la Cámara de Diputados y se han agrupado con ese propósito”.

Entonces se asume como Morena y desconoce el derecho legal y legítimo de otros partidos de aliarse en la búsqueda, también legal y legítima, de ser un real contrapeso a las decisiones unipersonales del Ejecutivo Federal.

Si no se mete en las elecciones, ¿por qué le duele tanto que el INE imponga el candado constitucional respecto a la sobrerepresentación parlamentaria? Más aun, todavía falta que los candidatos impugnados recurran al Tribunal Electoral y éste resuelva.

Insisto, López Obrador es el único que tiene derechos en este país y así los reclama. Para el resto de las y los mexicanos, están vetados…

                                                           ***

Y Morena, si que trae la elección de Estado. Su problema no es de falta de recursos, sino de administración. Nunca, nunca renunció al 50 por ciento de sus prerrogativas -en total mil 500 millones de pesos-, para donarlos a la compra de vacunas. Eso sí, lo presumió en spots, pero el INE se los bajó por ser una auténtica y soberana mentira.

Digan si no: es el único partido que opera los programas sociales y prácticamente ha tapizado espectaculares y paraderos con propaganda fija en Morelia; cuentan las malas lenguas que Raúl Morón trae una bolsa de 300 millones de pesos para la campaña, y los otros candidatos y la candidata Mercedes Calderón, en la chilla. El tiempo pasa, pero las prácticas siguen siendo las mismas.

La publicidad intrusiva es asfixiante: en correos electrónicos y por mensajería, mensajes de Julio Peguero Espinoza, Misael García Vázquez, Tania Yunnuen Reyes. Bueno, hasta de Cruz Pérez Cuéllar, aspirante de la 4T a alcalde de Ciudad Juárez, Chihuahua, cuando esta columnista reside en Michoacán.

Otro caso es el del diputado federal Carlos Torres Piña, que se entromete en cuentas de email a través de sitios como “Morelia Informa” y “Noticias MX”, para promocionarse como candidato a presidente municipal de Morelia. Y el árbitro electoral del estado, más preocupado en su presupuesto, que en vigilar y sancionar.

Y precisamente, por falta de recursos para la campaña, es lo que llevó al joven Ismael Hernández a renunciar a su derecho de registrarse como candidato independiente a diputado por el distrito 11 de Morelia. Una gran pérdida, porque el chavo es economista por el Instituto Tecnológico Autónomo de México (ITAM) y cuenta con Maestría en Política Pública en la Universidad de Harvard (John F. Kennedy School of Government).

El caso que en Morena, la guerra por las candidaturas es a muerte.

Este viernes marcha en la capital, la Asamblea Estatal de Bases morenista, el ala magisterial del partido y que rechazó la lista de registro de candidatas y candidatos a diputados federales, particularmente Leonel Godoy y su ex secretaria de Educación, Graciela Andrade, quien fue observada por la Auditoría Superior de Michoacán por malos manejos. Son cartuchos quemados, con malas cuentas y que no aportan nada.

Lo peor, que Raúl Morón, cuyo origen político es precisamente el movimiento democrático magisterial -hoy CNTE- no ha hecho nada y dejó a la mafia del poder morenista, encabezada por Gabriel Hernández, secretario del Bienestar, la resolución de las candidaturas.

Así que Amlo no tiene metidas las manos en las elecciones, ¡está de cuerpo entero!…

Comment here

Accesibilidad