Mujeres

El Recetario de la Tía Edu, una opción de comida saludable

335 Vistas
  • Edu es una mujer mixteca encargada de la cocina de Calpulli en la capital oaxaqueña.
  • El libro es parte de la campaña por una alimentación sana y nutritiva #OaxacaSinChatarra.

Soledad Jarquín Edgar

SemMéxico, Oaxaca, 14 de noviembre del 2022.- Mientras la tarde cae sobre las casas asentadas en lo más alto de las laderas de la zona conocida como Colonia Unidas en la capital oaxaqueña, el parloteo de niñas y niños llena el pequeño patio de su escuela. Unos minutos antes, con algo de quietud observaron atentos a los integrantes del grupo de Danza, casi todos adolescentes, escenificar el Popol Vuh, libro sagrado de los mayas.

Luego el escenario se transforma. Cuatro mujeres ocupan una silla detrás de las mesas. Entre ellas, sonriente, está Fresvinda Eduvigues Hernández Cadena, la Tía Edu. Se dice emocionada de ver su trabajo reflejado en el Recetario de la tía Edu, cocina tradicional de la mixteca, la región donde se asienta Olleras de Bustamante, agencia municipal de Santiago Chazumba, donde nació.

Su historia, contada en el libro, es el trazo de vida de muchas mujeres de la región. Emigró a la Ciudad de México; primero para huir de la violencia, lo único que le dieron en la escuela donde no aprendió ni a leer ni a escribir, y segundo con ayuda de su abuela y un tío, escapó de ese otro destino común de las niñas, un casamiento arreglado, con un hombre seguramente mayor cuando ella tenía apenas 12.

El Recetario de la Tía Edu es una de las muchas acciones que durante años han realizado un grupo de organizaciones de la sociedad civil a través de la campaña “Por el derecho a una alimentación sana y nutritiva de Niñas, Niños y Adolescentes #OaxacaSinChatarra”, una que ahora mismo dibuja en murales diversos la joven artista plástica zapoteca Ana Xopha, en ese intento constante de evitar el consumo de alimentos que les roban la salud a las personas y que aleja a la gente de la comida tradicional, como dicen una y otra vez las mujeres que presentan el libro.

La comida natural, saludable, asechada hace décadas por la comida chatarra “abundante en grasas, colesterol, azúcares y sal”, dice en la presentación el Recetario de la tía Edu, con guisos que ella prepara cada día para las y los peques de preescolar que cada día asisten al Centro Educativo Calpulli, en esa zona de la capital oaxaqueña que hace dos décadas era un asentamiento irregular, de caminos estrechos, sin luz ni agua potable y de casas de lámina y madera.

Algo cambió con el paso de los años. Las calles no son tan estrechas, ya hay luz eléctrica, y el agua sigue escaseando de tanto en tanto, pero la pobreza persiste en este lado de la ciudad de Oaxaca hasta donde no llegan los programas gubernamentales de salud ni las becas, señalan madres de familia a SemMéxico.

Y es eso lo que le da más gusto y orgullo a la propia Tía Edu, cuando explica en qué consiste su trabajo, cocinar rico y nutritivo para niños y niñas del Centro Educativo Calpulli -una escuela impulsada por la organización del mismo nombre- mientras sus madres y padres vuelven a casa tras sus jornadas de trabajo.

Guisados a base de verduras como una sopa, guías, elotes con huevo a la mexicana, tortitas de avena, acelgas capeadas, tamal de chepil, lentejas con verduras, caldillo de nopales, calabacitas rellenas, albóndigas de verduras, mole de olla o huazontles capeados, son algunos de los guisos que propone la Tía Edu en su recetario y que acompaña con otras delicias que no son “ni caras ni tan caras ni difíciles de hacer, pero eso sí, muy nutritivas”, como un agua de chilacayota, avena con fresa, limón con chía o pitaya y de postre avena de leche, plátanos al vapor o calabaza en dulce.

Ese es el conocimiento heredado de sus ancestras que la Tía Edu ofrece en el Recetario, quien parece haberse reinventado, tras sufrir violencia familiar y quedar viuda con sus hijos, al encontrar en la ciudad de Oaxaca un lugar para vivir en aquella zona desde donde se ve la ciudad desde lo alto y desde muy lejos.

Noelia Abigail Paz Hernández, coordinadora general del Centro Calpulli, compartió la reseña de la campaña que surge en el marco de la aprobación de la reforma del artículo 20 BIS de la ley general de niñas, niños y adolescentes.

Adriana Cruz Cortés, integrante de Espiral por la Vida A.C., abordó parte de las problemáticas en las comunidades indígenas de la Sierra Norte con el consumo de productos ultraprocesados y las estrategias implementadas para contrarrestarlo. Ella misma destaca el trabajo en Santa Catarina Lachatao, en la sierra Juárez, hace 10 años que la comunidad prohibió la venta de comida y bebidas procesadas o chatarra, “eso nos da una idea de que cuando hay un acuerdo colectivo se pueden lograr muchas cosas”.

Mientras que Yésica Sánchez Maya, codirectora de Consorcio Oaxaca, expuso que El recetario de la Tía Edu es un aporte importante en la apuesta de una alimentación sana y nutritiva por parte de la sociedad civil, como una herramienta para frenar la crisis de obesidad y diabetes por la que atraviesa México.

Resaltó la preocupación de sociedad civil en que la Suprema Corte de Justicia de la Nación pondere los intereses de grandes empresas antes de la salud de los y las mexicanas, sobre todo de la niñez y la adolescencia, en el amparo en contra del etiquetado frontal de advertencia promovido por Barrilitos.

¡Por el derecho a una alimentación sana y nutritiva de niñas, niño y adolescentes! Es una campaña impulsada hace varios años por organizaciones como el Espacio Civil de Oaxaca Comité de Niñas, Niños y Adolescentes por sus Derechos, la Red por los Derechos de la Infancia en México,  el Poder del Consumidor, Piña Palmera, Puente a la Salud Comunitaria, Actúa por la salud y CAMPO.

Cabe señalar que en la página https://www.facebook.com/OaxacaSinChatarra/ se pueden encontrar diversas recetas presentadas por la Tía Edu.

SEM/sj/MG

Comment here

Accesibilidad