Mujeres

En el Istmo de Oaxaca, 67 % de feminicidios en lo que va del 2022

820 Vistas
  • Los paradigmáticos asesinatos de María del Sol y Pamela marcaron una bandera de impunidad
  • Tres mujeres fueron asesinadas este domingo en Juchitán de Zaragoza

Soledad Jarquín Edgar

SemMéxico, Oaxaca, 7 de enero, 2022.- En lo que va del año son 12 las mujeres asesinadas en la región del Istmo de Tehuantepec, las tres recientes víctimas de estos hechos ocurrieron la tarde de ayer domingo en Juchitán de Zaragoza.

En esa región del estado se han cometido este año, el 67 por ciento de los feminicidios, con 12 de un total de 18 ocurridos en Oaxaca, reporta el Grupo de Estudios sobre la Mujer Rosario Castellanos, en su recuento hemerográfico que en los poco más de cinco años de la actual administración acumula un total de 600 asesinatos violentos de mujeres.

Al respeto, Yésica Sánchez Maya, directiva de Consorcio para el Diálogo y la Equidad Oaxaca, apuntó que Juchitán de Zaragoza, el asesinato de Pamela Terán Pineda y María del Sol Cruz Jarquín, ocurridos el 2 de junio de 2018, quedó marcada una bandera de impunidad y permisibilidad para matar a mujeres.

“Si no se fincó la responsabilidad frente a esos dos asesinatos, considerando el perfil de las dos víctimas, casos paradigmáticos y ejemplo de impunidad y permisibilidad a la violencia ¿qué podemos esperar de cualquier otra mujer? Pregunta la defensora de los derechos humanos de las mujeres.

En entrevista para SemMéxico, Sánchez maya dijo que en Oaxaca no existe un programa de acción y prevención a la violencia contra las mujeres, que junto con la falta de una política de Estado en materia de seguridad, son dos ejemplos de cómo el gobierno encabezado por Alejandro Murat Hinojosa no le apostó a perfiles adecuados en los cargos de quienes han tenido a su cargo estas tareas.

Como tampoco destinó un presupuesto digno y en cambio existe una simulación, porque lo que sí hubo fueron eventos públicos muy lucidos, sin protocolos ni mecanismos de reacción inmediata de alerta temprana, desde seguridad pública en coordinación con los municipios durante la pandemia.

Y es que de acuerdo con los recuentos hemerográficos de GESMujer y de Consorcio Oaxaca, en poco más de cinco años del gobierno de Alejandro Murat han ocurrido 600 asesinatos violentos de mujeres; por lo que hasta hoy, ha superado a su antecesor Gabino Cué Monteagudo en un 12 por ciento; a Ulises Ruiz Ortiz en un 52 por ciento y a José Murat Casab e un 28.5 por ciento. Ello indica, desde ahora que el sexenio de Alejandro Murat Hinojosa será el más violento de los últimos poco más de 23 años.

“Solo vimos en webinars de la Secretaría de la Mujer (Ana Isabel Vásquez Colmenares), pero nunca vimos el anuncio preciso y claro de acciones concretas para hacer protocolos de zonas de riesgo”, dijo Sánchez Maya.

Señaló que durante la pandemia que aún persiste, mucha gente, muchas mujeres no dejaron de trabajar, tuvieron que seguir moviéndose y saliendo de sus hogares para trabajar, “no solo era el tema de te quedaste en casa, donde la violencia se agudizó, sino también que las mujeres siguieron apareciendo en lotes baldíos, en la calle, ejecutadas en medio de una balacera”.

Entonces, añadió, no existe una apuesta, un programa y, por otro lado, vimos la no reacción del gobernador ni del Congreso del Estado, para solucionar la inacción de los y las responsables de ejecutar los programas adecuados para prevenir y reducir la violencia contra las mujeres y de manera especial el feminicidio.

“Rubén Vasconcelos Méndez renunció como Fiscal, sino seguiría en el cargo, ese daño que hicieron al no sustituirlo en tiempo y forma, abonó a la impunidad que se volvió permisividad”.

Por otro lado, dijo la entrevistada, tenemos el caso de la titular de la Secretaría de la Mujer, quien se dedicó a estudiar maestrías. Las autoridades no evaluaron cómo se estaba ejerciendo el presupuesto y la política pública si la hubiera.

“Le quedó demasiado grande el cargo a Vásquez Colmenares y a las oaxaqueñas nos quedó demasiado peligroso que vinieran a aprender género o feminismo a costa de la vida de las mujeres. Porque la secretaria no apostó contundentemente al flagelo de la violencia y aunque hace más de tres años aceptaron la Alerta de Violencia de Género contra las Mujeres lo hicieron para quedar bien, no con sentido de responsabilidad, de estar preocupados”.

La directiva de Consorcio Oaxaca enfatizó que el gobierno de Alejandro Murat que concluye el próximo 30 de noviembre quedará marcado por la cifra más alta de feminicidios cometidos en una administración gubernamental, lo que demuestra la ausencia de un mecanismo de prevención o al menos de cómo atender en la emergencia.

Citó que muchos de los crímenes son cometidos por la delincuencia organizada y pareciera que con sus declaraciones las autoridades se quitan la responsabilidad, pero son ellos mismos quienes han dejado crecer ese fenómeno para desgracia de Oaxaca.

Nos preocupa cómo va a terminar este sexenio, no sólo por las altas cifras de mujeres asesinadas sino porque los crímenes contra mujeres tienen un efecto directo en el impacto que hay en el tejido social.

De acuerdo con el recuento del GESMujer la región del Istmo y Valles Centrales son las regiones con más asesinatos violentos cometidos contra mujeres en lo que va del actual gobierno de Alejandro Murat con 138 y 135 feminicidios, respectivamente, cada uno representan el 23 por ciento de los casos.

Le sigue la Costa, con 92 asesinatos violentos (15 %), el Papaloapan con 84 (14 %), la Mixteca con 69 (12 %), la Sierra Sur con 40 (7 %), Sierra Norte con 23 casos (4 %) y la región de la cañada con 19 (3 %).

Desde el comienzo de este año del 2022, es decir en 38 días, ha ocurrido 1 asesinato en la Cañada, 12 en el Istmo y seis en Valles Centrales.

SEM/sj

Comment here

Accesibilidad