Mujeres

Enfrenta violencia institucional, por conflicto de intereses en el TSJEO

1.111 Vistas

* Favorecen magistrados y jueces a un homólogo federal

* Otorgan guarda y custodia compartida, a pesar de probables hechos de violencia física y emocional por parte del padre

Lorena Vaniezcot

SemMéxico, Oaxaca, 16 de agosto, 2021.- A la violencia familiar que enfrentó, por lo que se separó y un largo proceso de litigio, que no termina, por la guarda y custodia de su menor hijo, Luvia se enfrenta hoy a la violencia institucional ejercida por las cúpulas de magistrados y jueces federales y jueces locales, que favorecen a su ex pareja el Juez Segundo de Distrito en el Estado de Oaxaca, Fidel Gallegos Figueroa.

Por ello, a través de SemMéxico, Luvia llamó al presidente del Tribunal Superior de Justicia del Estado para que atienda un conflicto de intereses que favorecen al juez Segundo de Distrito y al Fiscal de Oaxaca, Arturo Peimbert para que judicialice carpetas por probables delitos de violencia familiar.

La última del Poder Judicial Federal en el Décimo Tercer Circuito fue la rapidez con la que actuaron, luego de que Luvia acudió al juicio de amparo en el cual le fue otorgada la suspensión de plano para que no se ejecutara la determinación de guardia y custodia compartida al encontrarse en riesgo la integridad física y emocional de su pequeño hijo, quien afirma la entrevistada ha sido objeto de agresiones físicas por parte de su papá y de su actual pareja.

La ex pareja de Luvia, juez Segundo de Distrito en el Estado de Oaxaca, Fidel Gallegos Figueroa, recurrió esta determinación acudiendo a la queja que resolvió el Segundo Tribunal Colegiado en Materia Civil y Administrativa, el día 4 de agosto. Ese organismo la admite el día 5 y resuelve el día 6 de agosto del actual.

Dicha resolución, explica la madre del menor, fue dictada por el magistrado presidente Roberto Meixueiro Hernández y la Magistrada Luz Idalia Osorio Rojas, amiga de Fidel Gallegos Figueroa “como lo reconoce en dicha resolución y en otras”, y el secretario en funciones de magistrado Oscar Santiago Vargas.

Estos funcionarios revocaron la suspensión “sin importarles el interés superior del infante quien tiene derecho a una vida libre de violencia que le es ocasionada por su progenitor y la ahora pareja de éste, favoreciendo desde luego los intereses de su amigo y colega el juez de Distrito, Fidel Gallegos Figueroa”.

“Es impresionante la celeridad de los acuerdos”, reitera Luvia quien agrega que el mismo 6 de agosto pasado, la secretaria encargada del despacho en el Juzgado Primero de Distrito en el Estado de Oaxaca, Lorena Carrera Martínez, niega la suspensión provisional.

De esta manera, el menor ahora vive con su progenitor como lo ha determinado la Jueza Cuarto de lo Familiar, Joanna Vasconcelos Sánchez, quien decretó la guarda y custodia compartida: de miércoles a domingo con –el juez federal- Fidel Gallegos Figueroa.

Vasconcelos Sánchez también determinó que la madre no podrá ver a su hijo en esos días ni comunicarse telefónicamente con él, porque considera que “interfiere con la convivencia padre-hijo.

Luvia señala que esa fue una decisión injusta para el menor al coartar toda comunicación con su progenitora y cuidadora principal; y evidente beneficio para los intereses mezquinos del padre de su hijo, a pesar de que, por antecedentes de agresiones contra el niño que han sido notificados a la autoridad, “el menor corre el riesgo de seguir sufriendo agresiones físicas y emocionales”, dice la madre quien lamenta que las juezas soslayen el interés superior de su menor hijo y el grave riesgo en el que se encuentra su integridad física y emocional, toda vez que la violencia psicológica que sufre su pequeño hijo puede ocasionarle daños irreparables.

Luvia hace un “enésimo” llamado al magistrado presidente del Tribunal Superior de Justicia del Estado de Oaxaca, que encabeza Eduardo Pinacho Sánchez, para que atienda esta situación donde “evidentemente hay intereses que rebasan a la justicia”.

Y, por otro lado, llamó a través de SemMéxico, al titular de la Fiscalía de Oaxaca, Arturo Peimbert Calvo, para judicialice las carpetas por presuntos delitos de violencia familiar cometidos en su contra y en contra de su hijo.

Así como también pide imparcialidad por parte de la Fiscalía toda vez que mientras a Fidel Gallegos Figueroa le dan intervención en todas las carpetas de investigación seguidas en su contra e incluso reclasifican el delito de violencia familiar por el de lesiones que tardan en sanar menos de 15 días, exculpando al padre del niño y funcionario del Poder Judicial de la Federación.

Incluso, agrega, recaban de oficio pruebas para deslindar responsabilidad al juez federal Gallegos Figueroa, como sucedió con el Agente del Ministerio Público, a quien reconoce solo por su nombre “Hipólito”, mismo que de ser órgano persecutor se convirtió en defensor del aludido juez; mientras que  a Luvia le niegan toda intervención a las carpetas que de manera dolosa pretende integrarle Fidel con el mismo objetivo, meterla a la cárcel y quitarle a su hijo.

SEM/lv/sl

Comment here

Accesibilidad