COLUMNASEntresemanaMoisés Sánchez Limón

Entresemana| El basurero de la historia

207 Vistas

Moisés Sánchez Limón

SemMéxico, Ciudad de México, 30 de agosto del 2022.- ¿Cuánto cuesta la vida de un minero?

¿Cuatro millones de pesos? ¿Un memorial y el olvido? O…

¿Un discurso salpicado de demagogia frente al miedo de ir directo al basurero de la historia?

Pero, caray, son ingratas, ingratos y politiqueros familiares de los 10 mineros sepultados en la mina El Pinabete, allá en San Juan Sabinas, Coahuila, desde el pasado miércoles 3 de agosto de 2022.

¿Lo serán también viudas y deudos de los 63 mineros sepultados en la mina Pasta de Conchos, desde las dos y media de la madrugada del 19 de febrero de 2006 que fueron silenciados con dinero y la promesa del rescate de los cuerpos y un memorial?

¿Por qué ingratos?

Bueno, a la exigencia de renuncia, por negligente, de la licenciada en historia y arte en funciones de coordinadora Nacional de Protección Civil, Laura Velázquez Alzúa, Su Alteza Serenísima la califica de politiquería. Y luego les mandó negociadores para transar una tregua.

¡Felicidades, Su Alteza Serenísima! ¿Qué le depara el destino? Fama y gloria y…

Bueno, bueno.

Felicidades porque no todos los días se llega al cuarto informe de gobierno, el legal, el de deveritas no el de la mascarada y las cifras alegres y el relumbrón frente a invitados especiales dispuestos a la genuflexión y el aplauso fácil.

¡Ah!, por supuesto, Andrés Manuel I no es igual a  nadie. Es pieza única de convicciones que lindan entre la mentira y la fantasía, virtudes que usted puede confirmar en vivo y a todo color en la homilía de la mañanera, de lunes a viernes desde el púlpito del Salón de la Tesorería en el meritito Palacio Nacional.

¿A poco no? Lea usted por favor el mensaje del licenciado presidente.

“Va la transformación. Se va a acabar la corrupción, se va a acabar la impunidad. No va a ser fácil, ya estamos viendo, porque hay intereses creados. Estaban muy mal acostumbrados, ellos eran los dueños de México, se sentían los amos y señores del país. Ya no”.

“Y no les voy a faltar al respeto, siempre vamos a buscar el entendimiento, pero ya esa política de saqueo antipopular, entreguista, se acaba”.

“Imagínense venir de tantos años de lucha para terminar como un mediocre, uno más, que yo me vaya a la historia, pero como se han ido muchos: al basurero de la historia. No”, dijo escamado Andrés Manuel I en la mañanera del 7 de mayo de 2019, cuando se integraba, formalmente la barra mercenaria de sedicentes periodistas.

Terror al basurero de la historia, pero qué destino puede tener alguien que miente como respira y, para protegerse, determina que toda obra gubernamental sea elevada a rango de “interés nacional”.  

El lugar tenía reportes de fallas de seguridad desde el año 2000. En la última inspección, realizada el 12 de julio de 2004, se asentaron 43 violaciones directas a la norma de seguridad e higiene y se ordenaron 48 medidas, muchas de ellas de extrema urgencia. Sin embargo, las autoridades omitieron supervisar que se subsanaran las fallas detectadas.

La propia Comisión Nacional de los Derechos Humanos, en la Recomendación 26/2006, determinó que “los servidores públicos de la Secretaría del Trabajo y Previsión Social toleraron que la referida empresa funcionara en condiciones que no garantizaban íntegramente la salud y la vida de los trabajadores”.

Dicen los que saben, que la oposición partidista ya se tardó en dar color mientras el equipazo del licenciado Presidente tiene corcholatas de diversa catadura con hartas ganas de sucederle en el cargo.

“Morena les va a dar en la madre en 2024 y ganará la Presidencia de la República”, dicen los expertos en política y elecciones.

Y luego, cuando como por coincidencia, aparece el resultado de una encuesta levantada por un par de encuestadoras de apariencia inmaculada, Su Alteza Serenísima se alza el cuello y, con el pecho henchido, porque no es bodega, presume como el más chingón de la pradera.

¿Usted le cree a las encuestas?

Para el licenciado Andrés Manuel I, sí, de plano.

Y, así, oxigenado por esa medición que lo ubica arriba de 70 por ciento de aceptación entre la ciudadanía  jóven y adultos mayores.

El caso es que, como dicen los clásicos, se trata de la foto instantánea, del momento,  y en forma alguna puede considerarse como la última palabra indicativa de las y los mexicanos en edad de votar.

Domingo 28 en Pesquería, Nuevo León

Ya ustedes seguramente se han dado cuenta, pero en el proceso de transformación de México, el llevar a cabo lo que llamamos la Cuarta Transformación, nos estamos apoyando en los trabajadores. Si no nos apoyamos en los trabajadores petroleros, no rescatamos Pemex; si no nos apoyamos en los trabajadores electricistas, no rescatamos la Comisión Federal de Electricidad; si no nos apoyamos en las maestras, los maestros, no rescatamos la educación pública en nuestro país; si no nos apoyamos en las y los trabajadores de la salud, no garantizamos el derecho a la salud del pueblo.

Entonces, con las trabajadoras y los trabajadores estamos llevando a cabo esta transformación, que era indispensable, necesaria. Si no hubiésemos actuado como lo hemos hecho, de manera firme, decidida, atrevida, habría una situación muy lamentable en el país, de no sólo crisis económica, sino también de crisis de bienestar social y habría ingobernabilidad, porque los que estaban a cargo del gobierno se empeñaron en imponer un proyecto que sólo beneficia a las élites y se abandonó por completo al pueblo.

Ese proyecto que se conoce como neoliberal, y nosotros decimos que es neoporfirista; significa el apoyar sólo a las y los de arriba, porque si se apoya al de abajo eso es populismo, eso es paternalismo, si se apoya al de arriba es fomento, es Fobaproa, es rescate.

+++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++

Hay un programa que se llama Jóvenes Construyendo el Futuro. Si una o un joven no tiene trabajo, no está estudiando, se le contrata y va a trabajar de aprendiz a una empresa, y se le paga un salario mínimo. Que, dicho sea de paso, ya el salario mínimo ha aumentado como no sucedía en los últimos 30 años, ha aumentado el salario mínimo 70 por ciento en términos reales desde que estamos en el gobierno.

Bueno, ¿cuántas y cuántos jóvenes están trabajando de aprendices? 

Dos millones 500 mil jóvenes. Y ya la mitad se queda en esas empresas, les contratan. Y lo importante es que las organizaciones delictivas no las, ni los enganchan, no se los llevan. Eso nos ha ayudado mucho a que haya paz, tranquilidad, a que haya gobernabilidad. 

Y otra cosa que nos ha ayudado como una bendición es que nuestras paisanas y paisanos migrantes están enviando a sus familiares remesas como nunca. El año pasado, 52 mil millones de dólares, más de un billón de pesos; y este año en las proyecciones se va a llegar a los 60 mil millones de dólares. Y ese dinero va a 10 millones de familias abajo, en los pueblos, son como siete mil pesos mensuales, y eso reactiva la economía desde abajo, con los programas sociales, y eso impidió que se generara una crisis de consumo y una crisis de bienestar social.

+++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++

Vicente Serrano, conductor de Sin Censura.

Y orgullosamente como exnormalista hoy puedo decir también que muchas de las críticas al plan de estudias, a la estrategia de educación, viene de la mala sangre o de la ignorancia de muchas y de muchos que desde los medios de comunicación están criticando.

Yo le pregunto, Presidente: ¿qué tan importante debe de ser el plan educativo, y en el papel de las y los profesores en formación como normalistas o ya en funciones, la lucha contra la discriminación, contra el racismo, contra el clasismo?

++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++

Este racismo ha existido siempre, nada más que permanecía en los últimos tiempos soterrado. Cuando se da este proceso de transformación empieza a emerger y hay todas las expresiones que conocemos.

Pero al mismo tiempo los pueblos originarios y la sociedad en general en nuestro país ha venido fortaleciendo las tradiciones, las costumbres, las lenguas, las culturas, se ha venido conociendo que antes de la llegada de los europeos había civilizaciones, culturas muy importantes que tuvieron esplendor en la arquitectura, en el arte, en la astronomía, en muchas ciencias.

++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++

Entonces, son procesos. Esto que estamos hablando de Chiapas, aún con la ley que deja abolido el peonaje en Chiapas, en 1914, y existe la ley, como existe en Tabasco, como existe en Zacatecas, como existe en todos los estados, aún 50 años después hay estos indígenas que cargaban a caciques y a quienes les pagaban o eran sus amos. ¿Cuánto tiempo tiene de eso?, 50, 70 años.

Entonces, esa mentalidad… O sea, porque es una explotación que se tiene que acompañar de un pensamiento, de una ideología que justifica el abuso, que justifica la opresión: “¿Por qué te tengo que respetar, si tú eres un naco? Yo no, yo…” Si no soy de sangre azul… “Ya estudié, ya tengo maestría, ya tengo doctorado, y además estudié en el extranjero, y eso me permite poder decir que soy más que tú”, porque es como un título mobiliario. Y si se tiene un poco de dinero, pues lo mismo, “soy de la sociedad, soy famoso y puedo maltratar a cualquiera”.

Nosotros pensamos que se ha avanzado mucho ya en la lucha contra el racismo, contra el clasismo. Y lo más importante es que está aflorando, porque lo más difícil siempre es la simulación.

Es lo mismo que la prensa, cuánto daño causaron los medios supuestamente independientes, más daño que los decididamente oficiales o defensores abiertos del régimen, porque el que supuestamente es independiente engaña más porque se piensa que es profesional, de que es objetivo, de que no toma partido. Nada, nada.

Entonces, todo esto es lo que está saliendo. 

Ahora hay un documental sobre Loret de Mola…

INTERLOCUTOR: Sobre el caso Cassez-Vallarta. 

PRESIDENTE ANDRÉS MANUEL LÓPEZ OBRADOR: Sí, sí. Pero pues no es nada más Loret, es todo el régimen. Yo por eso digo: No es una, no es uno, son millones.

Claro, ahí las y los que destacan o son, vamos a decir, los más famosos. Pero ese pensamiento de triunfar a toda costa, sin escrúpulos de ninguna índole, eso todavía desgraciadamente prevalece; o de los que están a favor de la tortura, claro que hay muchos en México, es un pensamiento conservador que existe.

Y lo que opina la señora a la que hiciste referencia, de que las mexicanas y los mexicanos son flojos, millones de personas piensan así. Y desde luego que eso no es cierto, el pueblo de México es de los pueblos más trabajadores del mundo, pero ese es el clasismo. 

Si el pueblo de México fuese un pueblo flojo, indolente, no saldría adelante en ninguna parte. Y ahí está, como tú dices, el ejemplo de nuestros paisanos y paisanas migrantes, están enviando… Pues este año yo creo que se va a llegar a 60 mil millones de dólares. A lo mejor la señora no sabe que ese es el principal ingreso del país, fruto del trabajo de las y los mexicanos. Eso, los migrantes, y aquí pues hay más de 21 millones de trabajadoras y trabajadores inscritos al Seguro Social, y cuántos buscándose la vida en la economía informal.

Este es un pueblo muy trabajador que ha podido, por eso y por sus culturas, resistir todas las calamidades. Pero es un proceso de concientización que tiene que continuar para que ese racismo, ese clasismo…

Era lo que pasaba también con la corrupción, se veía como algo normal; es más, se aplaudía al corrupto, se le consideraba una gente hábil, astuta, inteligente. Y era como algo normal arriba, en el pueblo no, el pueblo siempre actuando con honestidad, con rectitud.

Pero ya ahora ya no, ahora ser corrupto es ser mal visto; el racista, mal visto; el clasista, mal visto; el que discrimina, mal visto; quien insulta, humilla, mal visto. Ya ni en restaurantes más lujosos se trata mal a meseros, a los chefs, no, hay más respeto, con los chóferes. Antes, nada más por ese clasismo, por sentirse superior, tenían que humillar al trabajador y a la trabajadora para sentirse ellos importantes, con poder y gritar a las trabajadoras domésticas, en el caso de los choferes abrirles la puerta del carro y sentarlos atrás. Ya no se ve eso mucho, ahora es distinto y va cambiando, y tiene que seguir cambiando. 

Pero son procesos. Y qué bien que ahora con los nuevos contenidos educativos se toquen esos temas para que sigamos avanzando, que se tenga una educación científica, pero humanista.

Y yo agradezco mucho, aprovechando, el apoyo de la maestra que nos ayudó mucho, mucho, mucho. Se hicieron varias cosas, pero hay cuatro que son centrales y las vamos a seguir haciendo con Leti Ramírez, que es también otra maestra:

Primero, tener una muy buena relación con maestras y maestros, ahí está la clave.

¿Cómo se transmite el conocimiento? ¿Quién transmite el conocimiento?

La maestra, el maestro, en el aula. Antes se decía: “Para enseñar y aprender sólo se requiere una maestra, un maestro dispuesto a enseñar y un alumnado dispuesto a aprender’. Eso es. ¿En dónde? Hasta debajo de un árbol, pero ese esencial. Entonces, si no se cuenta con maestras, con maestros que con entusiasmo se dedican al noble oficio del magisterio, pues no se avanza. 

Y antes pues, en vez de exaltar la labor magisterial, que es como un apostolado, se les degradaba, se les humillaba. Eso ya no. Independientemente de los aumentos salariales o de las prestaciones, es el lugar que deben de tener nuestras maestras, nuestros maestros. 

Comment here

Accesibilidad