Mujeres

Espionaje cibernético: amenazas, difusión de contenido íntimo maltrato psicológico; una violencia más contra las mujeres

294 Vistas
  • Espionaje digital a las mujeres a través de celulares, alerta Kaspersky México.
  • Las principales recomendaciones es no dejar los celulares fuera de la vista y no compartir las contraseñas.

Elda Montiel

SemMéxico. Ciudad de México, 03 de agosto del 2022.- En la conferencia virtual  “Stalkerware: Entendiendo la relación entre el software espía y la violencia doméstica” que se realizó hoy 3 de agosto, las panelistas coincidieron que la tecnología  no solo ha traído beneficios sino que también ha implicado que se utilicé como una forma más de abuso contra las mujeres como es el acoso digital.  

Es una realidad el espionaje cibernético contra las mujeres a través de los celulares como una forma de violencia digital sin que la víctima se dé cuenta a través de un programa de software, el stalkerware, que se vende en tiendas en línea como vigilancia para bebés o supervisión para empleados.

De acuerdo a la encuesta realizada por Kaspersky, la proveedora de seguridad informática internacional, las más afectadas son las mujeres ya que a través de esta aplicación espían la vida privada sin su consentimiento y está íntimamente relacionado con los casos de violencia doméstica y maltrato psicológico.

Judith Tapia, Gerente de Ventas de Kapersky México refirió que el stalkerware es una extensión del abuso digital contra las mujeres que si bien solo puede ser instalado de manera manual accede de manera remota a cualquier actividad que se tenga en redes sociales sin que la víctima se dé cuenta.

Por ello una de las principales recomendaciones es no dejar los celulares fuera de la vista y no compartir las contraseñas, ya que la mayoría de las mujeres confía en la pareja sentimental.

También llamó a los gobiernos a tener conciencia de este problema que es poco conocido y que existen vacíos legales a pesar de lo invasivo que es.

Alicia Reynoso integrante de “Luchadoras” organización que aboga contra la violencia hacia la mujer es la única ONG integrante de la Coalición Antistalkerware integrada por 40 miembros para apoyar a las víctimas del acoso digital en América Latina en el que participan además de Kapersky, académicos, investigadores y abogados.

“La violencia digital de género es real, atraviesa nuestros cuerpos, nuestras vidas, puede causar daño psicológico, emocional, causar pérdidas económicas, obstaculizar nuestra actividad social”, afirma Alicia Rey.   

Refirió que en la línea de apoyo que comienza a funcionar en 2020 se han recibido solicitudes de las cuales 93.58% el acoso ha afectado a una mujer, de estas 89.74 han sido solicitudes directas, el 9,5% son hombres que piden ayuda de las cuales 3.84 pedían apoyo para una amiga, hermana o pareja.

Las formas de agresión más presentes son amenazas y difusión de contenido íntimo. En el 36.4% la agresión fue cometida por una persona conocida. La expareja ocupo el primer lugar de los agresores identificados, ya que son los que tienen acceso a imágenes intimas y las difunden como un mecanismo de coerción o venganza. 

Alicia Reynoso expresó que “la intimidad se vuelca sobre nosotras, por lo que se requiere una mirada de derechos digitales, derechos humanos con perspectiva de género”.

Aimé Vega Montiel especialista derechos humanos y estudios de la mujer de la UNAM destacó que desde el feminismo se requiere construir marcos normativos y políticas publicas que sirvan a las mujeres, ya que son las victimas del acoso digital. 

Mencionó que desde el 2015 por parte de Naciones Unidas se ha identificado siete tipos de violencia digital y también por parte del parlamento europeo hasta 18 tipos en los que se encuentran la pornografía, la venganza, la suplantación de identidad, entre otras.

Este tipo de delitos son una ampliación de la violencia fuera de línea y que durante la pandemia se incrementó la desaparición de mujeres y adolescentes contactadas por internet.

Llamó la atención sobre el consentimiento que resulta ser más una trampa y se usa como una excusa para justificar la invasión a la intimidad.  Precisó que las mujeres no participamos en igualdad de condiciones en las relaciones afectivas siempre media el poder de los hombres.

También se refirió a los vacíos legales en los países de América Latina donde no existe ninguna herramienta normativa como Argentina, Chile o Colombia y solamente Perú tiene algo en violación a la intimidad.

Observó también que no debe enfocarse solamente en el carácter punitivo de llevar a la cárcel a los agresores, sino verlo desde una perspectiva más amplia de prevención, de atención que asuma el Estado, que se lleve a las escuelas.

La mayoría desconoce que es el stalkerware y cómo prevenirlo

Alicia Mojica  de Kaspersky precisó que el stalkerware no debe ser visto únicamente desde una perspectiva técnica, sino como una forma más de abuso. Las capacidades y funcionalidades del stalkerware son ilimitadas y varían según el producto, por ejemplo pueden incluir capturadores de teclado e incluso algunos pueden controlar la cámara y el audio.

Se refirió al estudio realizado en 21 países entre ellos Argentina, Brasil, chile Colombia, México y Perú, en el que 55 por ciento de los entrevistados dijo no tener idea de la existencia del stalkerware, y no tienen forma de reconocer si están siendo acosados digitalmente y por ende ignorar como protegerse.

En dicha encuesta las mujeres son mayoría. Recomendó como una manera de minimizar el riesgo bloquear la pantalla con una contraseña y no compartirla con nadie. Consultar regularmente la lista de aplicaciones que utilizas y eliminar las que no necesitas.

Deshabilitar la opción de instalación de aplicaciones de terceros en dispositivos Android. Nunca dejar el teléfono sin supervisión. 

También mencionó que una manera de reconocerlo es ver si la batería se agota rápidamente, notar ruidos de fondo en las llamadas, esto quiere decir que esta intervenido; el aumento en el uso de datos móviles y detectar aplicaciones desconocidas.

Darse cuenta que alguien conoce tu información privada y que tienes resguardada o has compartido desde tu teléfono. 

Entre las fallas de seguridad y que facilitan el acoso digital están compartir las contraseñas de dispositivos con la pareja y servicios como iCloud y Google Accoount, pues estos servicios tienen características de ubicación geográfica explica Carolina Mojica.

Tras encontrar el software espía, los usuarios no deben apresurarse a borrarlo. En primer lugar, porque la otra persona podría darse cuenta, ocasionando una mayor intensidad en sus comportamientos. Número dos, se debe poner en contacto con las autoridades locales, ello con la intención de conservar al software como un modo de prueba antes de eliminarlo.

SEM/MG

Comment here

Accesibilidad