Impunidadviolencia

Estancado, el proceso penal por el feminicidio infantil de Fátima Cecilia

374 Vistas
  • El próximo 11 de febrero se cumplirán tres años de la desaparición, tortura y feminicidio del que fue víctima.
  • Integrantes de la Fiscalía de personas desaparecidas pidieron perdón y se disculparon con familiares de Fátima por no haber hecho su trabajo para localizar con vida y a salvo a la menor de siete años de edad.

Mercedes Martínez

SemMéxico, Ciudad de México, 10 de enero del 2023.- El pasado 8 de enero Fátima Cecilia Aldrighetti Anton habría cumplido diez años de edad, recibiría sus juguetes por el Día de Reyes y un día antes de regresar a clases habría celebrado su cumpleaños con su familia.

En cambio, en unas cuantas semanas se cumplirán tres años de la desaparición, tortura y feminicidio del que fue víctima. A pesar del tiempo, “se siente un dolor eterno que no desaparece”, señaló Sonia López, tía de la niña que fue ultrajada y asesinada cuando tenía siete años de edad.

A su dolor se suma un proceso penal estancado que aún se sigue contra Mario y Giovana, la pareja acusada de haber sustraído a Fátima de su centro escolar y de privarla de la vida para luego tirar su cuerpo en la calle. “La usaron como un objeto y la denigraron como niña y como mujer”.

Sonia, tía de la menor, lamentó que México sea un país donde diariamente se matan a las mujeres sin que haya justicia o indignación. En medio de un recuento de la violencia feminicida agradece que -al menos- “hayamos encontrado su cuerpecito”.

Los hechos ocurrieron en la alcaldía de Xochimilco, de la Ciudad de México. Fátima fue reportada como desaparecida el 11 de febrero del año 2020, pero el caso se viralizó cuatro días después cuando su cuerpo fue hallado al interior de una bolsa plástica de color negro, y abandonado sobre una calle de la demarcación vecina: Tláhuac.

La grabación de una cámara de seguridad mostró que Fátima caminaba con tranquilidad mientras tomaba la mano de una mujer vestida de falda negra y suéter rayado, que luego fue identificada como Giovanna. La mujer es acusada de haber raptado a la menor y llevarla a su casa: ahí su esposo Mario la torturó sexualmente y privó de la vida.

Aunque el caso se hizo viral en su momento, el proceso penal continúa estancado, denuncia la familiar de la niña. “Aún no tenemos fecha para que inicie el juicio. El proceso sigue estancado en espera de que se resuelva un amparo que la defensa promovió a favor de la mujer acusada”.

En entrevista, Sonia López explicó que con el tema de los amparos han transcurrido alrededor de dos años. Con dicho amparo la defensa busca que se lleve a cabo un proceso penal para cada acusado, es decir, que Giovanna y Mario sean juzgados por separado. Sin embargo, un juez ya consideró que las acciones cometidas por ambas personas están entrelazadas, cada acto cometido por ambas personas sirvió al otro hasta llevar al trágico final en contra de la pequeña.

Ante esta respuesta, la defensa promovió una revisión a la resolución. Asimismo, López señaló que se promovió otro amparo por supuestas violaciones al debido proceso. Frente a esta situación, dijo desconocer el motivo por el que se busca alargar el proceso de justicia.

“Necesitamos que la verdad salga a la luz, no solo nosotros como familia sino como país. Al principio nos quisieron vender una idea, como si se hubiera tratado de una ocurrencia, pero sabemos que no fue así. Aún hay dos agresores más que también están relacionados con los hechos y contra los que también se abrió un proceso penal”, compartió.

El próximo 11 de febrero se cumplirán tres años del crimen que se cometió en contra de Fátima. “Todavía cuesta mucho trabajo conectar con esto, con el hecho de que ella ya no está. Aunque de alguna manera ella está aquí abrazándonos, a veces siento su abrazo. Era una niña muy fuerte”.

Perdón por no haberla buscado, dijeron los policías

A mediados del mes de octubre del año pasado se difundió un video donde aparece un grupo de cuatro policías ministeriales pertenecientes a la Fiscalía de la Ciudad de México. A través del mismo, pidieron perdón y se disculparon con familiares de Fátima por no haber hecho su trabajo para localizar con vida y a salvo a la menor de siete años de edad.

“Somos agentes de la policía de investigación de la Fiscalía General de Justicia, de la Fiscalía de personas desaparecidas” expresó uno de los elementos mientras leía el documento donde se plasmaba un discurso de disculpa pública.

“Estamos aquí a fin de reconocer y hacernos responsables de las graves violaciones a derechos humanos cometidas en agravio” de Fátima Cecilia y sus familiares. “Estamos aquí para ofrecer una disculpa por las omisiones que cometimos y que provocaron un daño gravísimo, por nuestra forma de actuar injustificada, por las omisiones en nuestra investigación”. 

Tras 32 meses del secuestro, violación sexual y feminicidio infantil de Aldrighetti Anton, los policías de investigación Liliana Peña, Ramón Ramírez, Fidel Segura y Óscar Valencia aceptaron que no realizaron una búsqueda de forma exhaustiva para dar con la ubicación de la niña. Aceptaron también que el material como el de las cámaras de video fueron obtenidos por cuenta de los familiares de la víctima.

“A pesar de tener conocimiento de ellos (de los videos), no generamos los reportes suficientes (ni) una línea de investigación eficaz, y por ende cometimos violencia institucional a través de nuestras omisiones como servidores públicos de este país”. Dijeron reconocer “que la desaparición de una menor es razón suficiente para activar todos los protocolos de búsqueda”. 

“Somos conscientes que de haber implementado todos los protocolos necesarios pudimos haber evitado el feminicidio de la menor… Reconocemos el daño irreparable cometido”. Finalmente los elementos de investigación se comprometieron a capacitarse en temas de derechos humanos.

Esta no fue la primera vez que funcionarios públicos se vieron obligados a pedir disculpas públicas por su actuar en el caso. El 7 de junio de 2022, los agentes del ministerio público Delfino Zamora Cortés y Edgar Emilio Vázquez tuvieron que acudir a un evento público en la explanada del Zócalo capitalina para disculparse por no haber tomado de inmediato la denuncia por la desaparición de Fátima:

«Vengo a ofrecer una disculpa pública, yo soy la persona que inició la carpeta de investigación en su momento, atendí a la madre de la menor… reconozco que pude haber retardado el inicio en la carpeta. Aquí estoy dando la cara por el agravio que pude haber cometido”, dijo uno de los investigadores.

A pesar del impacto mediático y la indignación social que generó el caso de Fátima Cecilia a principios del 2020, las estadísticas por feminicidios infantiles muestran un panorama desolador. De acuerdo al Balance Anual presentado hace unos días por Red por los Derechos de la Infancia en México (REDIM), de enero a noviembre de 2022 se registraron 1 mil 116 asesinatos de niñas, niños y adolescentes en México, de los cuales 257 fueron feminicidios y homicidios dolosos de niñas y mujeres adolescentes. Esto significó un incremento del 3 por ciento, respecto de 2021.

Además, el documento de la REDIM señala que el 93 por ciento de la violencia sexual ejercida contra personas de 0 a 17 años es contra niñas y mujeres.

SEM/MG

Comment here

Accesibilidad