Internacional

Este verano pregúntate acerca de quién y cómo limpia la habitación en tu hotel

263 Vistas

La asociación de Las Kellys estaría preparando una plataforma con los establecimientos que cumplen con las justicias sociales de las trabajadoras

Juan Guillermo Archila Mesa

SemMéxico/AmecoPress, Madrid, 16 de julio, 2022. AmecoPress. – Llega el verano y muchos de los viajeros y viajeras optan por hospedarse en hoteles para disfrutar sus días de descanso. Sin embargo, llegadas las fechas, muchos de los establecimientos someten a sus trabajadoras a jornadas demasiado extensas y a una carga laboral desmesurada. Por eso, teniendo en cuenta que es problema recurrente y sistemático en la industria hostelera, la Asociación de Las Kellys, apoyadas la Unión General de Trabajadores (UGT) y la CCOO (Comisiones Obreras), está desarrollando una plataforma para que podamos saber de antemano qué lugares cumplen con el sello de calidad de justicia y responsabilidad laboral.

Las Kellys -mujeres que trabajan en hostelería- han manifestado la precariedad de su situación laboral. Afirman que, si bien es cierto que nunca han tenido las mejores condiciones laborales, la pandemia ocasionó que muchos establecimientos les ofrecieran salarios por menos de dos euros la hora de trabajo, o incluso menos.

La externalización en la forma de contratación ha hecho que tengan que trabajar por producción: según las habitaciones que limpian, cobran, lo que tradicionalmente se conoce como trabajar a destajo. “Hay que hacer 400 habitaciones en un mes para llegar a una nómina de 800 euros”, afirma Ángela Muñoz, portavoz de Las Kellys. La mayoría de las trabajadoras, en su defecto, tienen un contrato por obra y servicio, con no solamente precariedades en derechos sino también incertidumbre laboral. Además, dado el tipo de contratación, “echas muchas horas que no cobras y que no cotizas”.

Muchas de las empleadas y miembros de Las Kellys afirman que la batalla contra la externalización se recrudeció con la reforma laboral de 2012. Pero ante un proceso en el que sus condiciones laborales y vitales cada vez empeoraban más, las trabajadoras organizadas decidieron poner en marcha una Plataforma en la que quienes quieran usar los servicios de un hotel puedan hacerlo sabiendo que este cumple con ciertas condiciones de calidad, especialmente en lo que hace a la contratación de las personas que tienen contratadas.

Las Kellys consideran que el servicio de limpieza en los hoteles y en general en toda la industria hostelera es esencial y, por ende, no puede subcontratarse. Por lo tanto, han delimitado unas condiciones mínimas que deben tener los establecimientos para incluirlos en el listado de su plataforma.

En primer lugar, el tipo de contratación, es decir, que el servicio no esté subcontratado; en segundo, la adecuación de la carga laboral; le sigue las garantías de prevención de lesiones y, por último, el fomento de la contratación de colectivos vulnerables.

Empero, los objetivos del proyecto son: evitar los despidos masivos después de las jornadas de vacaciones, es decir, una vez empiece el otoño; mantener el empleo, generando prosperidad y un aseguramiento al respeto pacífico de los derechos; luchar con la pobreza, conflictividad y deshonestidad en las relaciones entre trabajadoras y empresarios, demostrar a la sociedad que anteponer los Derechos Humanos a los mercantiles es rentable y contribuir gradualmente a la transformación en el paradigma actual de la Relaciones Laborales.

Además, gran parte del direccionamiento de las exigencias va hacia el ámbito de la salud, tanto física como psicológica. Las bajas por lesiones es un aspecto que suelen evadir los hoteles. No tienen reservas de trabajadoras que suplan lesiones. En muchas oportunidades no pueden cumplir con sus discapacidades médicas por la necesidad inminente de trabajar, lo que ocasiona que trabajen incluso cuando no están en condiciones de hacerlo. En países como Estados Unidos, Canadá o Suecia están desarrollando desde mucho tiempo antes la iniciativa de una central de reservas. Funciona.

“Nos dejamos la salud por muy poco dinero”

Las apuestas sindicales consiguieron que en Cataluña se aprobara en septiembre del 2020 una prórroga al convenio del 2017, el cual enmarcaba un convenio sectorial para la regulación de los sueldos y los complementos. Según la vicepresidenta y ministra de Trabajo, Yolanda Díaz, el Ministerio del Trabajo mantendría una hoja de ruta sobre los temas del desmontaje de la reforma laboral a causa de las negociaciones colectivas y la subcontratación. Sin embargo, el Gremio de Hoteles de Barcelona afirma respetar el convenio, aunque haya externalizaciones, restando importancia al proyecto de Las Kellys y de los sindicatos.

Para septiembre del 2021, la Asociación había recaudado una suma superior a los 80.000 euros, recalcando que se habían planteado una meta de 60.000 euros. Actualmente tienen 90.235 euros recolectados, con 2795 personas cofinanciadoras.

Con su surgimiento en Barcelona, Las Kellys llegaron a Madrid para seguir luchando por sus derechos laborales. Al día de hoy, se espera que se ponga en marcha pronto la ley Kelly, para acabar con la externalización de contratos.

Foto: archivo AmecoPress, extraída de la página web de Las Kellys 

Comment here

Accesibilidad