Mujeres

Eufrosina Cruz Mendoza relata “Los sueños de la niña de la montaña”

1.118 Vistas

* Contenta anuncia que pronto estará en las librerías su libro autobiográfico

* Hemos avanzado, somos producto de las que lucharon antes que nosotras y nosotras seguimos abriendo caminos

Soledad Jarquín Edgar

SemMéxico, Oaxaca, 3 de febrero, 2022.- Los sueños de la niña de la montaña (ED. Grijalbo) es el libro que habla de la historia de Eufrosina Cruz Mendoza que en unos días saldrá a la venta. Su autora, la misma diputada federal por el PRI, sostiene que es un bálsamo en su vida, una en la que enfrenta un proceso de cáncer y el duelo por el asesinato de su mejor amiga, su hermana, Ivón Gallegos Carreño.

Aquella mañana del 20 de marzo de 2021 se ha quedado en su memoria para siempre. Es un dolor que le punza. Eufrosina Cruz Mendoza la estaba esperando en un restaurante de la ciudad donde conversarían sobre la postulación de Gallegos Carreño a la presidencia municipal de Ocotlán de Morelos y sobre los ataques que había recibido en redes sociales y en la radio local. Ya no llegó, dice con un dejo de profunda nostalgia.

En su memoria, recientemente la diputada federal propuso una iniciativa, la Ley Ivón que busca castigar con penas de cárcel la violencia política digital. Recuerda que a Ivón Gallegos Carreño la estuvieron difamando durante los 15 días previos a su asesinato. Hoy ella ya no está, pero yo sí. Y creo que a las políticas nos castigan más en las redes sociales y los alcances de esa violencia son muy altos. “Mi hermana está muerta y si hijo pequeño como yo reclamamos justicia para ella”.

Recientemente, también ha sido sometida a una operación tras detectarle un cáncer en la matriz. 

De esos dolores se escapa por momentos frente a la alegría de que pronto estará a la venta su libro: Los sueños de la niña de la montaña, que construyó de la mano de un editor durante los últimos dos años. Explica mientras el rostro se ilumina.

Habla del pequeño Diego, su hijo, quien tras la operación le ofrecía que ella se apoya en su cuerpo para levantarse: “Ponte maciza mamá ¿no confías en mí?”. Él fue mi fortaleza. Hoy, asegura, toma la vida con ligereza, hace cosas que antes no se atrevía hacer, convive más tiempo con su hijo, lo disfruta.

Con la obra que en breve presentará la editorial Grijalbo, su segundo hijo, Eufrosina Cruz Mendoza busca es que más mujeres de todas las edades sepan que a pesar de las adversidades se puede cambiar la propia historia. “Eso me pasó, cambié mi historia”.

Sostiene que para lograrlo la política ha sido un instrumento para generar el cambio, porque “creo y sigo creyendo que la política sirve para generar bienestar, siempre y cuando te aferres a la política como debe ser. 

Son 15 años de batallar cada día. En 2007 quiso ser presidenta municipal de Santa María Quiegolani pero se lo impidieron, entre otras razones por ser mujer. Ella no se amilanó. Denunció el hecho y entró a la política en el Partido Acción Nacional. Ha sido diputada local y logró una reforma constitucional al artículo 25 y al 113 de la Constitución Política del Estado de Oaxaca para establecer de manera precisa que las mujeres tienen derecho a votar y ser votadas en condiciones de igualdad con los hombres.

Como diputada federal también logra una reforma constitucional y fue presidenta de la Comisión de Asuntos Indígenas.   

En la actualidad, Cruz Mendoza es también diputada federal, ahora por el PRI, partido al que se afilió tras la expulsión del blanquiazul. En su agenda las mujeres y los pueblos indígenas están presentes. Recién presentó una iniciativa que establece sanciones en el Código penal Federal a quienes favorezcan los matrimonios forzados, especialmente entre personas menores de edad. “No basta que se lo diga la constitución, se requiere una acción consecuente para terminar con esa práctica”, dice la niña que los 12 años dejó Santa María Quiegolani para evitar ser dada en un matrimonio forzado.

Hasta enero pasado, Eufrosina Cruz Mendoza estaba en la lista como posible candidata a la gubernatura de Oaxaca, no se dio, dice tranquila, pero asegura que “las mujeres estamos preparadas para gobernar, nos falta más unidad, más voces que apoyen”. Lamentó que hoy hayan sido mujeres las que más celebraran la designación de un candidato y no de una candidata.

En su opinión para que una mujer llegue a ser gobernante, las mujeres deben ser las dirigentes de los partidos políticos, porque es en esas cúpulas donde se toman las decisiones: “Tenemos que apoderarnos de las dirigencias de los partidos”.

Con 43 años de vida, Eufrosina Cruz Mendoza dice que no quita el dedo del renglón. Lo importante es ver que hemos avanzado, “soy producto de los gritos, las luchas, las soledades de cientos de mujeres que vinieron antes que yo y yo y mi generación seguimos abriendo brechas, extendiendo los caminos para las que vienen detrás, por eso creo que vendrá el tiempo de las mujeres en el poder real”.

“Cuántas mujeres soñaron ser diputadas y no lo lograron, pero abrieron brecha. Yo misma he estado en una lista con la posibilidad de ser candidata a la gubernatura, pero en 2007 no tenía ni idea de que eso podía pasar, entonces yo sólo quería ser presidenta municipal de Quiegolani, donde hoy el Cabildo es paritario, las mujeres son regidoras, de Obras, hacienda y Educación.

“Hace como seis meses, las regidoras metieron a la cárcel al presidente municipal y al síndico a la cárcel porque estaban atendiendo borrachos. Así que se armaron de valor y los castigaron”.

Puso de ejemplo lo que ha sucedido en Santa Inés Yatzeche, primera presidenta municipal que es reelecta por el sistema normativo interno y además el 70 por ciento del cabildo son mujeres, el único en el país en esa condición.

No están de adorno, toman decisiones políticas y técnicas, por eso digo que hemos avanzado y seguimos abriendo brechas”.

Cruz Mendoza asegura que se necesita ser solidarias. Más contundentes y más aliadas, algo que a los hombres se les da. A nosotras nos cuesta mucho trabajo. Nos critican, dudan de nuestras capacidades, eso duele, “llegara el tiempo en que estar en la política no sea tan doloroso”.

SEM/sj

Comment here

Accesibilidad