ExtraordinariasMujeres

Eva Ramón Gallegos: La científica mexicana que logro erradicar el VPH

464 Vistas

#MexicanasHaciendoHistoria

Araceli García Rico

SemMéxico/LaCostillaRota, Ciudad de México, 3 de julio, 2022.- Hablar de científicas mexicanas es hablar de mujeres que han desafiado la adversidad, es reconocer sus logros y seguir de cerca sus descubrimientos, protocolos e investigaciones.

Tuve el privilegio de conocer a Eva Ramón en el Instituto Politécnico Nacional, en el Congreso de estudiantes de áreas STEM, esperábamos ávidas el testimonio de aquella mujer quien junto a su equipo habían descubierto  la forma de eliminar el Virus del Papiloma Humano (VPH), sin embargo, me sorprendió que al tomar la palabra y dirigirse a las decenas de jóvenes estudiantes del área de ciencias exactas, fue contundente al darle voz a aquellas investigadoras que no tienen prestaciones, que no tienen un sueldo digno, que no tienen acceso a las guarderías del gobierno, ni programa de estímulos, ni reconocimiento en distintos ámbitos.  

Eva, actualmente tiene 52 años, nació en un pueblito llamado Omitlán en Oaxaca, aunque a los 8 años se establecieron en Tuxtepec, es una mujer formada por su padre y madre en la igualdad, pero sobre todo sensibilizada desde su infancia sobre el riesgo que representa el cáncer cervicouterino derivado de varias pérdidas cercanas.

Tuvo la oportunidad de acercarse a la ciencia a partir de que en Secundaria estudio en el taller de electricidad y ahí todo cambio, como ella misma refiere: “…Cuando mi profesor nos empezó hablar de los átomos, electrones, neutrones, de verdad me maravillé y dije “quiero saber más”, creo que en ese momento me empezó a gustar la ciencia”

Desde pequeña aprendió la importancia del servicio comunitario, incluso pensó en ser misionera, pero en casa le hicieron ver que existían muchas otras formas de ayudar a la sociedad, ella recuerda ese gran momento:

“…Decidí estudiar el CBTiS y tomé la especialidad de Laboratorio Clínico y ahí me dieron clases unas excelentes profesoras que hicieron que me interesaran las áreas biológicas, y pude ayudar a algunas personas haciéndoles análisis clínicos. Posteriormente, estudié la carrera de Químico FarmacéuticoBiólogo y saliendo realice una maestría en Citopatología  y un Doctorado.”

“…  La Citopatología es la especialidad que te permite diagnosticar el cáncer cervicouterino, y durante una estancia en un hospital me di cuenta que faltaba mucho por hacer y me atreví a proponer soluciones y creo que ahí sin saber, empecé a hacer ciencia.”

Eva nos comenta que fue y sigue siendo difícil desde proponer nuevas ideas y soñar:

Mucha gente alrededor le dijo que “no servía de nada lo que iba hacer” “que no perdiera mi tiempo”, “que ya estaba la vacuna para el VPH y estaba fuera de tiempo lo que hacía”, pero ella siguió creyendo en su sueño y mucha gente se unió, lo cual renovó la esperanza de que se iba a obtener un resultado positivo.

Finalmente, lo lograron, Eva Ramón Gallegos detalló que la terapia fotodinámica, consiste en aplicar en el cuello del útero un fármaco llamado ácido delta aminolevulínico, que después de cuatro horas se transforma en protoporfirina IX, sustancia química fluorescente que se acumula en las células dañadas, lo cual permite eliminar con un rayo láser especial, únicamente las estructuras impregnadas con ésta.

Eva comenta convencida que la perseverancia es la mejor herramienta para ser escuchada.

Su visión es nacional, tuvo la oportunidad de vivir en distintos Estados de la Republica y eso desarrollo en ella la gran capacidad de adaptación y de identificación con cada región del País, coincidiendo en que las mujeres seguimos enfrentando muchos obstáculos para acceder a nuestros derechos, para alcanzar la autonomía económica, para salir de situaciones de violencia. Por ello hace un llamado decidido a ser constante, disciplinadas y luchar por lograr sus sueños, este país necesita más mujeres en la ciencia.

Actualmente es investigadora en la Escuela Nacional de Ciencias Biológicas, forma parte de importantes proyectos nacionales e internacionales, cree firmemente en que el Programa de Mentoras en áreas STEM es un compromiso de vida con las nuevas generaciones, ya que abrigan los sueños de las estudiantes para que ningún factor las haga abandonar su anhelo de ser científicas.

Foto: IPN

Comment here

Accesibilidad