Mujeres

Exigen en Oaxaca cancelación de plática “con sesgos religiosos y fanáticos”

1.073 Vistas
  • La conferencia rechazada por feministas y OSC, atenta contra los derechos de las mujeres
  • Cuestionan injerencia en la vida institucional de Patricia Benfield, esposa del munícipe de la capital oaxaqueña

Soledad Jarquín Edgar

SemMéxico, Oaxaca, 27 de mayo, 2020.- Más de 80 organizaciones de la sociedad civil y más de 350 mujeres de forma independiente exigieron hoy al presidente municipal de esta ciudad la cancelación inmediata de una plática programada para esta misma tarde, por el sesgo religioso y fanático, que atenta contra los derechos humanos de las mujeres.

Esto luego de que a través del Instituto Municipal de las Mujeres de Oaxaca (IMMO) del gobierno municipal de esta capital anunció la realización de una conferencia encabezada por Estefanía Ricci y Adriana Jáuregui, bajo el título: Preservar la vida, la máxima necesidad en este Tiempo, de los derechos y las realidades médicas en el estado de Oaxaca, considerada una respuesta a la conferencia que el pasado viernes ofreció la senadora Citlalli Hernández Mora, quien habló sobre el derecho a decidir de las mujeres.

En la carta pública que circula desde hace unas horas, se exige también a “las instituciones que promueven los derechos de las mujeres financiadas con recursos públicos no sean utilizadas para fines proselitistas, partidistas, religiosos ni para promover opiniones personales, ya que pone en cuestionamiento la autenticidad de su compromiso con las temáticas de género y feministas, o el uso que a estas se les dan para lograr fines políticos”.

La carta dirigida al munícipe capitalino de Oaxaca de Juárez, a la secretaria de Gobernación, Olga Sánchez Cordero; a la titular de la Secretaría de las Mujeres de Oaxaca, Ana Isabel Vásquez, y a la titular del IMMO, Jaquelina Escamilla Villlanueva, hace un llamado a Patricia Benfield -quien no tiene ningún cargo electo, por tanto sus atribuciones deberían ser limitadas y transparentes- a que en lo sucesivo deje de disponer de las instancias de las mujeres y sus recursos para promover sus dogmas de fe.

A Patricia Benfield, presidenta honoraria del DIF Municipal, las feministas oaxaqueñas le piden que deje de manifestarse a nombre de la ciudadanía oaxaqueña y mucho menos de las mujeres. “¡Las mujeres oaxaqueñas no nos vamos a quedar calladas! En este estado nuestro derecho a decidir ya no está en debate. No a “conferencias” ni eventos anti-derechos pagados con nuestros impuestos”.

Como se recordará en Oaxaca, la 64 Legislatura del Estado “hizo historia” al despenalizar el pasado 25 de septiembre de 2019, la interrupción del embarazo hasta la semana 12, “cubriendo así una deuda histórica que tenía con los derechos sexuales y reproductivos de las oaxaqueñas”.

En la carta se recuerda la rispidez de aquella sesión de la diputación local, en la que se expresaron los grupos denominados pro-vida alterando el orden e intentando impedir la votación. “Con insultos y agresiones condenaron a las mujeres feministas que por años hemos luchado por el reconocimiento y respeto al derecho a decidir sobre nuestro cuerpo”.

De la misma forma, señalan han utilizado “discursos retrógrados” recientemente para atacar a la Senadora Citlalli Hernández Mora el pasado 22 de mayo, quien a través de Facebook Live ofreció la conferencia virtual “Derechos de las Mujeres; derecho a decidir, por una maternidad libre y segura” organizada por el Instituto Municipal de la Mujer Oaxaqueña y realizada en concordancia con su misión en la promoción los derechos de las mujeres.

Durante su presentación, la Senadora recordó la aprobación de la ley para despenalizar el aborto en el Código Penal de Oaxaca y puntualizó que la responsabilidad del Estado es garantizar las condiciones de salud y seguridad para que las mujeres ejerzan su derecho a decidir.

“No obstante, la seriedad y claridad de su argumentación, un ejército de personas se hizo presente a través de la opción de comentarios para expresar su oposición a la conferencia en base a posiciones personales y opiniones desinformadas con respecto al aborto. En el transcurso de la conferencia la Senadora recibió un sinfín de insultos y ataques basados en creencias religiosas y dogmas de fe provenientes de sectores conservadores que ignoran que la interrupción del embarazo es un derecho humano reconocido por instancias internacionales y por esta entidad federativa que ya reformó su Código Penal. Su `discusión´ fue alrededor de una demanda resuelta con 24 votos a favor y 10 en contra que despenalizó el aborto en el estado hasta la semana 12 del embarazo.

“A pesar de la existencia de la ley y el hecho histórico de vivir en la segunda entidad federativa en México que reconoce el derecho de las mujeres a decidir, durante la transmisión de la conferencia, la señora Patricia Benfield, presidenta del DIF Municipal de la capital oaxaqueña, hizo un par de comentarios inapropiados tales como “Oaxaca es provida” y “El presidente es provida” refiriéndose al edil municipal Oswaldo García Jarquín, quien es su esposo”.

En este sentido, las feministas sostienen que se trata de posiciones personales “tomadas desde el privilegio de clase y basadas en creencias religiosas y moralistas que no representan a toda la población de este estado ni de su capital. Los grupos “pro-vida” a los que evidentemente ella pertenece se organizan a través de una concepción religiosa que alberga prejuicios machistas, sexistas y misóginos. En México y en el mundo estos grupos han representado un obstáculo para el acceso a una educación sexual integral y al ejercicio de los derechos sexuales y reproductivos de las mujeres”.

Patricia Benfield ha hecho uso del poder que le confiere su posición como presidenta del DIF imponiendo su credo personal y religioso. Tal como se mostró en la presentación de la película con evidentes tintes pro-vida “Inesperado”, para la cual fue trasladado a esta ciudad, haciendo uso de recursos públicos, el actor mexicano Eduardo Verástegui.

Demandaron información para conocer el derecho a interrumpir un embarazo por las causales que la ley marca, garantías de acceso a la salud y respeto a los derechos, porque explican que en Oaxaca una de las principales razones de la muerte de mujeres es el aborto mal practicado.

De ahí que la promoción de presentaciones que fomenten el estigma hacia las mujeres que deciden abortar es una acción irresponsable, señalan. Además de recordar que de acuerdo con el artículo 130 de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, se establece la separación del Estado e Iglesia, por tanto, es competencia de los gobiernos de todos los niveles evitar la injerencia de ideas o preceptos religiosos que atenten contra los derechos humanos y los derechos de las mujeres.

SEM/sj

Comment here

Accesibilidad