Mujeres

Familiarizar la política de igualdad es absurdo, Magdalena García Hernández

420 Vistas
  • El aumento al Anexo 13 por programas sociales insignia del gobierno federal.
  • Ausencia de las mujeres en la agenda nacional: Wendy Figueroa.
  • Organizaciones feministas exigen al legislativo garantizar el presupuesto con perspectiva de género.

Elda Montiel

SemMéxico, Ciudad de México, 24 de octubre del 2002.- Bajo el esquema de Parlamento Abierto se llevó a cabo la Mesa de Diálogo: Presupuesto con Perspectiva de Género. La diputada Mirza Flores Gómez de Movimiento Ciudadano que coordina el Grupo de Trabajo señaló el objetivo de que la Comisión de Presupuesto y Cuenta Pública trabaje con perspectiva de género para que todos los programas federales queden transversalizados bajo una perspectiva de igualdad para erradicar la discriminación y la violencia. 

Por su parte, organizaciones feministas en un documento exigen al legislativo garantizar el presupuesto para prevenir la violencia contra las mujeres.

El que los programas prioritarios del gobierno federal sean los que tiene asignados mayores recursos en el Presupuesto de Egresos de la Federación 2023 manda un mensaje desolador ante el contexto de violencia y precariedad que enfrentan las mujeres. Las mujeres no son prioridad para el gobierno federal, expresaron.

En el Anexo 13 se propone un aumento real de 41 por ciento respecto lo aprobado en 2022 para un total de 346, 077 millones, pero estos recursos no llegaran a las mujeres pues en su mayoría se destinan a los programas prioritarios de las personas mayores, los jóvenes en las becas Benito Juárez y construyendo el futuro, y ahora se incluyó el Programa La Escuela es Nuestra y hasta el Mejoramiento Urbano.  

Los programas de la Pensión para el Bienestar de las Personas Adultas Mayores y la Beca Universal para estudiantes de educación media superior Benito Juárez no son transparentes al no proporcionar las estadísticas de la población atendida desagregada por sexo.

Por el contrario, los programas clave para la Prevención de la Violencia, Programa de Apoyo a Refugios, Salud materna, sexual y reproductiva y PAIMEF, apenas concentran el 5.6 % de los recursos.     

Se limita la negociación de las diputadas en el presupuesto del Anexo 13

Las organizaciones feministas en voz de especialistas en finanzas públicas pusieron el dedo en la llaga, pues uno de los señalamientos fue que se ha limitado la negociación de las y los legisladores sobre las negociaciones para modificar los montos y contenidos en el Anexo 13. Desde el 2019 que tenían un margen de negociación de 1.8 %, al pasar al 0.9 %, 0.2 % en 2022 y desaparecer totalmente en el 2022. 

Lo cual demuestra que los mandatos verticales del Ejecutivo se cumplieron restando atribuciones a la Cámara de Diputados y dejando sin vigencia el equilibrio de poderes y la gobernanza democrática sociedad-gobierno.

La economista Magdalena García Hernández señaló que los programas presidenciales incumplen los principios y criterios que se establecen en el Capítulo IV, Artículo 22 del PPEF 2023.

El desmantelamiento de la política de igualdad al desaparecer los programas previos significa una pérdida acumulada de 2018 a 2022 de poco más de 31 mil millones de pesos. Esto no implica que todo era maravilloso, expresa la economista García Hernández, “pero apostamos que en esta administración mejorarían, lo que no ha sucedido”.

Tengan para sus guarderías, tengan para enfrentar sus violencias

El desmantelamiento de la política de igualdad debe parar por el bien de todas y todos, aseveró y puntualizó que “familiarizar y, particularmente, feminizar la política de igualdad es absolutamente absurdo, la política de -tengan para sus guarderías, tengan para enfrentar sus violencias- no deslinda al gobierno de sus responsabilidades, señalo la económica Magdalena García Hernández.

Propone una caja de herramientas para las autoridades hacendarias en la que destaca la necesaria y profunda interlocución con la SHCP para avanzar en materia de transversalidad y dejar paulatinamente la metodología de etiquetación.

Considera estratégico también que los Programas Presupuestarios cuenten con padrones desagregados por sexo e indicadores de impacto que midan el cierre de brechas de desigualdad a partir de estándares establecidos por los derechos humanos: salario digno, vivienda digna, acceso a una vida libre de violencia.

El aumento al Anexo 13 corresponde a programas sociales del gobierno federal

Durante la realización del parlamento la diputada panista Leticia Zepeda Martínez reconoció el aumento del 41 por ciento y dijo no se justifica en un país donde se asesinan a 11 mujeres al día, sobre todo después de escuchar la participación de Andrea Larios Campos, investigadora de FUNDAR desde el 2021 en el Programa de Justicia Fiscal.

Detalló que el aumento en el Eje de Igualdad en el que se propone un aumento de 82,870 MDP se explica porque incluye en los 10 programas, 8 programas sociales prioritarios del gobierno federal. Tan solo el Programa para las Personas Adultas Mayores representa el 59.5 % con 191,235 MDP.

Se incluyen:

  • El Programa de Becas de Educación Superior para el Bienestar Benito Juárez el 8.7 % con 27,818.
  • La Escuela es Nuestra el 5.8 % con 12,985
  • Sembrando Vida el 3.7 % con 11,884
  • Jóvenes Construyendo el Futuro 3.5 % con 11,144
  • Becas de posgrado y apoyo a la calidad 2.0 % con 6,511
  • Programa de Mejoramiento Urbano 2.0% con 6,351
  • Jóvenes escribiendo el Futuro 1.7% con 5,581
  • Producción para el Bienestar 1.3% con 4,206

En contraste, los programas clave para la prevención de la violencia: como son Promover la atención y prevención de la violencia contra las mujeres; Programa de apoyo a Refugios, Salud Materna y PAIMEF, concentran apenas el 5.6 % de los recursos.

Además, propone incrementos marginales para los programas: Promover la atención y prevención de la violencia contra las mujeres(+0.4%); PAIMEF(+0.6%); Programa de Apoyo a Refugios (+0.6%); y un recorte para Salud Materna, Sexual y Reproductiva(-4.2%)

La investigadora de FUNDAR puntualizó la ausencia de una metodología de integración que puede observarse en la ausencia de criterios y objetivos claros, y la desalineación con el PROIGUALDAD y PIPASEV, así como la dificultad para seguimiento y evaluación.

Recomendó la creación de una metodología que se alinee con programas rectores y Ponderadores de gasto. Transparencia con la generación de información (avances y retrocesos). Criterios de inclusión. Presupuesto con criterios de progresividad; máximo uso de recursos disponibles y evitar adecuaciones presupuestarias a la baja. Participación ciudadana con la inclusión del movimiento feminista y de las mujeres en todas sus diversidades. Inclusión de la sociedad civil.

Etiquetar los presupuestos atendiendo a los derechos humanos y no a los trámites burocráticos: Wendy Figueroa Morales

La ausencia de las mujeres en la agenda política del país se demuestra cada año en el Presupuesto de Egreso de la Federación, para Wendy Figueroa Morales, feminista y directora de Red Nacional de Refugios.

Desde el 2018 el presupuesto para los refugios para las mujeres víctimas de violencia, sus hijos e hijas, ha sido fluctuante sin respetar el principio de progresividad, no hay un incremento real ya que no se toma en cuenta la inflación. En 2022 los refugios operaron con el mismo presupuesto asignado en 2021, aunado a que ellos recibieron 85 por ciento menos presupuesto que en el 2019.  

De acuerdo a la Secretaría de Hacienda y Crédito Publico el Programa de Refugios tuvo un subejercicio de 99.4 % al no recibir el PEF 2022 contemplado para el periodo de enero a mayo 2022. Wendy Figueroa explica que esto lo provocó la transferencia al programa de Refugios de la Secretaría de Bienestar a la Secretaria de Gobernación con más de cuatro meses sin presupuesto y endeudamiento de las organizaciones de la sociedad civil.

Demanda etiquetar los Presupuestos de Egresos de la Federación con perspectiva de género que considere la inflación, garantice el principio de progresividad, vigile la entrega a tiempo priorizando los derechos humanos y no los trámites burocráticos.

Así como el establecimiento de fondos plurianuales para el programa de refugios para mujeres sobrevivientes de violencias y sus hijas e hijos y la participación de las organizaciones de la sociedad civil en la elaboración de los presupuestos.

Caída en los presupuestos para guarderías: México Evalúa

Para Marian Campos Villaseñor de México Evalúa la inclusión de programas prioritarios al Anexo 13 para la Igualdad entre Hombres y Mujeres, representan el 79 por ciento de los recursos del Anexo en 2023. A partir de 2017 las Pensiones de Adultos Mayores han sido el programa con más recursos y mayor crecimiento dentro del Anexo.

En 2023 el Apoyo para el Bienestar de las Mujeres Trabajadoras será el programa con enfoque de género con más recursos, pero ocupará el lugar 16 dentro del Anexo. El gasto por infante en las guarderías del ISSSTE en 2023 será de 106 mil pesos y en el IMSS de 76 mil pesos (a la baja frente al pasado). No obstante, el Apoyo del Bienestar a Madres Trabajadoras -que en teoría se usa para pagar guarderías- será de 8.1 mil pesos anual por infante*, 13 veces menos que el ISSSTE y la mitad frente a 2018 cuando existían las Estancias Infantiles.

El número de guarderías disponibles e infantes atendidos en el ISSSTE se encuentra en su nivel más bajo de los últimos 20 años. De igual forma, el presupuesto se mantiene estancado.

El presupuesto para pueblos indígenas insuficiente para operar las CAMIS

La doctora Angélica Nadurille Álvarez, presidenta de colectiva Ciudad y Género AC señalo que es arbitraria la asignación de fondos a las instituciones para la igualdad, la prevención y el combate de las violencias por parte de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP).

La austeridad afecta a las mujeres principalmente a las mujeres indígenas y afromexicanas con un aumento de la violencia contra ellas.

La partida presupuestaria para el bienestar de los pueblos indígenas es insuficiente para operar las Casas para Mujeres Indígenas (CAMIS). El presupuesto se transfiere con importantes retrasos: Se limita la atención. Se endeudan para prestar sus servicios o se ven forzadas a precarizar las condiciones laborales de sus colaboradoras. Las dilaciones las exponen a incumplir con la ejecución y ser sujetas de recortes en futuras asignaciones.

Los recursos para los programas e instancias clave para la prevención y atención de la violencia han permanecido sin incrementos sustantivosen el tiempo. Señala que sin facultades la SHCP recorta y retiene recursos a programas para la igualdad, prevención y atención de las violencias contra las mujeres.

Se incumple el principio de irreductibilidad de los presupuestos de género que está consagrado en la Ley Federal de Presupuesto  y Responsabilidad Hacendaria.   

En el presupuesto aprobado para 2022, algunos programas ni siquiera tuvieron un aumento correspondiente a la inflación; lo que, en términos reales, representa un decremento: Tuvieron reducciones y decrementos los programas dirigidos a las CAMIS (Casas para Mujeres Indígenas); la Comisión Ejecutiva de Atención a Víctimas (CEAV) tuvo 60 por ciento menos de presupuesto; la protección y defensa de los derechos humanos de la SEGOB, y el de Investigación de Delitos en materia de Derechos Humanos de la Fiscalía General de la Republica.

No todos los recursos se destinan a promover la igualdad de género

Para la Maestra Liliana Ruiz Ortega, directora ejecutiva de Simetría respecto al Anexo 13 señala que no se tiene la certeza de que se sean recursos que atiendan a las necesidades de las mujeres en cada sector.

Por ejemplo, cita que un porcentaje de los recursos del programa “Atender al público en general en oficinas centrales y foráneas, y solucionar expedientes de presuntas violaciones a los derechos humanos”, de la CNDH, debiera estar incluido en el anexo, ya que a la Cuarta Visitaduría General se le asignan recursos para operar el Programa de Asuntos de la Mujer y de Igualdad entre Mujeres y Hombres (PAMIMH), y para la atención de quejas en la materia; sin embargo, este programa nunca se ha incluido en el anexo transversal.

Se señaló que no todos los recursos que se destinan para promover la igualdad de género están etiquetados en el anexo. La metodología no presenta información ni datos precisos con los cuales cada ramo determina el monto o la proporción que habrá de asignar para operar las acciones que establece el PROIGUALDAD.

Presupuesto que mejoren la condición de las mujeres

Revisar, depurar y rediseñar los programas del Anexo 13 que garantice acciones que mejoren la posición y condición de las mujeres es una petición de las especialistas como Vanessa Sánchez Vizcarra del Área de Estudios Sociales de la CELIG.

Transversalizar la perspectiva de igualdadde género en la planeación, programación y asignación del presupuesto. Así como estadísticas oficiales que sean actuales, reales y desagregadas por sexo y edad que permitan la elaboración de políticas públicas con perspectiva de igualdad.

Establecer indicadores de desempeño y rendición de cuentas. Así como Fondeo de presupuestosque impacten y abatan los índices de violencia, desigualdad y discriminación. Garantizar la participación de las mujeres en la política económica y social de manera incluyente e integral.

Exigen organizaciones “Presupuesto con Perspectiva de Género”

De cara a 2023, las organizaciones quienes firman el documento de exigencia al legislativo mexicano demandaron que el poder legislativo garantice la suficiencia presupuestaria de los programas que están orientados a la atención y erradicación de las violencias contra las mujeres; y fiscalice tanto la asignación del gasto como los criterios para la composición de un presupuesto con perspectiva de género.

Según la propuesta que el Ejecutivo Federal envió a la Cámara de Diputados, los recursos que se agrupan en el “Anexo Transversal 13” para la igualdad y combate a las violencias de género tendrían un aumento real del 41 por ciento con respecto al último presupuesto.

Como distintas organizaciones han documentado los incrementos de los últimos años, se explican casi exclusivamente por la inclusión de programas públicos que no están diseñados para reducir brechas de género ni erradicar las violencias contra las mujeres: casi 9 de cada 10 pesos se destinan a programas como la Pensión para las Personas Adultas Mayores, el programa de Becas de Educación Básica, Sembrando Vida”, entre otros.

En su lugar, programas clave para los derechos de las mujeres y la igualdad sustantiva tendrían un aumento marginal o incluso un decremento en términos reales respecto a lo aprobado para 2022.

De manera específica, el Proyecto de Presupuesto propone, en la práctica, liquidar el programa de Equidad de Género y reducir los recursos hacia los programas de Apoyo a Madres Trabajadoras y Salud Materna, Sexual y Reproductiva.

Por su parte, los fondos para Refugios Especializados para Mujeres víctimas de violencia; para el Programa de Promoción, Atención y Prevención de la violencia contra las Mujeres (que asegura recursos para los Centros de Justicia para las Mujeres y la atención de las alertas de género); y para las Instancias de Mujeres en las Entidades Federativas (PAIMEF) incrementarán menos del 1 por ciento en términos reales. 

Frente a este panorama, llaman a las legisladoras y legisladores de la Cámara de Diputados a que reflejen las obligaciones internacionales adquiridas por México en materia de igualdad de género en el Presupuesto Público 2023.

Llaman a recordar que la Corte Interamericana de Derechos Humanos ha mandatado a México en distintas ocasiones a atender la situación de discriminación y violencia contra las mujeres a través del ordenamiento de su aparato estatal, dotándoles de los recursos necesarios para ello.

El Comité CEDAW ha recomendado al Estado mexicano que incremente los recursos humanos, financieros y técnicos de las instituciones rectoras de la política de igualdad; y que mejore el sistema de seguimiento de la asignación de recursos destinados a las mujeres. Entre otras cosas, a través de la mejora de la “capacidad de los Centros de Justicia para las Mujeres” para ponerlos efectivamente al alcance de las mujeres víctimas de violencia.

Destacan el programa de apoyos a las madres trabajadoras, el programa de promoción, atención y prevención de la violencia contra las mujeres, el programa de apoyos a las instancias de mujeres en las entidades federativas (PAIMEF), el programa de salud materna, sexual y reproductiva

Las organizaciones feministas exigen: Una asignación progresiva de recursos a los programas que sí están orientados a la atención y erradicación de las violencias contra las mujeres, garantizando su suficiencia presupuestaria.

Iniciar los trabajos coordinados entre la Subcomisión de presupuesto y género de la Comisión de Presupuesto de la Cámara de Diputados, las instancias ejecutoras del Anexo 13 e integrantes del movimiento feminista y amplio de mujeres para, desde el inicio del año fiscal, dar seguimiento a:

  • La debida y oportuna transferencia de los montos que eventualmente apruebe la Cámara de Diputados por parte de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público; y
  • La programación y estructura del eventual Proyecto de Presupuesto de Egresos de la Federación de 2024, revisando especialmente la metodología que sigue la administración pública para etiquetar los programas que componen el Anexo 13 de Erogaciones para la Igualdad entre mujeres y hombres.

SEM/MG

Comment here

Accesibilidad