Congreso

Ni perdón ni olvido para los feminicidas pide el PAN

632 Vistas

* Iniciativa para tipificar el feminicidio de una sola forma en todo el país

* Obliga a la creación de fiscalías especializadas y endurece las penas

Sara Lovera 

SemMéxico, Cd. de México, 23 septiembre 2019.- No debe darse perdón ni olvido para los culpables de feminicidio, urge castigar a los criminales con la ley en la mano para evitar más muertes de mujeres, así lo exige una sociedad con instituciones de justicia sólidas y transparentes, afirma el Grupo Parlamentario del Partido Acción Nacional en una iniciativa para crear la Ley General para Prevenir, Sancionar y Erradicar el Delito de Feminicidio.

La iniciativa presentada la semana que terminó, establece la urgente necesidad de unificar el tipo penal de feminicidio en todo el país, endurece las sanciones, incluido para los y las servidoras públicas, advierte sobre irregularidades y señala que debe cumplirse con el nuevo sistema penal acusatorio.

Refiere que la forma distinta de tipificar el feminicidio en cada entidad de la República, hace imposible, en muchos casos, acreditar este delito y en más de una ocasión se reclasifica sólo como homicidio doloso.

Establece que las entidades federativas obligatoriamente crearán fiscalías especializadas en investigación y procesamiento del delito de feminicidio.

Como una novedad propone crear por ley unidades de género en el sector privado y un Observatorio Ciudadano del Feminicidio que deberá desarrollar la Comisión Nacional de los Derechos Humanos.

Pide un sistema de vigilancia, monitoreo, supervisión y sistematización informativa. Todas acciones ya previstas por la Ley de Acceso, tanto como el banco datos. En la exposición de motivos señala irregularidades en los procesos, creciente impunidad y señala que a pesar de que México fue el primer país del mundo en tipificar el delito de feminicidio, su aplicación no ha dado resultados.


La iniciativa también propone reformas a la Ley General de Acceso de las Mujeres a una Vida Libre de Violencia y señala que hay varias iniciativas para reformar esta ley, pero ello no ha sido suficiente y los delitos crecido significativamente, sobre todo a partir del 2008 a pesar de las reformas constitucionales que establecieron las bases del nuevo sistema de justicia penal.

Sostienen que es fundamental avanzar en los cambios normativos para enfrentar, combatir y erradicar los feminicidios y, aunque reconocen que no basta con el incremento de las penas, ante la complejidad de los delitos, se hace necesario crear una ley en la que se configuren los tipos penales, acorde a la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos y las disposiciones contenidas en tratados internacionales.

Lo que es urgente es un cuerpo jurídico articulado que castigue, tipifique y establezca la misma pena en todo el país, con sus agravantes, que sancione la obstaculización en la protección y acceso a la justicia en los casos de violencia feminicida o feminicidio y que, al mismo tiempo, evite más muertes de mujeres y brinde atención a las víctimas indirectas, es decir, a deudos, personas afectadas y ofendidas.

Deberán trabajar en acción concertada el Instituto Nacional de las Mujeres, los institutos locales o los que realicen funciones homólogas lo que debe incluir que, dentro de las empresas constituidas como personas jurídicas, se instituyan Unidades de Género.

La bondad de la propuesta, señala, es que al homologar los distintos tipos de violencia contra las mujeres y unificarlas en la Ley General o el Código Penal Federal, se podrán articular esfuerzos para prevenir la violencia de género con el propósito de combatir y erradicar el feminicidio desde los tres niveles de Gobierno y los distintos poderes del Estado.

La propuesta, además, señala que el tipo penal del delito de feminicidio; mejorar las órdenes de protección, los lineamientos especiales sobre la ejecución de sentencias, y la aplicación de medidas cautelares, entre ellas la prisión preventiva.

Es aquí donde señala que las entidades federativas, de manera obligatoria, contarán con fiscalías especializadas en investigación y procesamiento del delito de feminicidio.

Para Acción Nacional con estos cambios los operadores del sistema acusatorio tendrán la especialización y las técnicas de litigación adecuados para aportar elementos de prueba pertinentes para acreditar los tipos penales.

Destaca la necesidad de la cooperación de las Organizaciones de la Sociedad Civil y Colectivos. Estandarizar los protocolos de actuación dentro de instituciones tanto de procuración como de impartición de justicia, ello, afirman reducirá la impunidad y se dará mejor servicio a niñas, adolescentes y mujeres víctimas de violencia. 

Hoy legislar sobre esta materia de feminicidios evitará la dispersión en los tipos penales, por la falta de datos y porque no hay obligatoriedad de las autoridades para castigar este delito.

La iniciativa asegura que para sentar las bases de esta ley, que propone se llevaron a cabo foros en 13 ciudades del país, Puebla, Tlaxcala, Veracruz, Jalisco, Nuevo León, Yucatán, Coahuila, Durango, Sonora, Hidalgo, Guanajuato, Estado de México, Morelos, para conocer la opinión, las investigaciones y el análisis que autoridades, legisladores, especialistas, académicos e integrantes de organizaciones de la sociedad civil tienen en materia de feminicidios, ya que cada entidad federativa tiene, cuando menos, una forma distinta de tipificar el feminicidio, por lo que no es posible acreditar este delito como tal y en más de una ocasión se reclasifica como homicidio.

Firman Romero León, Martha Estela Romo Cuéllar, Guadalupe Romo Romo, José Salvador Rosas Quintanilla, Ernesto Guillermo Ruffo Appel, Josefina Salazar Báez, Hernán, Salinas Wolberg, María Liduvina Sandoval Mendoza, Verónica María Sobrado, Rodríguez, Armando Tejeda Cid, Patricia Terrazas Baca, Fernando Torres, Graciano, María Marcela Torres Peimbert, Adolfo Torres Ramírez, José Isabel Trejo, Reyes, Carlos Alberto Valenzuela González, Vicente Javier Verastegui Ostos, Ricardo Villarreal García.

SEM/sl/sj

Comment here

Accesibilidad