Mujeres

Fundado por la coreógrafa y docente Lin Durán como Centro Superior de Coreografía en 1979 cumple 42 años

309 Vistas
  • Hoy el Centro de Investigación Coreográfica, clave en la danza contemporánea mexicana, lucha contra las violencias feminicidas
  • El plantel del INBAL transcurrió  tres periodos de organización académica: diplomado, especialidad y la formación en técnica superior universitaria 

Redacción

SemMéxico, Cd. de México, 18 de agosto, 2021.- El Centro de Investigación Coreográfica (Cico) del Instituto Nacional de Bellas Artes y Literatura (INBAL) es una de las instituciones clave de la danza contemporánea de México, cuya labor en la sistematización y democratización de los saberes coreográficos ha contribuido a la ampliación de los horizontes creativos de la disciplina.

Es ejemplo de  las experimentaciones performáticas y expandidas, y como lo fue con sus aportaciones a la danza independiente de la década de los años ochenta, movimiento artístico que enriqueció el número de voces, rostros, técnicas, personalidades y apuestas éticas y estéticas, así como a la actual aceptación generalizada de las implicaciones liberadoras de los saberes somáticos. 

En el marco de la campaña “Contigo en la distancia” de la Secretaría de Cultura del Gobierno de México, el Centro de Investigación Coreográfica (Cico) celebra 42 años de su quehacer pedagógico y artístico. Fundado por la bailarina, coreógrafa y docente Lin Durán como Centro Superior de Coreografía en 1979, fue acogido en 1983 por el INBAL. 

Actualmente también pasa por un periodo de conocimiento y reconocimiento de numerosas experiencias dolorosas, signadas por violencias de género. Siguen las mesas de trabajo para evitar docentes y alumnado proclive al hostigamiento y el acoso, medidas disciplinarias discriminatorias.

Se informa que en  un principio fue integrado como la vertiente de experimentación práctica del Centro de Información y Documentación de la Danza (actualmente Centro Nacional de Investigación, Documentación e Información de la Danza José Limón), pero al breve tiempo se consideró conveniente que funcionara como proyecto pedagógico independiente y fue constituido entonces como una instancia propia en el marco del conjunto de las escuelas de danza del Instituto. 

A lo largo de su historia, el Cico ha pasado por tres periodos de organización académica: diplomado, especialidad y la actual formación en técnico superior universitario en Investigación y Creación Dancística. A través de los años, a los conocimientos dancísticos, coreográficos y escénicos fundamentales, el Centro sumó los saberes somáticos como encuadre básico fundamental en su concepción de la persona, el cuerpo, el movimiento y, en consecuencia, de su pedagogía, y se abrió además a la diversidad de la creatividad escénica, dancística y performática contemporánea. 

Experimentación e investigación coreográficas 

El Centro fue creado como escuela de coreografía, pero en este momento, y sin prescindir de su primer objetivo, pone énfasis en la experimentación y la investigación coreográficas como medios para enriquecer y potenciar las diversas posibilidades creativas dancísticas y extradancísticas de sus estudiantes, con la intención de experimentar el cuerpo y la danza como territorios para interrogar y nombrar al mundo. 

Durante estas décadas, las y los docentes y las y los egresados del Cico han sobresalido en la vida artística y social de México. De cara a los paradigmas formativos del Centro, su impacto ha generado un abanico amplio de experiencias, desde las propias de las lógicas legitimadas y legitimantes del campo dancístico, hasta las intervenciones en la existencia de las comunidades subalternas. 

De esta forma se pueden mencionar a Jenet Tame, finalista del Concurso de Creación Coreográfica Contemporánea INBAL-UAM; Jaciel Neri, ganador del mismo certamen; Tania Solomonoff y Abigail Jara, beneficiarias del Sistema Nacional de Creadores de Arte; Ana González, merecedora del Premio al Desempeño Académico en Docencia del INBAL, y Marina Acevedo, quien ha sido invitada constantemente como intérprete a Canadá. 

Asimismo, Ricardo Rubio, Irasema Serrano y Fermín Martínez, quienes fueron becarios del Fondo Nacional para la Cultura y las Artes; Kenia Abril Lara y Diana Ruth Zamora Pantoja, quienes han realizado labor escénica feminista y trabajado con mujeres de la tercera edad, y Harmony Rodríguez, quien ha colaborado coreográficamente con adolescentes de barrios precarizados. 

Durante más de ocho lustros, el Cico se ha privilegiado de la labor de docentes con amplio compromiso. Resulta imposible pretender nombrarles en su totalidad sin correr el riesgo de olvidar algún nombre. Por tal razón, a continuación se menciona la actual planta docente y a quienes recientemente se retiraron por razones de jubilación o traslado a otros institutos académicos: 

Ana María González Portela, Jenet Tame Bárcenas, Marina Eugenia Acevedo, María Guadalupe Sánchez Castro, Myriam Vilchis Contreras, Eloísa Núñez Casillas, Abigail Jara Durán, Bertha Loeza Cuevas, Araceli León Torrijos, Rodrigo Martínez Rubfiar, Carlos Albarrán, Eduardo Mackinney Stephenson, Benjamín Muciño Agüero, Taniel Morales Martínez, Tania Solomonoff Vásquez, Claudia Patricia Meraz Rodríguez, Claudia Cabrera Sánchez, Alma Quintana Lazcano, Lourdes Fernández Serratos, Julio Gándara García, Octavio Salazar-Villava y Javier Contreras Villaseñor. Docentes recientemente retiradas y retirado: Jane Haw, Tania Álvarez Garín, Cecilia Kamen Bag y José Navarro Noriega. 

Redes sociales 

Se pueden seguir las redes sociales del INBAL en Instagram (@INBAMX), Facebook (/INBAmx) y Twitter (@bellasartesinba). 

Sigue las redes sociales de la Secretaría de Cultura en Twitter (@cultura_mx), Facebook (/SecretariaCulturaMX) e Instagram (@culturamx). 

Comment here

Accesibilidad