Internacional

GIRE México: Duro golpe el de la Suprema Corte de los Estados Unidos contra las mujeres

296 Vistas
  • Las reacciones fueron inmediatas en todo el territorio norteamericano
  • Anuncian acciones para revertir esta decisión mientras el 60 por ciento de la población está a favor de la ILE

Sara Lovera

SemMéxico, Ciudad de México, 24 de junio, 2022.-Congresistas demócratas en los Estados Unidos se aprestan a anular el resolutivo de la Corte que ha decidido prohibir la Interrupción Legal del Embarazo, dijo Nancy Pelosi, esta mañana, la IPPF anunció que continuaran haciendo abortos en sus centros de atención y mujeres feministas empezaron a manifestarse en Washington frente a las instalaciones del tribunal.

Mientras congresistas, e políticos, políticas y mujeres en los Estados Unidos consideraron un duro golpe el de la Corte Suprema contra el derecho al aborto, empezando por el presidente Joe Biden y el ex presidente Barak Obama. Amnistía Internacional, de inmediato publicó que esta es una violación a los derechos humanos de las mujeres.

 En contrario algunos estados, como Dakota y Misuri, más las y los políticos de la derecha oficial del partido Republicano se aprestan a prohibir la interrupción legal del embarazo.

De acuerdo con los despachos de agencias internacionales, trasmisiones de la televisión como la CNN y Univisión, han dado cuenta, tras unas horas de conocida la resolución de la corte, de estas reacciones, incluso de las primeras manifestaciones callejeras de las feministas, que en unas horas han comenzado a salir a las calles.

Y es que, durante 50 años en los Estados Unidos, desde la Constitución se garantizó el derecho de las mujeres al aborto, lo que es ahora un duro golpe dijo Rebeca Ramos, directora del Grupo de Información en Reproducción Elegida, y en la cuenta de Twitter de la organización se escribió: “Mala noticia para la justicia reproductiva: mayoría de 6 jueces revierte ‘Roe vs. Wade’, fallo que, en 1973, convirtió en constitucional el aborto en Estados Unidos.

Y recomiendan ver una charla filmada donde, dicen “explicamos las implicaciones y lo que sigue… “

Mientras tanto quedó dicho en todas estas primeras reacciones que prohibir la histórica decisión de 1973, conocida como el caso Roe vs. Wade, significa ya s manifestaciones de repudio, a través de todas las cadenas de televisión, las agencias de noticias que recogieron las primeras reacciones contra la decisión de la corte.

Las feministas norteamericanas anunciaron prontas movilizaciones en todo el territorio de la Unión Americana.

Aquí algunas publicaciones que SemMéxico reproduce en favor de nuestras lectoras y lectores.

Varios estados anuncian medidas para prohibir aborto en EUA, tras decisión de la Corte

Misuri, Dakota del Sur e Indiana anunciaron medidas para prohibir el acceso al aborto, luego de la decisión de la Suprema Corte

AFP , Edición: Aline Espinosa Gutiérrez 

Como parte de las reacciones, después de que la Corte Suprema revocara este viernes el derecho al aborto, varios estados de la Unión Americana ya anunciaron medidas para prohibir la interrupción voluntaria del embarazo en su territorio.

El fiscal general de Misuri, Eric Schmitt, anunció este viernes que dicho estado “conservador” del centro de Estados Unidos se convertía en el “primero” en prohibir las interrupciones voluntarias del embarazo tras la decisión de la Corte Suprema, que revocó el derecho al aborto.

“Misuri acaba de convertirse en el primero en el país en poner fin de manera efectiva al aborto. Este es un día monumental para la santidad de la vida”, publicó el fiscal general del estado, Eric Schmitt, en Twitter.

La gobernadora republicana de Dakota del Sur, Kristi Noem, anunció que el aborto pasa a ser ilegal en este estado del norte de del país, en virtud de una ley llamada “zombi” que fue redactada hace un tiempo para que entrara en vigor automáticamente si la Corte Suprema cambiaba la jurisprudencia.

Esta ley “especifica que, a partir de hoy, todos los abortos son ilegales en Dakota del Sur -a menos que una decisión médica razonable y adecuada establezca que un aborto es necesario para preservar la vida de la mujer embarazada- “, afirmó en un comunicado. 

Roe vs. Wade: las reacciones a la decisión de la Corte Suprema de EE.UU. de revocar el derecho al aborto

BBC News Mundo

FUENTE DE LA IMAGEN, EPA
Pie de foto, El presidente Joe Biden dijo que el fallo de la Corte Suprema es un «trágico error».

Es una decisión que ha puesto de manifiesto los polos opuestos de la política de Estados Unidos.

La Corte Suprema anuló la resolución del caso Roe vs Wade, el cual hasta hoy garantizaba el derecho constitucional al aborto y que estuvo vigente por casi 50 años.

El fallo generó múltiples reacciones en Washington, desde los manifestantes que celebraron con júbilo la decisión, a cientos de mujeres que expresaron su enojo y frustración por perder el derecho a decidir.

Y los líderes demócratas y republicanos tomaron partido.

«Este es un camino extremo y peligroso al que nos está llevando ahora la Corte», dijo el presidente Joe Biden en una declaración desde la Casa Blanca.

DERECHO AL ABORTO EN ESTADOS UNIDOS

Principales reacciones tras la anulación del derecho constitucional al aborto en EU

AFPAFP

La decisión de la Corte Suprema de Estados Unidos de revocar el derecho constitucional al aborto cumple un objetivo anhelado desde hace mucho tiempo por los conservadores y la derecha religiosa, pero devasta a los defensores de la libertad reproductiva de las mujeres.

La Corte Suprema de Estados Unidos decidió este viernes anular la histórica sentencia Roe contra Wade de 1973, que reconocía el derecho constitucional de la mujer al aborto y lo legalizaba en todo el país, lo que supuso una victoria trascendental para los republicanos y los conservadores religiosos que quieren limitar o prohibir el procedimiento.

El tribunal, en un fallo de 6-3 impulsado por su mayoría conservadora, confirmó una ley de Misisipi respaldada por los republicanos que prohíbe el aborto después de las 15 semanas.

Los jueces sostuvieron que la decisión del caso Roe vs. Wade, que permitía los abortos realizados antes de que un feto fuera viable fuera del útero -entre las 24 y 28 semanas de embarazo-, fue errónea porque la Constitución no menciona específicamente el derecho al aborto.

El Economista/México

Elogios

Expresidente Donald Trump:

La anulación del derecho al aborto decidida este viernes por la Corte Suprema de Estados Unidos obedece a «la voluntad de Dios», declaró el expresidente estadounidense republicano Donald Trump.

Preguntado por el canal Fox News sobre qué papel desempeñó él en la decisión, al haber inclinado claramente a la derecha el tribunal con el nombramiento de tres jueces conservadores, Trump contestó: «Es la voluntad de Dios». La decisión «sigue la Constitución», agregó.

Exvicepresidente republicano Mike Pence:

«Al devolver el tema del aborto a los estados y al pueblo, la Corte Suprema ha corregido un error histórico», dijo el exmandatario derecha de Donald Trump (2017-2021), señalando que la histórica sentencia «Roe v. Wade» de 1973, que consagró el derecho constitucional al aborto en el país, ha quedado «enterrada en el olvido».

Marjorie Dannenfelser, presidenta de la organización antiaborto Susan B. Anthony List:

«Después de 50 años de cabildeo, construyendo centros de esperanza para servir a las mujeres embarazadas, orando de rodillas, marchando de rodillas y asegurando que la poderosa voz provida se escuchara en nuestras elecciones, hemos llegado a este día (…) el primer día de un brillante futuro pro-vida para nuestra nación», manifestó Dannenfelser.

Kevin McCarthy, líder republicano en la Cámara de Representantes:

«Cada niño por nacer es precioso, extraordinario y digno de protección. Aplaudo este fallo histórico, que salvará innumerables vidas inocentes. La Corte tiene razón al devolver el poder de proteger a los nonatos a los representantes electos del pueblo en el Congreso y los estados», expresó.

Criticas

Expresidente demócrata Barack Obama:

«Hoy, la Corte Suprema no solo revirtió casi 50 años de precedente histórico, sino que relegó la decisión más intensamente personal que alguien puede tomar a los caprichos de políticos e ideólogos -atacando las libertades fundamentales de millones de estadounidenses», reaccionó el expresidente (2009-2017) en su cuenta de Twitter.

Exprimera dama Michelle Obama:

«Estoy desconsolada por las personas de este país que acaban de perder el derecho fundamental a tomar decisiones informadas sobre sus propios cuerpos. Me rompe el corazón que ahora estemos destinados a aprender las dolorosas lecciones de un tiempo antes de que el «Roe v Wade» se convirtiera en la ley del país -una época en la que las mujeres corrían el riesgo de perder la vida al hacerse abortos ilegales», dijo.

Amnistía Internacional:

«El aborto es un derecho humano. Para todos. En todas partes. Nunca dejaremos de luchar», sostuvo la organización tras conocerse el fallo.

Presidenta de la Cámara de Representantes, la demócrata Nancy Pelosi:

«Con (la sentencia) «Roe v Wade» ahora revocada, los republicanos radicales están avanzando con su cruzada para criminalizar la libertad de salud. En el Congreso, los republicanos están tramando una prohibición del aborto en todo el país», enfatizó la dirigente.

Roe vs. Wade: las reacciones a la decisión de la Corte Suprema de EE.UU. de revocar el derecho al aborto

BBC News Mundo

El presidente Joe Biden dijo que el fallo de la Corte Suprema es un «trágico error».

Es una decisión que ha puesto de manifiesto los polos opuestos de la política de Estados Unidos.

La Corte Suprema anuló la resolución del caso Roe vs. Wade, el cual hasta hoy garantizaba el derecho constitucional al aborto y que estuvo vigente por casi 50 años.

El fallo generó múltiples reacciones en Washington, desde los manifestantes que celebraron con júbilo la decisión, a cientos de mujeres que expresaron su enojo y frustración por perder el derecho a decidir.

Y los líderes demócratas y republicanos tomaron partido.

«Este es un camino extremo y peligroso al que nos está llevando ahora la Corte», dijo el presidente Joe Biden en una declaración desde la Casa Blanca.

Su predecesor, Donald Trump, consideró la decisión «el mayor triunfo para la vida en una generación».

Como ellos, los líderes políticos de ambos partidos se manifestaron.

Las reacciones demócratas

En su discurso, el presidente Biden calificó la decisión como un «trágico error» y aseguró que su gobierno «defenderá este derecho básico».

«Es un día triste para la Corte y para el país», expresó. «La Corte ha hecho lo que nunca antes había hecho. Ha quitado expresamente un derecho constitucional que es tan fundamental para tantas estadounidenses».

Pero señaló que el pueblo estadounidense «todavía puede tener la última palabra», una referencia a las elecciones legislativas de noviembre próximo.

Frente a la sede de la Corte Suprema, manifestantes por el derecho a decidir lamentaron la decisión.

El expresidente Barack Obama fue uno de los primeros en pronunciarse este viernes.

«Hoy, el Tribunal Supremo no solo revirtió casi 50 años de precedentes, sino que relegó la decisión más íntimamente personal que alguien puede tomar a los caprichos de políticos e ideólogos, atacando las libertades esenciales de millones de estadounidenses».

La presidenta de la Cámara de Representantes, la demócrata Nancy Pelosi, dijo que la resolución del Supremo era un «insulto» y que el Congreso trabajará para revertir la situación: «Es una bofetada a las mujeres por usar su propio juicio, por tomar sus propias decisiones sobre su libertad reproductiva».

La demócrata Nancy Pelosi dijo que era un «insulto» a las mujeres de EE.UU.

La senadora Elizabeth Warren señaló que «seis jueces radicales de la Corte Suprema anularon casi 50 años de precedentes».

«Los políticos republicanos finalmente han impuesto su impopular agenda al resto de Estados Unidos (…) Pero estos extremistas no tendrán la última palabra», escribió en un comunicado.

Las reacciones republicanas

El expresidente Donald Trump, quien nombró a tres de los jueces conservadores que ahora son mayoría en el tribunal, habló de la decisión en una entrevista con Fox News.

Al preguntarle sobre el papel que él desempeñó en la anulación de Roe vs. Wade, el mandatario dijo que «Dios tomó la decisión».

Dijo que la decisión dejará el asunto en manos de los estados, «donde siempre ha pertenecido».

«Esto es algo que servirá a todos», incluidos los estadounidenses a favor del aborto, según su apreciación.

Grupos «provida» celebraron la decisión.

El exvicepresidente republicano Mike Pence, quien ha sido un destacado activista contra el aborto, expresó su satisfacción y dijo que el derecho al aborto de Estados Unidos ha sido relegado al «montón de cenizas de la historia».

«Esta Corte Suprema ha corregido un error histórico», dijo Pence.

El republicano Mitch McConnell, el líder de la minoría en el Senado, señaló: «Esta es una victoria histórica para la Constitución y para los más vulnerables de nuestra sociedad (…) La decisión es valiente y correcta».

Las reacciones de la gente

Si bien el discurso de los políticos sobre el aborto se ha intensificado en los últimos años, la opinión pública se ha mantenido relativamente estable.

La mayoría de los estadounidenses (62%) le dijeron en 2019 al Pew Research Center, un centro de investigación con sede en Washington DC, que el aborto debería ser legal en todos o en la mayoría de los casos.

Solo el 38% dijo que debería ser ilegal en todos o en la mayoría de los casos. La cadena CBS News reportó cifras similares en 2021: 62% de los encuestados dijo que quería que se mantuviera Roe vs. Wade, y solo el 38% dijo que quería que se derribara.

Manifestantes lamentan la decisión de la corte

Frente a la sede de la Corte Suprema, en Washington, grupos a favor y en contra del aborto se manifestaron bajo la vigilancia de decenas de policías que trataban de impedir que se confrontaran.

Las reacciones encontradas fueron notables cuando se dio a conocer la noticia la mañana de este viernes.

«¡Somos la generación provida y hemos abolido el aborto!», gritaba un grupo que celebraba la decisión.

Una manifestante por el derecho a decidir, Macy Petty, de 20 años, no pudo contener las lágrimas de tristeza: «Estuve orando para que estos jueces de la Corte Suprema tomaran las acciones correctas», dijo a la BBC.

Recuerda que puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

UNIVISION

«Niega un derecho fundamental»: Reacciones en California ante decisión de la Corte Suprema que elimina el derecho al aborto

La Corte Suprema de Estados Unidos eliminó Roe vs. Wade, la base legal que permitía el derecho al aborto en Estados Unidos. Mandatarios en California reaccionan ante la decisión de este viernes.

LOS ÁNGELES, California.- La Corte Suprema de los Estados Unidos anuló este viernes Roe v. Wade, la base legal que garantizaba el derecho de las mujeres a abortar. Las autoridades en California reaccionaron ante la eliminación del derecho que regía en el país desde 1973.

El fallo de 5-4 de la Corte Suprema se describe como la restricción más significativa de un derecho constitucional establecido en la historia de la corte. En este, escrito por el juez Samuel Alito, se indica que «la Constitución no confiere el derecho al aborto; Roe y Casey son anulados; y la autoridad para regular el aborto se devuelve al pueblo y a sus representantes electos».

El gobernador de California, Gavin Newsom, publicó un video en sus redes sociales con el mensaje «La Corte Suprema ha despojado a las mujeres de su libertad y ha permitido que los estados republicanos la reemplacen con el nacimiento obligatorio. Este es un ataque a la libertad estadounidense. California, Oregon y Washington están creando la ofensiva de la Costa Oeste. Una hoja de ruta para que otros estados defiendan a las mujeres. Es hora de luchar».

El alcalde de Los Ángeles, Eric Garcetti escribió, «La vergonzosa decisión del Tribunal Supremo niega a las mujeres un derecho fundamental a controlar su propio cuerpo, poniendo en peligro su salud, seguridad y futuro. El Congreso debe actuar de inmediato para proteger a las mujeres y su acceso a la atención médica», y agregó que «Los Ángeles nunca retrocederá y nuestras ciudades no esperarán para proteger el derecho al aborto».

Garcetti se unió a una colación de 10 alcaldes de todo el país en la emisión de una declaración conjunta sobre el derecho al aborto. «Nos comprometemos a utilizar todas las herramientas a nuestra disposición como alcaldes para defender a las mujeres frente a los intentos de privarlas de sus derechos fundamentales, y hacemos un llamado a nuestros líderes en el Congreso y nuestras cámaras estatales para revertir los impactos de esta decisión y proteger el derecho de la mujer a elegir».

Por su parte, el representante Adam Schiff (D-Burbank) dijo que la decisión es una traición a los compromisos asumidos por los jueces recientes durante sus audiencias de confirmación, quienes indicaron bajo juramento que defenderían décadas de precedentes legales.

«Es un repudio de algunos de los valores más preciados de nuestra nación, desde el derecho a la privacidad hasta el derecho de todos a tomar sus propias decisiones sobre el cuidado de la salud», dijo Schiff en un comunicado.

El derecho al aborto sufre un duro golpe en Estados Unidos

El Tribunal Supremo de los Estados Unidos ha anulado la protección constitucional del derecho al aborto en ese país. Con este fallo, cada Estado decidirá ahora sobre la legalidad de la interrupción voluntaria del embarazo. Las reacciones no se han hecho esperar, y crece el rechazo a este fallo en todo el mundo.

El Tribunal Supremo de los Estados Unidos acaba de anular la sentencia conocida como Roe vs Wade, dando así el mayor golpe a la salud y los derechos de las mujeres en la historia reciente de los EE. UU. al acabar con 50 años de protección constitucional del derecho al aborto en todo el país. La resolución del Tribunal Supremo implica que ahora cada Estado decidirá sobre la legalidad del aborto dentro de su jurisdicción.

Veintiséis Estados, incluidos Mississippi, Oklahoma, Texas y Georgia, están preparando leyes que limitarán severamente o prohibirán el aborto, poniendo a aproximadamente 40 millones de mujeres y niñas en edad reproductiva en riesgo de perder el acceso al aborto.

Las prohibiciones estatales van a producir que aquellas personas que no tengan dinero para viajar a lugares donde pueda interrumpirse voluntariamente un embarazo se verán obligadas a utilizar métodos clandestinos e inseguros, sin garantía de calidad en la atención o de atención posterior a la interrupción del embarazo en caso de ser necesaria.

De acuerdo con datos de IPPF, antes de Row v Wade, cuando el aborto era ilegal en la mayoría de los Estados, se realizaban aproximadamente 800. 000 abortos clandestinos cada año (cifras imprecisas debido a su naturaleza clandestina), y después de Roe, la morbilidad y la mortalidad se redujeron en más de 8 veces.

Además, IPPF recuerda que «la mortalidad asociada con el parto es aproximadamente 14 veces más alta que la atención del aborto seguro, lo que significa que las mujeres obligadas a quedar embarazadas y dar a luz debido a las prohibiciones estatales del aborto tendrán un mayor riesgo de muerte. Las mujeres afroamericanas ya tienen 3 veces más probabilidades de morir durante el parto que las mujeres blancas». 

Hay que señalar que la mayoría de la ciudadanía de Estados Unidos, un 60 por ciento, apoya “Roe vs. Wade”, y que el 70 por ciento de la población opina que la interrupción de un embarazo es una decisión a tomar por parte de la mujer y de su médica/o.  Por tanto, la Corte Suprema está ignorando a aquellas personas a quienes representa y debe proteger.

Las reacciones no se han hecho esperar. El Dr. Álvaro Bermejo, Director de la Federación Internacional de Planificación Familiar (IPPF) ha señalado que “el tribunal supremo del país ha llegado a su punto más bajo, robando a millones de personas su libertad, autonomía corporal y libertad, los mismos valores de los que Estados Unidos se enorgullece”.

El director de IPPF recuerda que «sabemos con certeza que prohibir el aborto no significa menos abortos y que cuando se promulgan prohibiciones, mueren mujeres y personas embarazadas, como hemos visto en todo el mundo, más recientemente en Polonia. También sabemos que aquellas que no pueden acceder a la atención del aborto legalmente se verán obligada a utilizar métodos no regulados e inseguros, lo que podría provocar daños graves o incluso la muerte”.

Elizabeth Schlachter, Directora de incidencia y representante en EE. UU. de IPPF, recuerda que «el peligroso fallo de la Corte Suprema no solo es regresivo, sino que también está totalmente fuera de sintonía con la mayoría de la población estadounidense, que sabemos que apoya el acceso a los servicios de aborto. También está en desacuerdo con gran parte del mundo, donde el acceso al aborto se está expandiendo para llegar a todas las personas que necesitan este vital servicio de salud”.

Para Schlachter, «al anular el derecho constitucional al aborto en los EE. UU. y entregar la decisión a cada Estado, muchas zonas de los EE. UU. ahora se unirán a El Salvador, Nicaragua y Polonia, países con algunas de las legislaciones más restrictivas para la atención del aborto en el mundo”.

Además, la responsable de IPPF llama la atención sobre el hecho de que “esto no se trata solo del movimiento contra el aborto en los EE. UU.; este es un esfuerzo global concertado y calculado por parte de extremistas religiosos y conservadores anti-mujeres, anti-género, anti-LGBTQI+ y anti-negritudes, que están usando dinero opaco y medios antidemocráticos para negar a las personas su derecho humano a la atención médica, la igualdad, la autonomía corporal y, en última instancia, la libertad”.

¿Qué es Roe contra Wade? 

Roe vs Wade es una decisión histórica del Tribunal Supremo de 1973 que legalizó el aborto en todos los estados de Estados Unidos. 

El caso se centró en una mujer llamada anónimamente en ese momento como Jane Roe, residente en Texas, en su caso contra Henry Wade, Fiscal del Distrito del Condado de Dallas, Texas. Roe quiso abortar tras descubrir que estaba embarazada, pero la ley texana se lo denegó porque establecía que el aborto sólo se permitiría para salvar la vida de la persona embarazada. 

Los abogados de Roe argumentaron que ella no podía viajar fuera del estado para obtener un aborto, y que la ley -que era vaga en su redacción- infringía sus derechos constitucionales. Su caso fue argumentado con éxito, y los jueces del Tribunal Supremo votaron 7-2 a favor de Roe. Esto sentó un precedente que legalizó efectivamente el aborto en el primer trimestre de embarazo en todo el país, y protegió la libertad de una persona embarazada para elegir abortar sin excesivas restricciones gubernamentales.

Sin embargo, en 1992, la Corte Suprema revisó y modificó las sentencias de Roe v. Wade en el caso de Planned Parenthood v. Casey. Esta sentencia reafirmó que el derecho de la mujer a abortar está constitucionalmente protegido, pero eliminó el criterio del primer trimestre en favor de uno más vago basado en la «viabilidad fetal». 

¿Por qué es noticia ahora?

La legalización del aborto en EE.UU. ha sido objeto de numerosas impugnaciones a lo largo de los años desde el caso Roe v. Wade, incluido el caso Planned Parenthood v. Casey, ambos de carácter federal. A nivel estatal, se ha producido un devastador retroceso en el acceso al aborto, incluso en Texas, Georgia y Luisiana. Otros estados han tratado de proteger el derecho al aborto sin basarse en Roe v. Wade, como Maryland, Connecticut y California. 

El caso pendiente más significativo en este momento es el de Dobbs v. Jackson Women’s Health Organization, una sentencia de 2018 que prohibió el aborto en Mississippi después de las 15 semanas de embarazo. Esta decisión está siendo impugnada por no ser constitucional. 

En este momento, Jackson Women’s Health Organization es la única clínica de aborto con licencia en Mississippi, y si la Corte Suprema no falla a su favor, esencialmente anulará Roe v Wade. Veintiséis estados están a punto de promulgar «leyes de activación» que limitarán severamente o prohibirán todos los abortos dentro de ese estado. Esto significaría que más de 36 millones de personas en edad reproductiva corren el riesgo de perder el acceso al aborto, siendo las personas de bajos ingresos y de color las más afectadas. 

ntern

La sentencia final del caso Dobbs contra la Organización de Salud de las Mujeres de Jackson se espera para finales de junio o principios de julio de 2022. Sin embargo, el 3 de mayo se filtró un borrador de la opinión del juez Samuel Alito (uno de los jueces del Tribunal Supremo que votará en este caso) en el que se sugiere que se anulará el caso Roe v. Wade, una decisión que eliminará la protección constitucional federal para el aborto y permitirá a los estados decidir la legalidad del aborto dentro de su jurisdicción, lo que llevará a prohibir o restringir gravemente el aborto legal en los estados de Estados Unidos

Aunque se trata de un hecho muy preocupante para la libertad reproductiva, sigue siendo una opinión, no una ley. En el momento de escribir este artículo, no se ha tomado ninguna decisión sobre el caso Dobbs v. Jackson Women’s Health Organization, y el aborto sigue siendo legal en los Estados Unidos.

Si se anula el caso Roe contra Wade, ¿qué impacto tendría? 

Sabemos de sobra que prohibir el aborto no significa que haya menos abortos.

Las personas que necesiten abortar encontrarán la manera de hacerlo y muchas se verán obligadas a recurrir a métodos inseguros y no relacionados con el aborto que podrían provocar daños graves e incluso la muerte.

Si se anula el caso Roe vs Wade se privará a las mujeres y a las niñas de su libertad y su autonomía corporal -valores de los que Estados Unidos se enorgullece- y esta decisión perjudicará a millones de personas durante las próximas décadas. 

Aunque el caso Roe vs. Wade se aplica a Estados Unidos, las consecuencias de su anulación repercutirán en todo el mundo. Influenciará a otros movimientos conservadores y anti-derechos en todo el mundo para forzar a mujeres y niñas a tener embarazos no deseados. Por lo tanto, es crucial, no sólo para Estados Unidos, que Roe v. Wade siga en pie.

¿Qué se puede hacer para evitar que se anule?

Todavía hay tiempo para que el Tribunal Supremo tome la decisión correcta, una decisión basada en la dignidad, la libertad y el derecho de todas las personas que buscan un aborto seguro y legal. Instamos a todos los jueces del Tribunal Supremo a que voten a favor de la Organización de Salud de las Mujeres de Jackson, y a que mantengan el aborto legal, seguro y accesible. 

Puedes contribuir donando a fondos locales para el aborto en Estados Unidos. También puedes donar a la Planned Parenthood Federation of America, que está trabajando para asegurarse de que se escuche la voz del pueblo estadounidense y apoya mayoritariamente el caso Roe vs Wade y mantiene abiertos los centros de salud para que sigan proporcionando cuidados y que salvan vidas.

La IPPF hará todo lo posible para garantizar que las mujeres no se vean obligadas a pasar por un embarazo en contra de su voluntad. Síganos en Twitter, Instagram y Facebool para obtener más información, y asegúrate de que esta cuestión fundamental de derechos humanos no se olvide, participando de forma segura en las protestas que se celebren cerca de ti, y hablando con tus amigues, familiares y otras redes sobre el tema, tanto en persona como en línea. Tu apoyo es más necesario que nunca.  

Comment here

Accesibilidad