Emergencia COVID-19

Gobernación: Creció 100 % la violencia en casa en algunas entidades

783 Vistas
  • Se avanza en intento de crear un solo tipo de refugios: Alicia Leal Puerta
  • No hay puerta violeta en SLP y se promueven refugios temporales en Jalisco

Sara Lovera

SemMéxico, Cd. de México, 13 de abril, 2020.- La directora General de Estrategia Violeta: estrategia nacional de protección integral a mujeres, niñas, niños y adolescentes, Alicia Leal Puerta, afirmó en una Jornada virtual llamada “Durmiendo con el Enemigo”, que aumentó de 30 a 100 por ciento la denuncia de mujeres en el número de emergencia 911 por violencia de pareja.

La funcionaria, quien hace más de 20 años participó en la creación de los refugios para mujeres violentadas, aseguró que en Nuevo León crecieron 100 por ciento las llamadas al 911 en las últimas semanas, que coincidieron con la emergencia sanitaria por el COVID-19, luego aseguró que en la SEGOB se impulsan acciones ante la contingencia tanto como la Jornada Nacional de Sana Distancia a favor de las mujeres que viven violencia en sus casas.

Leal Puerta participó en una videoconferencia “gratuita”, realizada el pasado jueves, sobre violencia familiar “Durmiendo con el Enemigo” con la directora de la Fundación Renacer, Denise Meade Gaudry, ahí planteó que se necesita un modelo integral para las mujeres violentadas, y dijo que cada víctima tiene que recorrer hasta cinco instituciones, antes de recibir ayuda.

Se reportó que esta videoconferencia tuvo casi cien usuarios, y ahí la representante de Gobernación, Leal Puerta resaltó las acciones de SEGOB a favor de las mujeres en la tarea de erradicación de la violencia y coincidió con la directora de la Fundación Renacer en que el problema de las mujeres que viven violencia es multifactorial.

Hasta el Jueves Santo -9 de abril- según los informes de quiénes atienden el número de emergencia 911, se sabe que el aumento de la violencia ha sido entre un 30 y un 100 por ciento, sumando los reportes de las entidades federativas.

Explicó que el gobierno federal, a través del trabajo coordinado en el Grupo Impulsor Multiagencial, se mantiene atento a los trabajos y retos que enfrentan los gobiernos locales para brindar servicios de tercer nivel en donde se atienda la seguridad y protección de las mujeres y sus hijas e hijos, directamente con abogadas, trabajadoras sociales, psicólogas, médicas especializadas en su seguridad y su protección integral, dijo.

En la videoconferencia, “gratuita” abierta a la población, pero sin publicidad, por eso sólo la vimos 100 usuarios, las dos participantes dieron explicaciones de cómo denunciar y que deben hacer las autoridades.

Así que Leal Puerta dijo que en el momento en que una mujer busca ayuda, las respuestas deben hacerse llegar de inmediato para evitar que la violencia se incremente. Desde la primera llamada de auxilio se las puede orientar y acompañar para que se mantengan seguras hasta que llegue la ayuda.

Agregó que la orientación telefónica debe siempre incluir una valoración rápida para detectar el nivel de riesgo en el que se encuentra y, de ser posible, apoyarla para que ellas hagan un plan de seguridad básico.

La detección oportuna y activa es fundamental si queremos prevenir los daños que devienen y por ello es necesario que todos los actores sociales se involucren y se conviertan en factor de cambio.

Reconoció que no es suficiente que tengamos una buena respuesta de la policía o de las y los médicos, de ahí la importancia de fortalecer los servicios de tercer nivel para la protección integral y atención especializada.

Aseguró, sin detallarlo que “se trabaja arduamente desde la Secretaría de Gobernación con la Secretaría de Salud, el Instituto Nacional de las Mujeres, el Instituto Nacional para el Desarrollo Social de la Secretaria de Bienestar, el Sistema Nacional para el Desarrollo Integral de la Familia (SNDIF), y la Secretaría de Seguridad Pública, en el fortalecimiento de todos los servicios que los gobiernos locales y los centros de refugio proveen.

Si bien en el país se cuenta con instituciones que brindan servicios, se observa que para las mujeres hay muchas puertas de entrada y ello genera confusión y a veces revictimización que se debe evitar.

Luego ella, promotora de un sistema de refugios, que ha estado a debate desde 2019, afirmó que es necesario transitar a un modelo homologado de atención que se centre en la protección y seguridad de quienes están riesgo. Evitar a toda costa se multiplique lo que se conoce como la “ruta de la (in)justicia”, en la cual las mujeres, niñas, adolescentes y adultas mayores recorren en promedio cinco instituciones antes de encontrar los servicios integrales.

Por ello los servicios especializados deben estar disponibles las 24 horas los siete días de la semana, desde un enfoque psicosocial, de salud integral y de protección.

El modelo homologado que se presentará en breve, impulsa acciones para facilitar el acceso a todos los servicios en una sola instancia. Este modelo se está aplicando en Nuevo León, San Luis, Estado de México y Michoacán con el nombre Puerta Violeta, basado en la experiencia y los aprendizajes de 25 años de trabajo continuo de los Centros de Refugio para mujeres.

La Estrategia Nacional de Protección Integral impulsa la corresponsabilidad bajo un enfoque Multiagencial, centrado en las necesidades de las mujeres, las niñas, adolescentes y adultas mayores, en todas las diversidades.

Fracaso en SLP, acciones en Jalisco

A casi un mes de anunciarse en SLP el primer caso positivo al virus Sars-Cov2, el gobierno estatal no ha implementado una estrategia para garantizar la seguridad de las mujeres durante el aislamiento social por la emergencia sanitaria, no se informa sobre la puerta Violeta y disminuyeron lo horarios para atender a las mujeres violentadas.

El Centro de Justicia para las Mujeres y el Instituto Potosino de las Mujeres limitaron sus funciones y redujeron el horario de servicio de atención; esto a pesar de que las actividades que se realizan en ambas instituciones son consideradas como esenciales, explicó la abogada potosina Arely Torres Miranda.

Después de las 15:00 horas, no hay un lugar en SLP que brinde asesoría legal o atención psicológica a una mujer que ha sido violentada, tanto el IMES como el CJM cierran oficinas a esa hora, esto también limita las funciones de los elementos de la policía estatal que acuden a llamados de auxilio por violencia intrafamiliar y que por el riesgo de las víctimas deben ser ubicadas en un lugar alejado del agresor. 

Esta omisión de la autoridad más las presiones concomitantes por la contingencia aumenta en gran medida la vulnerabilidad de las mujeres ante la violencia qué hay en sus propias casas.

Torres Miranda, abogada feminista, explicó que “el confinamiento” por la emergencia sanitaria “expone a las mujeres al peligro”, cuando el agresor y la víctima habitan la misma casa, ella “no tiene adónde correr”.

Sostuvo que la falta de condiciones necesarias para que las mujeres violentadas sean atendidas en esta pandemia “el CJM está cerrando a las tres de la tarde”.

Y enfatizó que “las violencias machistas feminicidas no están en cuarentena (…) las mujeres necesitan saber qué hay un lugar de veinticuatro horas”. Cosa que en SLP y otras entidades no existe.

La abogada y activista, indicó que “es momento para que el gobierno use recursos “destinados a la protección de la mujer, y active una campaña emergente para erradicar la violencia contra las mujeres en confinamiento sanitario, “campañas que hagan un llamado a denunciar violencia de género, si veo u oigo que mi vecina sufre violencia o noto alguna agresión en la calle”.

En contraste, el gobernador de Jalisco, Enrique Alfaro, presentó en días pasados el programa “Quédate en Casa, Quédate Segura”, el cual contempla entre otras acciones, un Protocolo de Seguridad para Mujeres ante el Aislamiento Temporal de COVID-19 y la generación de una mayor capacidad de refugios temporales para mujeres, niñas y niños.

Comentó la entrevistada que es evidente que el gobierno federal da prioridad a la pandemia del virus Sars-Cov2, y está retrocediendo en la lucha para erradicar la violencia contra las mujeres, que en México cobra la vida de 10 mujeres diariamente.

 Es así que la Comisión Nacional para Prevenir y Erradicar la Violencia Contra las Mujeres (CONAVIM) y el Instituto Nacional de las Mujeres (INMUJERES), gradualmente han disminuido sus funciones, y hasta el momento no se han difundido los planes y programas, que se anuncian en “la mañanera”, pero que no se han publicado oficialmente, no se sabe exactamente cuántos recursos asignarán por ejemplo a la Perspectiva de Género.

No existe igualmente la “campaña para combatir la violencia contra las mujeres durante cuarentena”, tal como lo aseguró el 25 de marzo, Olga Sánchez Cordero, titular de la Secretaría de Gobernación.

Al respecto, Arely Torres mencionó “que una pandemia no invisibilice a la otra”.

Así mismo se envió un exhorto a los gobiernos locales para que faculten a las y los jueces cívicos para que determinen que sean los agresores quienes queden fuera de sus casas de 15 a 30 días, en tanto son ellos quienes violan el derecho de las familias de vivir en paz, bajo el principio de prioridad a la salud de la mujeres, niñas, niños y adolescentes que viven ahí.

SEM/sl/sj

Comment here

Accesibilidad