Emergencia COVID-19

Pandemia sanitaria y de violencia revelan desigualdad y discriminación

1.051 Vistas
  • Emergencias humaniarias ponen en mayor riesgo a las mujeres y niñas
  • Y la violencia seguía en casa… persisten patrones culturales

Josefina Aguilar Pastor

SemMéxico, Chilpancingo, Gro., 27 de mayo, 2020.- Grettel Castorena Escalera, Presidenta del Consejo Social del INMUJERES, dijo que las emergencias humanitarias, como los desastres y las pandemias mundiales, ponen en mayor riesgo de violencia a las mujeres y niñas, como sucede ahora por la COVID-19.

Explicó que la violencia que tiene una relación con la desigualdad y discriminación, las normas sociales y las masculinidades nocivas vigentes en el siglo XXI; 14 de los 25 países con mayor número de feminicidios están en América Latina, donde  3 mil 800 mujeres han sido asesinadas.

En México, de acuerdo a la última encuesta de ENDIREH, 43.9 por ciento de las mujeres han experimentado violencia por parte de su pareja; en febrero de este año, se registraron 166 feminicidios, 466 mujeres víctimas de homicidio doloso que dan un total de 632 víctimas.

Castorena Escalera dijo que en los dos primeros meses de este 2020, se contabilizaron 9 mil 941 víctimas de lesiones dolosas.

Sin embargo, dijo la consejera social del IMUJERES, la pandemia tiene otras repercusiones en la vida de las personas como son los efectos emocionales por el encierro, la inseguridad económica, el desempleo, lo que aumenta los niveles de violencia contra mujeres y niñas, y advirtió de un posible aumento de embarazos producto de la violencia contra de las mujeres y niñas.

A su vez, la catedrática de la Universidad Juárez de Tabasco, Adriana Esmeralda del Carmen Acosta Peralta, y Lilia Mireya Castro López, Secretaria Ejecutiva del Consejo Social, coincidieron en que el confinamiento sanitario permitió visibilizar otros problema en lo social, educativo o de salud, pero sobre todo ha develado sobre todo, la violencia machistra y patriarcal que persiste.

911 en Guerrero

Durante marzo, el 911 recibió mil 223 llamadas de emergencia por parte de mujeres que sufrieron violencia patriarcal, cifra que disminuyó en 50 por ciento en mayo, dijo la titular de la Secretaría de la Mujer (SeMujer), Maira Gloribel Martínez Pineda.

Al participar en la videoconferencia El impacto de la COVID-19 en la violencia de mujeres y niñas, organizada por la Unidad de Género de la Universidad Autónoma de Guerrero (UAGro), la funcionaria coincidió con las integrantes del Consejo Social de Instituto Nacional de las Mujeres, en que el confinamiento sanitario elevó el riesgo de la violencia machista contra las mujeres y niñas.

Dijo que el recrudecimiento de la violencia machista por el confinamiento se debe a patrones culturales, como la creencia de que un hombre es la autoridad de la casa, lo que significa subordinar a las y los demás miembros de la familia, muchas veces a través de la violencia y el encierro, insistió, ha servido para hacer más visible un problema que ya estaba.

Justificar la violencia que se ha recrudecido en contra de mujeres, niñas y adolescentes en lo que va de la contingencia, bajo el argumento de que se debe al encierro, naturaliza esta práctica, “y no es cierto ellos ya traen un sexismo  intrínseco, un machismo que explota en los días que ha estado en confinamiento con las mujeres, las niñas y los niños, el abuso se ha registrado en personas mayores incluso”, expuso la titular de la SeMujer.

Dijo que las llamadas de auxilio y denuncia se incrementaron en marzo, en tanto que hasta ayer las llamadas ascendían a 640, expuso Martínez Pineda.

“La violencia no es responsabilidad de quien la recibe, sino de quien la ejerce”, luego de asegurar que muchas mujeres no denuncian y no porque les guste vivir violencia, ese mensaje justifica a los agresores, dijo.

La funcionaria explicó que todos los días es necesario hacerle entender a las personas que la violencia no es natural, que quien ejerce violencia es el responsable y que con comete un delito.

Martínez Pineda aseguró que desde el primer día cuando se tomaron las medidas de prevención frente a la pandemia, el gobierno del estado ha mantenido en funcionamiento los servicios esenciales para atender a las mujeres en situación de violencia, como el Centro de Justicia para Mujeres, el refugio temporal -que funciona recalcó, con recursos y por voluntad del ejecutivo estatal, en tanto que el recurso federal “está por llegar”- y en muchos municipios las primeras respondientes frente a estea violencia son las directoras de los institutos municipales.

SEM/jap/sj

Comment here

Accesibilidad