Mujeres

Denuncian negligencia en Hospital de la Madre y el Niño Guerrerense

2.371 Vistas

Josefina Aguilar Pastor

SemMéxico. Chilpancingo, Guerrero, 16 de octubre de 2019.- Por segundo día consecutivo, padres de bebes recién nacidos, que han denunciado una serie de irregularidades en el Hospital de la Madre y el Niño Guerrerense (HMNG) en Chilpancingo, que han puesto en peligro la vida de los menores, continúan en espera de atención e información de parte del personal, en el último mes, han fallecido al menos 10 menores.

Este lunes, se conocieron al menos dos denuncias en contra del personal médico de dicho nosocomio, el de la joven de 18 años, María Azucena Visoso Molina, vecina de Zumpango, municipio de Eduardo Neri, quien ingresó el 10 de septiembre al supuesto hospital especializado por complicaciones de preclamsia con un embarazo de siete meses, por medio de cesárea, dio a luz a dos niños que por su condición prematura se quedaron internados en el hospital. Uno murió el sábado y aún no tiene claridad de la causa de la muerte, mientras del segundo, su estado de salud aun no es óptimo.

El segundo, fue denunciado por el señor Urbano Mayo Ramírez, padre de una joven de 15 años, originarios de la localidad del Pericón, municipio de Tecoanapa, llegaron el jueves pasado al HMNG, la menor presentaba síntomas de preclamsia, a las 6 de la tarde del mismo día le practicaron una cesárea y el sábado a las 4:30 de la tarde fue dada de alta con una niña recién nacida. Al poco tiempo de llegar a su casa, la menor no dejaba de llorar, el domingo cuando su esposa la bañó, se percató de una malformación, el ano no estaba abierto y la bebé no podría defecar.

Esto provocó que tanto la madre como los abuelos, regresaran a las 10 de la noche del domingo al HMNG, luego de ingresar, una doctora regañó a la abuela del porque había dicho que la menor no podía defecar, si ya lo había hecho; la galena no se había percatado que lo hizo por la vagina.

Fue hasta entonces que el personal médico se percató de su negligencia con que actuaron al no advertir de la malformación de la recién nacida. De acuerdo a una explicación médica, al nacer, el pediatra o médico general  debe revisar ojos, dedos, el cordón umbilical, oídos, si hay displacía de cadera, que respire bien, y el ano;  luego, lo pesa, mide su cabeza, estómago, el largo de las piernas, y toma una huella del pie para evitar confusiones; después, la enfermera lo limpia y baña, y una vez más, revisa el ano. Al parecer todo este procedimiento no fue realizado por el personal médico que atendió a la bebe.

El director administrativo del HMNG, Omar Salazar,  dijo a los familiares  que la bebé estaba siendo atendida, y  buscaban la posibilidad de trasladarla a un hospital de la Ciudad de México, los gastos correrían a cargo del hospital, sin embargo otra vez no ocurrió, a bordo de una ambulancia fue llevada al hospital de Acapulco, donde no la recibieron por falta de espacio, por lo que tuvo que regresar al nosocomio en Chilpancingo, donde hasta el momento se encuentra, sin que el personal medido informe a la madre o abuelos, lo que procederá “solo nos han dicho que tiene bajo peso y no pueden operarla, tiene que pesar más, pero no sabemos nada más”, dijo el señor el señor Urbano Mayo.

En tanto que la señora “Yesenia”, abuela de María Azucena, comentó que el personal médico sigue sin informar la causa de la muerte de uno de los mellizos, ni del estado de salud en que se encuentra el segundo bebe que aun sobrevive, y que al parecer  tiene problemas respiratorios “mi hija lo estaba cargando y dijo que se puso azul, ya no podía respirar, desde entonces dice que esta entubado, que está muy lastimado de su garganta y sus bracitos, también tiene algunos rasguños”, narró la señora.

Compartió que de acuerdo a comentarios al interior del hospital de usuarias, en el último mes, en dicho hospital, al menos 10 recién nacidos han perdido la vida, sin que las causas sean muy claras.

La abuela pide la intervención del gobernador, para que su nieto sea trasladado a otro hospital, como el de Cuernavaca; ya no confían en el personal médico del HMNG, por la mala atención que asegura ha recibido tanto su hija como sus nietos, uno de los  cuales murió en la Unidad de Cuidados Intensivos Neonatales por un problema causado por una bacteria que se localiza en baños públicos y en  tubos de respiración de los hospitales.

Este martes, luego de que ambos casos se ventilaron en distintos medios de comunicación, el personal médico encabezado por el director, el jefe de pediatría, trabajo social, servicios de salud, llamaron a los familiares de los menores internados, a quienes primero regañaron por denunciar lo que está pasando al interior del hospital, y segundo, les aseguraron que estaban haciendo lo posible por atender a los menores, pero se excusaron en la carga de trabajo para hacerlo con prontitud.

Por segundo día consecutivo también, se solicitó una entrevista con el director del HMNG, el personal de seguridad que se ubica en la entrada, luego de más de dos horas de espera, respondió que el funcionario, continuaba en reunión, y no podía recibir a nadie.

Comment here

Accesibilidad