Uncategorized

Guerrero, el lugar donde la muerte y la ausencia tienen permiso

593 Vistas

Las colectivas hacen el trabajo de las autoridades, y hay recortes presupuestarios

Recordar sus nombres #hastaencontrarlas; estos son los casos de desapariciones ocurridas en Guerrero, se trata de mujeres jóvenes, algunas de ellas estudiantes y otras madres

ENERO:  Alondra Sáenz Bautista, de 17 años, desapareció en Arcelia.  Valeria Benítez Domínguez, de 19 años, desapareció en Iguala.  Marlene Alcocer Carranza, 13 años de edad, desapareció en la localidad de El Terrero, municipio de Juan R. Escuder.  Johana Itzel Díaz Genchi, de 16 años, desapareció en el poblado de San Cristóbal, municipio de Chilpancingo.

FEBRERO Dulce María Santiago Díaz, de 17 años, desapareció en Ometepec. Linda Kristell Deloya Sánchez, de 15 años, desapareció en Acapulco.  Diana Yulissa Valentín Salcedo, de 11 años, desapreció en Acapulco.  Alisson Yamileth Chavelas Matamoros, de 15 años, desapareció en Acapulco. Briseida Martínez Valle, de 13 años, desapareció en Zihuatanejo.  Dulce Esmeralda Ramos Chilapa, de 15 años, desapareció en Coaxtlahuacán, municipio de Mochitlán. MARZO Xitlali del Caño Escobar, de 14 años, desapareció en Zihuatanejo.  Rosa Edith Aguilar Astudillo, de 15 años, desapareció en El Cordón Grande, municipio de Tecpan.  Elizabeth Rendón Palma, de 13 años, desapareció en Olinalá.  Ana Iris Ramírez Andreo, de 14 años, desapareció en Chilpancingo.

 Victoria Jacqueline Pegueros Ávila, de 13 años, desapareció en San Agustín Oapan, municipio de Tepecoacuilco. ABRIL Dulce Daría Ruelas Sánchez, de 17 años, desapareció en Atoyac.  Valeria Campos Amateco, de 15 años, desapareció en Chilpancingo.  Nayeli Sinaí Benítez Arellano, de 37 años, desapareció en Acapulco.  Alondra Daniela Olea Hernández, de 19 años, desapareció Acapulco.  Zuri Cristóbal Real, de 15 años, desapareció en Acapulco. Denisse Piña Estrada, 22 años, desapareció en Ometepec. Hermila Santana Serrano, 13 años, desapareció en Ometepec.  Natalia González Martínez, 28 años, desapareció en Acapulco.  Gabriela Peralta Valente, de aproximadamente 15 años, desapareció en la localidad de Vista Alegre, municipio de San Marcos, en la Costa Chica.

NI SIQUIERA las autoridades quieren hablar de números exactos, los feminicidios y desapariciones es una contabilidad que llevan las organizaciones, que buscan en barrancas, terrenos baldíos, lugares montañosos, a donde les advierten que no suban, porque los grupos criminales los usan como fosas, pero aun así lo hacen y no se detienen.

————————————————————————————————————–

SemMéxico recogió las denuncias del miércoles pasado, donde dos diputadas denunciaron la indiferencia de las autoridades y la opacidad de los recursos. Llamaron a los tres niveles de gobierno a comparecer para explicar lo que pasa.

Muriel Salinas denuncia

Rosalba Ramírez Hernández

SemMéxico/Eje Central, Guerrero, 7 de mayo, 2022.-   Oficialmente, cada seis días desaparece una mujer en Guerrero. Y cada cinco se comete un feminicidio. Se trata de niñas, adolescentes y mujeres adultas, estudiantes, madres y profesionistas. Sin embargo, estas cifras, que parten de las alertas que emite la Fiscalía General de Guerrero que suman 20, en el caso de las desapariciones, son sólo una estimación, porque muchas familias no alcanzan a denunciar por desconocimiento, pobreza o temor.

 Y en el caso de los crímenes de mujeres, la Asociación por la Igualdad de hombres y mujeres en Guerrero, ha contabilizado en los primeros 67 días del año (hasta el 8 de marzo), el asesinato de 13 mujeres con tintes de feminicidios, pero las autoridades no han determinado esa clasificación.

A este escenario de dolor y ausencia para las familias se suma el hecho de que los organismos, sistemas, dirección y secretarías destinadas a la prevención, erradicación y sancionar la violencia contra las mujeres tienen poco o nulo presupuesto para operar. Así que las mujeres desaparecidas y asesinadas este año y los anteriores, difícilmente serán localizadas o sus familias recibirán algún tipo de justicia.

Las organizaciones feministas lamentan que no haya fondos y que las organizaciones de la sociedad civil hagan una labor que corresponde al Estado.

Para la presidenta de la Red para el Avance Político de Las Mujeres Guerrerenses, Muriel Salinas Díaz, la búsqueda de las mujeres desaparecidas es una responsabilidad del gobierno, pero  : NI SIQUIERA las autoridades quieren hablar de números exactos, los feminicidios y desapariciones es una contabilidad que llevan las organizaciones, que buscan en barrancas, terrenos baldíos, lugares montañosos, a donde les advierten que no suban, porque los grupos criminales los usan como fosas, pero aun así lo hacen y no se detienen.

De las familias depende la justicia. Sin la sociedad civil, añadió Salinas Díaz, no hubiera sido posible la visibilización de la violencia o desaparición de mujeres en la región de la Montaña de Guerrero, por ejemplo.

 Las organizaciones creadas desde el interior de las universidades, sostuvo, también realizan una labor de conteo que no les corresponde, no es su tarea, pero tampoco alguna autoridad lo hace. “Estamos en un vacío de información tremendo. Perdemos de vista que el gobierno estatal debe hacer su Programa Estatal para Prevenir, Atender, Sancionar y Erradicar la Violencia contra las Mujeres, que es sexenal. Este debe basarse en un claro diagnóstico sobre esta realidad que refleje a su vez lo que pasa en cada región del estado. ¿Desde cuándo no tenemos en Guerrero un diagnóstico con datos claros sobre mujeres y niñas desaparecidas?, ¿Dónde están los datos de Banavim? ¿Qué pasa con la Fiscalía que es a quien le corresponde generar esa información?”, denunció.

TE PUEDE INTERESAR denuncian falta de interés y recursos:

En el Registro Nacional de Personas Desaparecidas y No Localizadas RNPDNO ENERO Alondra Sáenz Bautista, de 17 años, desapareció en Arcelia.  Valeria Benítez Domínguez, de 19 años, desapareció en Iguala.  Marlene Alcocer Carranza, 13 años de edad, desapareció en la localidad de El Terrero, municipio de Juan R. Escuder.  Johana Itzel Díaz Genchi, de 16 años, desapareció en el poblado de San Cristóbal, municipio de Chilpancingo.

Recordar sus nombres #hastaencontrarlas es la campaña y estos son los casos de desapariciones ocurridas en Guerrero, que este año han documentado los colectivos, se trata de mujeres jóvenes, algunas de ellas estudiantes y otras madres: un déficit crítico del presupuesto.

Del total de los recursos federales aprobados por la Cámara de Diputados, menos del 1% fue destinado a la prevención, sanción y erradicación de la violencia hacia las mujeres. Es así que ante el panorama de impunidad que permea en el país, las mismas familias son las que buscan a sus desaparecidos en el país. En Guerrero Los colectivos tienen registradas a 20 mujeres no localizadas en el estado. Grupos feministas advierten que las desapariciones en Guerrero han aumentado en menores de edad.

El RNPDNO de la Secretaría de Gobernación, en el informe del 11 de abril de este año, expone que, “cada día, 14 personas de entre cero y 17 años se reportaron desaparecidas, no localizadas o localizadas durante 2021.

Grupos feministas advierten que las desapariciones en Guerrero han aumentado en menores de edad.

Desde que se tiene registro, 82 mil 328 niñas, niños y adolescentes han sido reportadas en esta situación, y una de cada cinco de estas personas continuaban desaparecidas o no localizadas hasta el 11 de abril de 2022 (16 mil ≠378 en total)”.

La protesta como memoria Cada año, el día de la no violencia contra las mujeres o el día Internacional de la Mujer, y el 24 de abril en memoria de las mujeres desaparecidas, son los momentos para que los pasos inunden las calles, y los gritos, las pintas y pancartas, se muestren para que todos escuchen lo que pasa. Son los días para visibilizar el dolor, el enojo y la frustración por la falta de justicia. ›Este año en Guerrero, las protestas se hicieron el 25 de abril y durante tres días más, en Acapulco, Chilpancingo, Tlapa, San Marcos y Zihuatanejo.

En todos los actos exigieron un alto a los feminicidios. Esta vez, el dolor estaba a flor de piel. Adelina Cruz, trabajadora del Ayuntamiento, adscrita al área de limpieza de la Secretaría de Salud Municipal, salió a una fiesta en Mexcala, y no regresó a su casa. La buscaron por horas hasta ser encontrada abandonada en otra población, severamente golpeada y con un balazo en la cabeza. Todavía alcanzaron a trasladarla al hospital. Su agonía duró varios días, hasta que murió y fue enterrada el pasado 22 de abril.

 Su voz es inolvidable, aseguran a ejecentral compañeras del trabajo. “Nos culpan por querer salir a divertirnos cuando tenemos derecho”, reclaman.

 FEBRERO Dulce María Santiago Díaz, de 17 años, desapareció en Ometepec.  Linda Kristell Deloya Sánchez, de 15 años, desapareció en Acapulco.  Diana Yulissa Valentín Salcedo, de 11 años, desapreció en Acapulco.  Alisson Yamileth Chavelas Matamoros, de 15 años, desapareció en Acapulco. Briseida Martínez Valle, de 13 años, desapareció en Zihuatanejo.  Dulce Esmeralda Ramos Chilapa, de 15 años, desapareció en Coaxtlahuacán, municipio de Mochitlán. MARZO Xitlali del Caño Escobar, de 14 años, desapareció en Zihuatanejo. Rosa Edith Aguilar Astudillo, de 15 años, desapareció en El Cordón Grande, municipio de Tecpan.  Elizabeth Rendón Palma, de 13 años, desapareció en Olinalá. Ana Iris Ramírez Andreo, de 14 años, desapareció en Chilpancingo.  Victoria Jacqueline Pegueros Ávila, de 13 años, desapareció en San Agustín Oapan, municipio de Tepecoacuilco.

ABRIL Dulce Daría Ruelas Sánchez, de 17 años, desapareció en Atoyac.  Valeria Campos Amateco, de 15 años, desapareció en Chilpancingo.  Nayeli Sinaí Benítez Arellano, de 37 años, desapareció en Acapulco.  Alondra Daniela Olea Hernández, de 19 años, desapareció Acapulco.  Zuri Cristóbal Real, de 15 años, desapareció en Acapulco.  Denisse Piña Estrada, 22 años, desapareció en Ometepec.  Hermila Santana Serrano, 13 años, desapareció en Ometepec.  Natalia González Martínez, 28 años, desapareció en Acapulco.  Gabriela Peralta Valente, de aproximadamente 15 años, desapareció en la localidad de Vista Alegre, municipio de San Marcos, en la Costa Chica. Así que esta vez, en Chilpancingo, colectivos feministas exigieron justicia por el cruel asesinato de Adelina Cruz. Y por todas las que han sido asesinadas antes que ella en Guerrero y todo el país.

Para el domingo 24 de abril, en Acapulco, colectivos feministas realizaron un memorial por las mujeres asesinadas y desaparecidas. En el acceso al parque Papagayo colocaron imágenes de niñas y mujeres, sus fichas de desaparición emitidas por la Fiscalía y otras elaboradas por las propias familias, en donde se asienta que fueron asesinadas o abusadas sexualmente.

Que no se olvide su vida, que no se olvide que fueron violentadas, que no se olvide su muerte y que no se olvide que no han recibido justicia. Los colectivos tienen registradas a 20 mujeres no localizadas en el estado. Mientras los feminicidios se siguen sumando. Sólo ese mismo fin de semana, en el municipio de Tlapa, región de la Montaña de Guerrero, se reportó el crimen de una adolescente de 15 años y de una señora de 40.

Las feministas advirtieron que las desapariciones en Guerrero aumentan en menores de edad, incluso tienen casos de mujeres que han desaparecido después de acudir a marchar o protestar contra la violencia de género. “Tenemos muchos problemas. Tenemos acoso por los violentadores, pero tampoco nos sentimos seguras por la parte institucional”, coincidieron, mientras instalaban el memorial por sus compañeras desaparecidas y violentadas. Y tienen razón, apenas el pasado 1 de mayo, otros dos feminicidios ocurrieron en Guerrero, ahora en el municipio de Copanatoyac. Las dos mujeres fueron encontradas a orilla de la carretera interestatal Potoichán-San Vicente Amole, en la Región de la Montaña, con impactos de proyectil de arma de fuego.

Eran de Laguna Membrillo municipio de Zapotitlán las Tablas, se llamaban Eleuteria Dircio Cristino y Rosalía Pérez García y eran nuera y suegra, respectivamente. Los casos, en Guerrero no paran.

Comment here

Accesibilidad